Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #5596 |  Ecuador, sábado, 30 de mayo de 2020 |  Ver Ediciones Anteriores

EXPRESO (Guayaquil) Tenguel agoniza entre la contaminación y el olvido

2010-10-17 08:40:54
Sociedad
3251

Extracción de oro ha cambiado la calidad de vida en los poblados bajos. No hay agua para el consumo y los ríos se extinguen

Luis Florencio Espinosa, a sus 70 años, recuerda que en los tiempos de la abundante pesca solo necesitaba lanzar la atarraya al río. Lo que no recuerda es cuándo el río Tenguel, que desemboca en el Golfo de Guayaquil, empezó a ensuciarse y el día en que la pesca se perdió para siempre.

Desde entonces nada fue igual en este último rincón de la provincia de Guayas, llamado Puerto Conchero. Una hilera de casas en las que la pobreza parece haberse detenido permanentemente. Luis Florencio reconoce que tres de sus hijos, con sus esposas y niños, comparten el mismo espacio y eso es el denominador común de cada vivienda.

Debe navegar hasta seis horas para encontrar las especies que busca, nunca cerca al río por las condiciones que posee. Es el costo de la contaminación. El río Tenguel serpentea limpio desde la cordillera, y a medida que se despeña tierras abajo, en el cantón Ponce Enríquez en la provincia del Azuay, la minería utiliza sus aguas para evacuar sus residuos venenosos.

El Municipio de Guayaquil ha monitoreado en esta zona la calidad del agua y sus resultados en los últimos tres años son más que alarmantes.

El último análisis fue firmado el 3 de julio de 2009 por el alcalde Jaime Nebot. Dice que aguas arriba y abajo existen metales pesados como cobre, cromo, cobalto, níquel y mercurio que sobrepasan los límites máximos permisibles.

El caso no se limita al río Tenguel. En circunstancias iguales y peores se encuentran las subcuencas de los ríos Gala y Siete. Las tres riegan con sus aguas 35.651 hectáreas, según un estudio presentado por la Universidad del Azuay.

En febrero de este año, el director de Salud e Higiene del Municipio de Guayaquil, Ernesto Romero Toro, proporcionó las primeras muestras sanguíneas a los habitantes del sector de San Rafael, un recinto de Tenguel que supuestamente se beneficia con una concesión de agua del río Chico. Los resultados establecen la presencia en exceso de cobalto en el 15,33%, de cromo en el 5% y cadmio en el 0,66%.

Aguas arriba

Esther Landeta, de 34 años, decidió luchar por su comunidad cuando descubrió en el 2006 que el agua del río Chico manchaba el banano de la finca de su padre. Obtuvo un informe del delegado de protección ambiental del Azuay del entonces Ministerio de Minas y Petróleos, según el cual en la parroquia Shumiral, de Ponce Enríquez, “la planta de beneficio Paz Borja (que procesa el oro de diversas concesiones mineras) desalojaba las aguas de tratamiento del oro a la vertiente natural, sin contemplar ninguna norma de prevención”.

El informe cita que en la inspección se pudo hablar con Ruperto Franco “quien nos supo informar que la planta es propiedad del arquitecto Galo Borja”, en ese entonces asambleísta de PAIS en Montecristi y más tarde Ministro Coordinador de los Sectores Estratégicos. En abril de 2008 Landeta y la comunidad de Tenguel llegaron a Montecristi y encararon a Borja y lo responsabilizaron de la contaminación.

Ella explica que luego de ese encuentro Ruperto Franco la reprendió por haber metido en el tema al asambleísta. En junio de 2008 un ex compañero de colegio, llamado Fernando Lozano, le contó que varios sicarios habían sido contratados para matarla. Escapó pero Lozano sí fue asesinado. El caso es monitoreado por Amnistía Internacional y Esther Landeta cuenta con respaldo policial desde entonces.

El ex Ministro Coordinador de Sectores Estratégicos y ex Subsecretario de Comercio Exterior nunca se sintió cómodo con las denuncias, explicó que esa empresa de procesamiento (que no es una concesión minera) se estableció para evitar más contaminación, generada por las concesiones. Luego aseguró que las acciones de la empresa no estaban a su nombre.

En noviembre del año pasado la ministra del Ambiente, Marcela Aguiñaga, determinó que esa planta se encuentra dentro del bosque protector Molleturo. EXPRESO trató de contactar al ex ministro para que precise las fechas en que transfirió su paquete accionario de esa planta, pero sus asesores aseguraron que estaba fuera del país.

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.