Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4501 |  Ecuador, domingo, 23 de abril de 2017 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

SOLO 12 MINUTOS: ESE FUE EL TIEMPO QUE LE TOMÓ A ECUADORINMEDIATO INFORMAR SOBRE EL TERREMOTO ¿Y EL RESTO?

2016-05-02 07:48:00
Reportes y Reportajes
4352

Por Pamela Aguas Yánez

A las 18h58, del sábado 16 de abril del 2016, se produjo el terremoto de 7.8 grados y a las 19h10 salió al aire el primer reporte sobre el hecho en Ecuadorinmediato. 12 minutos le costó a la redacción de nuestro periódico digital llevar a usted la información veraz, oportuna e inmediata sobre la tragedia. El grupo de periodistas del portal se activó de inmediato, pero ¿cómo fue la cobertura de ese día? Aquí le contamos.

Como el terremoto más destructivo de las últimas décadas, así fue catalogado el movimiento telúrico que ha dejado, hasta el momento, más de 650 personas fallecidas, y que azotó a los ecuatorianos el 16 de abril del 2016.

Se ha hablado ya sobre la solidaridad y también en relación con el peor de los comportamientos de los ecuatorianos frente a la tragedia. Se ha hecho análisis sobre las acciones estatales frente a lo ocurrido, pero ¿qué hizo la prensa en ese momento, donde se requería de su inmediatez para informar?

Los medios tradicionales

La información en medios de comunicación tradicionales sobe el hecho fue nula. A esa hora, todos los canales de televisión transmitían películas, series y todo tipo de producción de entretenimiento; pero sobre el terremoto, no se hablaba nada.

Tuvo que pasar varias minutos para que la reacción de los medios llegara, pocos canales de televisión habían convocado a sus presentadores estrella, que, bien maquillados y peinados, salieron a dar las primeras y escuetas informaciones sobre el terremoto. Todos los reportes giraron en torno a la caída del puente de Guayaquil, no había nada más que informaran.

Por supuesto, lo que ocurrió en las ciudades más golpeadas, en las provincias de Manabí y Esmeraldas, no se conoció. Pedernales, Jama, Canoa, Bahía de Caráquez y más localidades fueron invisibilizadas por los grandes medios que ni siquiera sabía cómo actuar en esos lugares.

La radio, en cambio, tuvo una participación un poco más rescatable. Y es que, algunas de ellas, movilizaron a sus reportes hacia los lugares de los hechos para conocer, aunque sea de forma poco organizada, lo que estaba ocurriendo en esas zonas.

¿Y Ecuadorinmediato?

La jornada del sábado 16 de abril del 2016 en Ecuadorinmediato.com inició, como cualquier otra, informando sobre lo que ocurría en el país al mundo. La edición de ese día contaba con información relevante sobre diversos temas, incluido el enlace ciudadano que lo dirigió el vicepresidente de la República, Jorge Glas.

Pero, uno de los hechos más relevantes de los últimos años agitó la sala de redacción de Ecuadorinmediato.com: el terremoto de 7.8 grados.

El movimiento telúrico se produjo a las 18h58, según lo estableció el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional, y tan solo 12 minutos después, a las 19h10, la periodista encargada de edición de fin de semana informó sobre el hecho.

La primera información de nuestro portal se basó en lo que dijeron preliminarmente los organismos oficiales, en este caso, el IG, en su cuenta en la red social de Twitter.

Minutos después, nuestro director, Francisco Herrera Arauz, activó el grupo de emergencia de Ecuadorinmediato en WhatsApp, dando indicaciones claras a los periodistas sobre la rigurosidad con la que debíamos manejar la información, esto, por los cientos de datos sin confirmar que se difundía, especialmente, en redes sociales.

Ecuadorinmediato.com basó sus noticias sobre el suceso, especialmente, en lo que difundió a esa hora Radio Pública del Ecuador, uno de los pocos medios que reaccionó de inmediato e informó lo que estaba ocurriendo.

La labor periodística de nuestro equipo fue titánica y es que, a más de la inmediatez con la que debíamos informar, nuestra misión fue entregar a nuestros lectores información veraz sobre los hechos y no únicamente basarnos en lo que se decía en redes sociales que, ciertamente, sobrepasaba lo que se registraba en las zonas de desastre.

Pero, la labor no quedó en ese sábado, continuó el domingo también, cuando nuestro equipo desde la mañana se integró al sistema informativo para seguir minuto a minuto las novedades que se generaban del hecho. Modalidad que fue aplicada durante toda la semana también.

Sin lugar a dudas, la labor que emprendimos ese día fue reconocida por el alto número de visitantes que experimentó nuestra página. Y es que los ecuatorianos querían saber qué realmente estaba ocurriendo y no querían dejarse informar por los usuarios convertidos en reporteros, por lo que acudieron hasta nuestra plataforma.

Pero no, no es la primera vez

Ecuadorinmediato está acostumbrando a brindar a su público información instantánea, veraz y real sobre todos los temas. Vale recordar nuestra labor el 30 de septiembre del 2010.

Ese día, nuestro periódico digital fue el único que informó a Ecuador y el mundo lo que pasaba en el país. Todas las páginas web de los medios tradicionales se cayeron, pero la nuestra, gracias a un contingente de emergencia, logró mantenerse al aire para informar.

Nuestra labor fue tan efectiva que, incluso, varios organismos internacionales se informaron sobre lo que ocurría en Ecuador a través de nuestro portal y hasta tomaron decisiones basados en lo que nosotros reportamos.

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.