Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4501 |  Ecuador, jueves, 25 de mayo de 2017 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

Autores de libro sobre CIA en Ecuador coinciden en que se desestabilizó democracia en el país y se buscó impedir crecimiento de Izquierda en la nación (AUDIO)

1639

Audio

Marzo 04 - Jaime Galrza y Francisco Herrera

LO MEJOR DEL 2015 DE ECUADORINMEDIATO/RADIO

A propósito de la presentación del libro "La CIA contra América Latina, caso especial: Ecuador" que se realizará mañana, jueves 05 de marzo de 2015, a las 18h00, en el Salón Los Libertadores del Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, el periodista Francisco Herrera Aráuz y el escritor Jaime Galarza concordaron en que la CIA fue la causante de la desestabilización de la democracia en el país. Además, aseguraron que uno de los principales objetivos de la CIA era romper las relaciones entre Ecuador y Cuba y así impedir el crecimiento de la Izquierda en la región.

Con respecto a la aparición de Philip Agee, el periodista Francisco Herrera Aráuz contextualizó este tema y comentó que Agee, fue un ciudadano norteamericano que se inscribió como agente para participar de los programas de la CIA en 1959; se entrenó como agente y en 1960 fue enviado a Ecuador, en donde cumplió funciones como agente de la CIA y en tres años, destrozó a la historia del país.

Luego se dirigió hacia Uruguay para enfrentar a los Tupamaros y terminó en México en los 70, Agee decidió renunciar a la CIA en 1972 y escribir hasta 1975 un libro que se denominaría “La Compañía por dentro”, cuya parte más importante es revelar cómo actuó la CIA entre 1960 a 1963.

El libro “La CIA contra América Latina, caso especial: Ecuador” contiene dos entrevistas hechas a Philip Age. La primera, como una reacción a la publicación de Agee que la realiza el escritor Jaime Galarza en 1975 en Londres. La segunda que la hace el periodista Francisco Herrera Aráuz, en La Habana.

Jaime Galarza afirmó que la realización de esta obra es muy importante porque la memoria histórica del país, además de ser una necesidad, presenta mucha debilidad, sobre todo con las nuevas generaciones “que ignoran hasta lo que ocurrió hace cinco años, no digamos, lo que sucedió en los años 60 al 63”.

Galarza expresó que la decisión de escoger al comunicador y periodista Francisco Herrera Aráuz para la realización y compilación de la información, fue tomada en consideración al alcance de la entrevista que el periodista le realizó a Agee en 2006.

“Esta entrevista llega a ser complementaria porque, a pesar del transcurso de los años, se va ensamblando lo uno con lo otro, por ejemplo en el tema de los mecanismos que se emplearon en esa ápoca para torcer la historia del Ecuador”, dijo Galarza.

De su lado, el periodista Herrera Aráuz, con respecto a este tema, ejemplificó diciendo que entre 1948 a 1960, el Ecuador había disfrutado de un proceso de estabilidad inigualable y que tras la salida forzosa del poder de Velasco Ibarra, se divide a la Izquierda, se persiguen a comunistas, eligen a Carlos Julio Arosemena, a quien también lo sacan del poder, se coloca como vicepresidente de la República “a un empleado a sueldo de la CIA como Reinaldo Varea Donoso”.

“Él cobraba US$700 dólares como sueldo de la CIA mientras era Vicepresidente de la República, entonces, los efectos de la actuación de Agee fueron devastadores porque a partir de ahí, la Izquierda ecuatoriana queda fragmentada y dividida”, señaló el periodista.

Por su parte, Jaime Galarza indicó que hubo un caso particular con respecto a la Unión Revolucionaria de la Juventud Ecuatoriana (URJE), grupo cuyo fundador fue el escritor mencionado. Afirmó que, esta organización fue definida como la más peligrosa desde el punto de vista del Gobierno norteamericano, por ende de la CIA, en virtud de que eran partidarios de la Revolución Cubana.

“Organizábamos marchas, manifestaciones porque entendíamos que la Revolución Cubana era parte de un proceso de liberación de todos nuestros pueblos, pero contra esta organización se fue en gran parte la acción de Philip Agee, a tal punto que él dice que cuando hubo un grupo de ‘urjistas’ que se reunió en el Toachi con fines de preparación guerrillera, hubo un agente de la CIA en el grupo”, contó.

Asimismo, expresó que este agente de penetración de la CIA, quien trabajaba a órdenes de otro oficial de la policía: José Vargas Vacacela, fue descubierto y huyó del país. Galarza explica que éste, se convirtió en asesor político de alguno de los gobernantes y gobiernos de los Estados Unidos.

“Se trataba de Alonso Montalvo, un riobambeño, compañero de estudios secundarios de Milton Reyes, quien fue asesinado debido a que fue una de las personas que más siguió la pista de los agentes de la CIA”, añadió el escritor.

Con respecto a la salida de Philip Agee de la CIA, Jaime Galarza detalló, en una entrevista para “El Poder de la Palabra” de Ecuadorinmediato.com/Radio; que el impacto de su salida para Ecuador, fue “extremadamente eficaz” para los fines de la CIA.

“Él logró reclutar alrededor de 200 agentes importantes, eran dirigentes universitarios, oficiales de las Fuerzas Armadas, de la Policía, periodistas de diarios importantes, dirigentes gremiales, altas figuras del partido conservador que jugaban un rol destacado como por ejemplo Presidentes de la Cámara de Diputados o Senadores. Fue la flor innata de la política de aquella época”, manifestó.

También aseveró que, en ese tiempo se dieron manifestaciones anticomunistas, anticubanas que eran movilizadas bajo el grito de “Viva Cristo”, “Viva la religión”, “Abajo el Comunismo”. “Esto sucedió porque la CIA colocaba bombas en los templos y esas acciones eran atribuidas al partido comunista, a URJE, a Cuba y se creó un ambiente de persecución y odio de la que participaron muchos y muchos otros fueron las víctimas”.

Con respecto al desconocimiento por parte de la ciudadanía hacia la aparición y las declaraciones hechas por Philip Agee, el escritor Galarza explicó que, a su parecer, no tuvo impacto su presencia porque “hay que reconocer la vinculación cercana, de los grandes medios privados, a la Embajada de EE. UU. y a la CIA”.

“Con el control informático y mediático que había, obviamente no iban a ocuparse de aquello. Las publicaciones eran minúsculas, yo fui quien alentó a una publicación. Yo creo que si llegamos a los 1.000 ejemplares era muy poco”, dijo.

Asintió que el “viraje” de Agee era el caso de alguien que cobraba conciencia. Contó que no era la primera vez ya que en el país norteamericano, se han dado muchos casos de agentes que, en un momento determinado recuperaron “la conciencia humanística”.

“Yo tuve la oportunidad de conversar con algunos norteamericanos en Cuenca, que eran parte del Cuerpo Paz y me decían: A nosotros nos mandaron acá diciendo que íbamos a salvar la democracia de Ecuador, llegamos y nos encontramos con que hay una miseria terrible, pero no problemas con la democracia. Hay una explotación de los indígenas, fuimos engañados por nuestros gobiernos”, mencionó Galarza.

Asimismo, el escritor dijo que los jóvenes norteamericanos se encontraban en una posición de rechazo al “engaño” del cual se sintieron fueron parte. “Me contaron que a los que se revelaban contra su Gobierno, los enviaban a Vietnam”.

Sobre el impacto de la CIA en Ecuador, el periodista Jorge Galarza recordó uno de los cuestionamientos que le realizó a Agee en su entrevista. “Hay una pregunta que le hice a Philip Agee y figura en la entrevista que está en este libro. Yo le dije: ¿No crees tú que cuando se descubre a un agente y se lo denuncia como tal hay un intermedio en el asunto o queda una cola tras de él?, él dijo que queda necesariamente una cola porque una de las tareas fundamentales del agente es reclutar las agentes, extender redes por la misma posibilidad de que el agente sea descubierto. Entonces necesariamente el agente trabaja por crear una red”

Por su parte el periodista Francisco Herrera Aráuz, comentó que realizó la misma pregunta a Agee casi 39 años después: “Me dice más o menos lo mismo. Que él cree que se tiene que seguir haciendo esto en el Ecuador porque dice por ejemplo, hay que imaginar que la embajada ahí mismo, hay gente trabajando diariamente, muchas veces por la noche y fines de semana en esto. O sea intervenir en la política ecuatoriana”.

A lo que le cuestionó si la CIA continuaba haciendo lo mismo, él respondió: “Yo diría que sí, lo que tienen que prevenir ahora es la repetición de lo que pasó en Bolivia que dice desconoce francamente la objetividad y la organización de las comunidades indígenas en el país, pero ellos eligieron a Morales en Bolivia”, dijo.

Para el criterio de Francisco Herrera, “deben haber desmontado una parte, deben haber protegido a los agentes en otra. Aunque no lo crean, el señor José Antonio Baquero de la Calle y el señor Rafael María Arízaga Vega, denunciador por Agee en 1975 como agentes financiados, pagados, sustentados por la CIA que recibían miles de dólares de sus bancas”.

Justamente, Baquero de la Calle y Arízaga Vega, en el 78, fueron las autoridades  que presidieron las elecciones “con las que volvimos a la democracia, los dos hablaban del tribunal de la mano negra y los dos impiden el retorno de Jaime Roldos Aguilera. A los dos no se les hizo mella si quiera que se les haya denunciado como agentes de la CIA”, indicó Herrera.

Al cuestionarles sobre el impacto que la CIA tiene en la actualidad tanto Galarza como Herrera coincidieron que la CIA de 1974 no se parece a la de hoy en día.

“Por qué se crea y para qué se creó la CIA. La CIA se creó para ser el instrumento de intervención política a través de diferentes medios incluido el terrorismo, la desestabilización, la propaganda, en 1947, cuando comienzan los Estados Unidos su carrera de superpotencia frente a la Unión Soviética que existía en esa época. En la actualidad, la pregunta es esta ¿Tiene la misma importancia la CIA de 1947 que la de hoy día?, en esa época por ejemplo el petróleo ecuatoriano no existía, los Estados Unidos no tenían la necesidad del petróleo venezolano en la forma que ahora lo requieren. En esa época no había un proceso de liberación de América Latina, estemos o no de acuerdo con los gobiernos revolucionarios, nacionalistas o del continente. Es la verdad que Estados Unidos se basaba en la OEA para dominar a nuestro país, pero ahora hay UNASUR, hay CELAC, PETROCARIBE.  Hay nuevas formas de nexos entre los gobiernos latinoamericanos y esos gobiernos no son de gusto de los Estados Unidos porque no les permite el saqueo directo de la riqueza, no les permite la implantación de un modelo neoliberal que permita la privatización de las empresas de Estado”, dijo Galarza.

Además, acotó que “la CIA tiene mucha más importancia para los Estados Unidos que en años anteriores. En el caso de Ecuador, no vemos, no lo sabemos pero preguntemos ¿Les habrá gustado a los Estados Unidos que se expulse a una embajadora?”.

Para Francisco Herrera, en los 60 era inimaginable que se desvinculen del país a una embajadora norteamericana “y eso que ellos ponían los gobiernos –menos el de Velasco Ibarra porque ganó por elecciones- El caso de manipulación por lo de Arosemena es grotesco, el caso de la junta militar que tumba a Arosemena es terrible y grotescamente desagradable”.

Otra de las interrogantes que surgieron en la mesa redonda fue justamente por qué la CIA no mató a Philip Agee, para lo que los entrevistados señalaron que a pesar de que su vida no sufrió un atentado, tuvo varias complicaciones al momento de querer residir en un país.

“Eso le pregunté yo de manera informal, ya cuando terminamos, pero él dijo que se hizo visible, que en el momento en el que denuncia se hizo visible, por lo cual se volvió en un blanco difícil de matar, pero lo persiguieron de la manera más inimaginable”, comentó Francisco Herrera.

De igual manera, Galarza señaló que “cuando lo busqué a Agee en 1975, por otro motivo yo andaba por Europa, sabía que él estaba oculto en algún punto de Inglaterra, fui hacia allá. Él vivía oculto en Inglaterra, luego hubo una facilidad para que salga al público con el apoyo de universidades, pero en todas partes le quitaban la visa, le prohibían la entrada, le expulsaban del país, amenazaban a la familia y bueno mil de vicisitudes, entonces no es que fue una vida así de sencilla. No podía volver a los Estados Unidos que era su país”.

A Philip Agee se le quitó la nacionalidad norteamericana y pidió asilo político en Cuba. “Philip Agee nunca volvió al Ecuador, quiso volver, pero tenía una carga emocional muy fuerte con relación al Ecuador. Yo le pregunté si era consciente de los daños que nos causaron y me dijo daños de qué tipo y yo le dije que políticamente nos destruyeron y lo admitió”, narró Herrera.

En cambio Galarza contó que Philip le agradeció por la entrevista y aseguró que era “la primera ocasión que me entrevista una de mis víctimas”, en el libro de Agee Galarza consta como uno de los perseguidos y se le acusó de innumerables hechos que no eran verdaderos, pero que se forjaron desde la CIA para acusar a Jaime Galarza.

Según Herrera, “el objetivo de la CIA era romper las relaciones con Cuba y romper el crecimiento de la izquierda”.

Finalmente, sobre cómo los entrevistados lograron tener una entrevista con Agee, Galarza fue el primero en contar su anécdota y reveló que él mismo le comentó a Agee la posibilidad de publicar un libro.

“A través de amigos ingleses, amigos comunes, me dijeron tú quieres entrevistar a Philip Agee y nosotros sabemos cómo. Me llevaron a la casa de él –él no vivía en Londres, vivía afuera- ahí me presentó a su hijo quiteño que siempre añora con conocer su ciudad natal y nunca pudo hasta el día de hoy”, indicó Galarza.

Galarza recordó que la entrevista con Agee fue “una conversación de varias horas porque como Francisco pudo constatar, Philip tenía una memoria extraordinaria y se acordaba de detalles, de anécdotas, de calles, de los apodos de cierta gente y como en mi caso yo era contemporáneo a esa historia, conocía la misma gente y todo se hizo una conversación muy fluida y a él le dijo que esas conversaciones quiero trasladarlas a una entrevista y publicarlas”.

Mientras que Francisco Herrera comentó que en su caso nunca pensó en publicar la entrevista, la misma que había estado buscando desde hace 30 años. “En mi caso yo lo busqué por 30 años y llegar a donde él, me propuse en lo personal si nunca tener el objetivo de publicar la entrevista, esto es más bien como un objetivo, sigo siendo el objetivo de hacer un libro de la CIA en el Ecuador. Es la iniciativa de Jaime Galarza lo que motivó aquello”, sostuvo.

“Yo me tuve que financiar de mí parte, de mí costo el viaje a la Habana, la estadía, mi permanencia esos días y conseguir conversar con la persona que irónicamente había estado a dos cuadras del hotel donde estaba alojado, mientras que yo lo esperaba un largo fin de semana con la expectativa de que no me la iba a dar. No conocía que estaba tan enfermo para que llegue a fallecer, porque mi expectativa era que una vez corroborado todo poder realizar una segunda entrevista”, recordó Herrera.

Este jueves 5 de marzo,  se efectuará un conversatorio en la Cancillería a partir de las 18h00, además se realizará una entrega gratuita de libros a los asistentes. “Pida un libro y si la persona está interesada, hay formas de pedirlo en la Cancillería, sí solicitando un libro, llévese uno y difúndalo porque esa es la verdad que se debe difundir”, recomendó Herrera.

Para concluir Galarza aseveró que tanto él como Herrera: “Nos comprometeríamos a sostener diálogos con las personas que se interesen al margen de la reunión de mañana. Al menos en mi óptica yo creo que quienes conocemos cosas tan importantes de un pasado reciente, en definitiva reciente porque estamos hablando de épocas, estamos obligados a transmitir esas experiencias, esos conocimientos a las nuevas generaciones porque de otra manera se repiten los hechos y para que no se repitan”. (JPM) (DRT)

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.