Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4501 |  Ecuador, domingo, 30 de abril de 2017 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

¿POR QUÉ SERÁ QUE "SUMA" NO suma?

2016-10-17 07:40:00
Análisis
7708

Por: Dr. Francisco Herrera Aráuz / Ecuamex

En medio de una serie de definiciones político electorales, que ya marcan terreno a futuro en Ecuador, en las últimas horas saltó una duda cruel que exige respuestas crueles igualmente: ¿A que juega SUMA?, ¿Por qué no define Mauricio Rodas? Hurgando a fondo en los corrillos de partidos y movimientos que están en pre campaña electoral uno se halla con respuestas inauditas, tantas que solo dicen de una actitud sinuosa, crítica, llena de codicia política que los retrata de cuerpo entero al movimiento oficialista de Quito, y por eso no suma.

Si hay una condición que describe con exactitud al movimiento SUMA, el de Mauricio Rodas, es esa imagen de indefinición permanente que le caracteriza. A Suma y Rodas les acompaña una fachada de lado anverso de sospecha continua, con la cual juegan y abusan de tal ventaja que les ha permitido sorprender con resultados exitosos como el triunfo en la alcaldía de Quito en el 2014, así como la forma como lleva adelante su gestión el propio Rodas, con quien al parecer “nadie sabe nada” por lo que no hay a que atenerse ante tanta opacidad política.

A inicios del 2015, Rodas, en su estilo sorprendió a la clase política nacional con una alianza de unidad en torno a un plato de fanesca, juntándose con Jaime Nebot (PSC); Paúl Carrasco (Podemos); Marcelino Chumpí (PK); Ramses Torres (Suma) y otros para conformar una plataforma política disimulada esas horas, confirmada luego, de serias intenciones electorales presidenciales. El hombre de Suma no asomó frontalmente; entre negar, jugar a una poyo municipal y poner de por medio solo aspiraciones de trámite edilicio no daban para cierta, y menos para creerle una amistad con el guayaquileño, pese a su juventud socialcristiana continuamente negada por el burgomaestre quiteño.

Esa unidad no fue bien vista por muchos sectores, especialmente en Quito, en la cual algunos líderes y sectores reclamaban su papel propio que Mauricio Rodas no fue capaz de asumir y, cuando varios de ellos pretendieron tomarse las calles de la capital en junio de ese 2015, el mismo quiso hacer presencia asomando en plena manifestación con el grito grosero del “Quito no se ahueva y yo tampoco” haciendo el ridículo por el típico del machismo del difunto ingeniero socialcristiano. Total, Rodas Espinel fue perdiendo espacio dentro del grupo de la derecha y su caída libre en las cifras de aceptación de las encuestas le restaron posibilidades a sus pretensiones para constar en la papeleta presidencial o con roles estelares en listas para la asamblea.

 

De lo que se conoce, en La Unidad el ambiente con Suma se fue cargando de forma tensa y dura frente a la codicia electoral del grupo del burgomaestre quiteño. Si se aumenta la confrontación con el ingreso de los nuevos miembros al grupo entre Avanza y Concertación, aupado a la crítica de una inexplicable cercanía con el gobierno fueron más que suficientes para hacer de lado a Rodas, Suma y todo lo que signifique. En el primer trimestre de este año, al parecer, fueron los socialcristianos tras ratificar a la abogada Cynthia Viteri como su candidata, los que desecharon toda alianza con el quiteño, no le aceptaron darle nada y por eso nunca se supo el día en que salió de la plataforma derechista, ya que en su lógica política nunca se explica cuando se le echa a la calle a un socio electoral ni se cuentan los detalles del conflicto porque eso quita votos o resta apoyos.

A mediados de este 2016, sin un espacio político Rodas dio un viraje para buscar a CREO con el fin de integrarse a “Compromiso Ecuador” e iniciaron las conversas con la gente de Guillermo Lasso. Como en caso anterior, con Suma no se sabe nada. Es decir, que tipo de oferta le hizo a esta plataforma política ni tampoco que condiciones o exigencias mutuas, pero al parecer fueron similares a las de su anterior socio, o sea: la vicepresidencia, encabezar listas de asambleístas en las principales provincias y en especial puestos en una esperada lista nacional. Si bien Lasso le urgen votos en Quito, donde su fuerza no sería alta, con líderes o asambleístas incapaces de encabezar la tendencia o defender las tesis del hombre de Creo; este, Guillermo Lasso, al parecer no estuvo dispuesto a tal concesión y, el solo hablar bien de Juan Carlos Holguín como un posible nombre para su binomio generó resistencias en Rodas y su grupo, ya que el mencionado joven como prestigioso empresario quiteño le provoca urticarias en el burgomaestre al haberle cuestionado su gestión, o sea a la de Rodas. Eso, al parecer, los distanció en los primeros días de septiembre sin que Suma obtenga nada.

 

Cuando saltó el nombre de Paco Moncayo, y su posterior ratificación por la Izquierda Democrática, abrió la puerta a un llamado al diálogo a todas las fuerzas posibles. Fue Giovanni Atarihuana, de la Unidad Popular (ex MPD) quien pidió públicamente que se integre Suma al Acuerdo Nacional por el Cambio (ANC), con Mauricio Rodas incluido, lo que aceptó el grupo de centro derecha en gesto que resulta impensable ya que era el acercarse a la extrema izquierda y los socialdemócratas, pero lo hizo.

Los diálogos se dieron desde la primera semana de octubre entre dirigentes de la ID, Vive y los de Suma. De nuevo la exigencia de la gente de Rodas: ser el binomio vicepresidencial, encabezar las listas, en este caso las distritales de Quito, del centro, norte y sur; así como poner el nombre de Guillermo Celi encabezando la lista nacional de asambleístas lo que implicaba desplazar a quien se había ganado largamente ese espacio la proclamada Wilma Andrade (ID). A esto se añadió una condición increíble para los negociadores de la Izquierda Democrática, que toda la plataforma se comprometa a un pacto de apoyo y respaldo a la re-elección de Mauricio Rodas como alcalde de Quito para el 2019.

Tal nivel de codicia electoral de los de Suma tampoco habría sido aceptada por la dirigencia de la ID, quienes tuvieron una última cita el pasado lunes 10 de Octubre, como lo contó Paco Moncayo. Las peticiones de Rodas fueron desmontadas por los viejos, como experimentados dirigentes socialdemócratas, en ese desayuno de trabajo al punto que la oferta hecha a Suma es infinitamente menor a sus aspiraciones, añadido a lo revelado por el propio alcalde quiteño, que dentro de sus propia gente de Suma, se ve con repudio y resistencia el estar juntos la derecha como los comunistas, izquierdistas y extremistas que no garantizaba disciplina en el voto, todo lo que motivó una suspensión de la respuesta que debía darse para promover una alianza pública.

La tarde de ese mismo lunes se conoce que Rodas habría volado a Guayaquil para reiniciar las conversaciones con Creo, lo que fue admitido por César Monge, quien ha sostenido a lo largo de la semana tales conversaciones sin que se pueda vislumbrar una aceptación de esta asociación. Con tantas negativas acumuladas de por medio, Rodas puede argumentar a su favor los datos de la última encuesta difundida por Informe Confidencial esta semana, que le da una baja sensible a Lasso y le sostiene la imagen del alcalde, pese a un 53% del rechazo que experimenta. Al parecer de aquello quisiera aprovecharse Suma para ofertar un respaldo tan necesitado por Compromiso Ecuador en Quito.

 

Pues, si bien tan codiciosa ambición electoral ha sido uno de los factores que más ha jugado en contra de Rodas y Suma, peor significado tiene para sus intereses el tener un pasivo político tan negativo, el mismo que se trasladaría al grupo y candidato que se alíe con ellos, restándole votos y regándole culpas por algo que no han hecho, pero que se lo cargarán como parte de las inculpaciones de plena campaña electoral ecuatoriana.

Las acusaciones como los silencios e indiferencias de Rodas son facturas que se las pasarían a sus futuros socios políticos, en casos como: el estado de la ciudad de Quito y su mediocre gestión; el ataque a Ecuadorinmediato.com; los reclamos de los proyectos como “Quito- Cables” o la “Solución Vial Guayasamín”. ¿Asumirá quien se alíe con Rodas las explicaciones sobre la relación que tuvo este con el mexicano Ignacio Muñoz Orozco, perseguido por la DEA como presunto tesorero del cartel de Sinaloa y el narcotráfico? Veamos si el aliado contesta este interrogante que el alcalde de Quito, junto con un sector de prensa cómplice han guardado un obscuro silencio.

Es más, quien se una a Suma también aceptará hacer campaña al estilo de Rodas Espinel, o sea, mover a las más bajas pasiones para captar el voto como lo hicieron con los quiteños, de quienes ganaron su apoyo porque los consideran “sucios”, “borrachos”, “desordenados” y “violadores de la ley” es decir, que votaron por él “porque no son suizos” como lo definió nítidamente su creador y mentor Jaime Durán Barba. Es decir: ¿Así van a captar el voto de los quiteños?, que los de Suma le aclaren a su aliado que esa será la manera de ganar, para asegurarse el repudio que conseguirán con semejante disparate.

Entonces, Si Suma no ha logrado aliarse es por su propia codicia y ambición desmedida, por su opacidad política, y por la carga negativa que generan sus pésimos antecedentes polítiqueros, lo que a ningún grupo, movimiento o partido le conviene. Sin embargo, quien quita que haya alguien que los acepte, entonces si es así que asuma las consecuencias de andarse aliando con Suma. (FHA).

Dr. Francisco Herrera Aráuz / Director de Ecuadorinmediato.com
Ecuamex: Agencia productora de contenidos editoriales para Ecuadorinmediato.com

Fotos: La República / Expreso/ La Hora/ Twitter

 

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.