Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4501 |  Ecuador, domingo, 23 de abril de 2017 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

FRANCISCO CAJIGAS: DETENIDO POR POLICÍAS ECUATORIANOS, APARECIÓ MUERTO Y ENTREGARON SU CUERPO SIN CABEZA

2016-05-29 12:57:00
Reportes y Reportajes
3577

Por Pamela Aguas Yánez

El caso del colombiano Francisco Cajigas, quien fue detenido por la Policía ecuatoriana en la localidad de Ibarra, provincia de Imbabura, por un supuesto robo, y que, posteriormente, desapareció, encontrándose su cuerpo a los 13 días en la pista Las Garzas de Yaguarcocha, ha prendido las alarmas, ya que uniformados ecuatorianos estarían vinculados en el caso, por lo que se han abierto investigaciones internas para establecer la responsabilidad de los policías. A ello, se suma el insólito capítulo de que una autoridad del Centro Forense de Esmeraldas se habría "olvidado" incluir la cabeza del fallecido en el paquete que contenía su cuerpo y que fue entregado a sus familias.

El 17 de noviembre del 2015, Francisco, quien se encontraba en estado de ebriedad, habría roto accidentalmente el espejo de un vehículo ubicado en la vía pública.

A su casa, ubicada en las calles Flores y Salinas de la ciudad de Ibarra, provincia de Imbabura, llegaron policías quienes lo habrían inculpado del supuesto robo del espejo de un carro y fue detenido.

Según varios vecinos del sector, durante la detención uno de los cinco policías habría maltrató a Francisco, quien lo ofendió verbalmente, en respuesta, el uniformado lo habría abofeteado y amenazado “con llevarlo a ajustar cuentas”, recoge la Asfadec.

Posteriormente, los policías lo llevan a Fiscalía para la presentación frente a la correspondiente autoridad, quien determina que debe ser conducido al Centro de Detención Provisional mientras aparezca la persona afectada del delito que lo acusa.

El policía que habría abofeteado a Francisco, al salir de la Fiscalía, habría entregado al joven a los patrulleros de dos policía diciéndoles: “les entregó a buen recaudo”, los uniformados, de acuerdo con su testimonio, lo llevan a Priorato, barrio cercano a Yaguarcocha. A partir de ese momento se desconoció su paradero.

Tras ello, se presentaron las denuncias respectivas por la supuesta desaparición forzada de Francisco en la ciudad Ibarra por parte de su conviviente y en Pasto, Colombia, por su hermano mayor, según RCN.

De esta forma se activó un plan de búsqueda por parte de las autoridades de los 2 países y varios miembros de nuestra familia se desplazan a Ecuador para apersonarse y colaborar con este proceso.

13 días después de ser desaparecido, el 30 de noviembre de 2015, en horas de la mañana se recibe una llamada al ECU 911 y se informa de la presencia de un cuerpo en la pista Las Garzas de Yaguarcocha.

Los familiares acuden al sitio para verificar su identidad y constatar de que se trata de Francisco, las autoridades respectivas proceden a hacer el levantamiento del cadáver y es trasladado al Centro de Investigaciones de Ciencias Forense de Esmeraldas.

Esmeralda Enríquez, pareja del Francisco José, aseguró que “fueron las autoridades, cinco policiales, quienes se llevaron al colombiano después de haber roto accidentalmente el espejo de un vehículo ubicado en la vía pública”.

“Ahora exigimos justicia, que este caso no quede en la impunidad, que las autoridades ecuatorianas nos digan la verdad de lo que paso con nuestro familiar y pedimos a intervención del Gobierno de Colombia para que le exija al gobierno ecuatoriano cuentas sobre este caso que deja tanto dolor sobre una familia Colombiana”, afirmó.

Según el informe forense ecuatoriano, Francisco murió por un golpe en el cabeza. El 12 de diciembre, el cuerpo es entregado luego de que supuestamente se le realizará la necropsia e identificación científica.

Para verificar y ampliar el informe, la familia de Francisco solicitó la ampliación de la diligencia con personal técnico de Colombia. El fiscal asignado solicitó cooperación internacional, la diligencia de exhumación se realizó el pasado viernes 20 de mayo, pero se constató que el cuerpo de Francisco no tenía la cabeza.

Carlos Andrés Ruiz, hermano de la víctima, señaló que el cuerpo fue recibido embalado por parte de las autoridades ecuatorianas en el mes de diciembre y que se les sugirió no abrirlo por su alto estado de descomposición por ello lo sepultaron sin percatarse del hecho.

Agregó que es claro que se quiere borrar las evidencias de cómo fue asesinado presuntamente por cinco integrantes de la Policía ecuatoriana que lo retuvieron y que posteriormente lo habrían desaparecido, según informó Caracol.

Ante estas presuntas irregularidades, la familia de Fernando presume que la desaparición y muerte de Francisco responde a una violación de derechos humanos cometida por agentes del Estado, por lo que pidieron que la Policía Nacional no se haga cargo de la investigación del caso, sino directamente la Fiscalía.

“Sin embargo, la Policía ha estado presente durante el proceso y en la exhumación. El argumento que Fiscalía de Ibarra dijo que al conocer que podría ser una grave violencia de derechos humanos impidió que participe la policía de Ibarra y pidió que participara la policía de Quito. Rechazamos este argumento porque la Policía es un cuerpo que tiene una institucionalidad que no se modifica por provincias. Por lo tanto, la investigación debería darse por civiles especializados bajo la dirección de Fiscalía, pero esto no ha ocurrido”, señalaron los familiares.

Asimismo, pidieron que el caso sea conocido por Comisión de la Verdad y no por Fiscalía común como el tipo de delito que se habría cometido.

El pasado 25 de mayo, el representante de la Comisión de la Verdad, Fidel Jaramillo; Jefferson Ibarra fiscal de caso; Daniela Nájera, Asesora del Ministerio del Interior; Coronel Vargas Alzamora, Secretario Administrativo de la Comandancia General de la Policía y Gina Pasquel, asesora jurídica de la Fundación Regional de Derechos de Derechos Humanos (INREDH), se reunieron con los familiares de Fernando.

Según difundieron los familiares, “en la reunión con la Comisión de la Verdad nos informaron que presuntamente la cabeza de Francisco estaría en custodia del Centro de Investigaciones de Ciencias Forense de Esmeraldas”.

“Esto debido a que supuestamente un funcionario de este departamento habría olvidado incluir la cabeza junto al cuerpo en la funda que nos entregaron. Como familiares nos preguntamos cómo es posible que esto haya sucedido y si en verdad el cuerpo que nos entregaron y la cabeza pertenecen a Francisco”, aseguraron.

Fidel Jaramillo de la Comisión de la Verdad les indicó a los allegados del joven que el caso ya se encuentra en la Comisión bajo la dirección del Fiscalía en Ibarra.

La familia del ciudadano colombiano criticó que la Policía Nacional, a través de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (DINASED), investigue el caso cuando integrantes de la institución son los principales sospechosos de la muerte de Francisco.

“Fiscalía justifica que la participación del personal de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (DINASED) en el proceso se debe a razones presupuestarias y porque supuestamente la DINASED es el único equipo especializado. La presencia de la Policía en el proceso siendo el principal sospechoso de los hechos no garantiza una investigación transparente e independiente. Más aun violan los estándares internacionales que prohíben la participación de agentes del Estado en muertes extrajudiciales”, señalaron los familiares.

Tras la reunión, los familiares dieron que las respuestas por parte de las autoridades “en vez de aliviar nuestra preocupación sobre el caso, nos han generado más dudas sobre cómo se está llevando el proceso y como se justifica las irregularidades de la investigación”.

De su lado, la Fiscalía General del Estado, informó que con la finalidad de reforzar la investigación previa en torno a la desaparición y muerte del ciudadano extranjero, ha solicitado la Asistencia Penal Internacional a su par de Colombia.

La asistencia penal consistiría en pedir un análisis de las muestras tomadas al cuerpo del foráneo, con el fin de cotejar ese resultado con el realizado en Ecuador. De esta manera se busca reconfirmar las causas de la muerte del ciudadano colombiano.

Diego Fuentes, viceministro del Interior, anunció que, al interior de la Policía Nacional, se ha abierto investigaciones para determinar las eventuales responsabilidades de los uniformados que detuvieron a Francisco Cajigas, ciudadano colombiano, quien después falleció.

“Lo que corresponde a la Policía Nacional hemos abierto, no solamente la parte judicial para la potencial determinación de la responsabilidad de los miembros de la Policía Nacional que actuaron ese día, sino que también están aperturados procesos administrativos y disciplinarios por la desvinculación inmediata de esos miembros”, dijo.

Señaló que ya se encontró el cráneo del colombiano, que no fue enviado, junto al cuerpo, a su país de origen. Además, informó sobre los procesos administrativos y disciplinarios.

“Ahí se va a aperturar por parte de la Fiscalía General del Estado una investigación para determinar la responsabilidad de los peritos que actuaron”, sostuvo.

Se espera que en los próximas días se den mayores detalles sobre las indagaciones que se han abierto al interior de la Policía Nacional. Fuentes agregó que esa institución ha colaborado con todos los datos necesarios.

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.