Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4501 |  Ecuador, sábado, 29 de abril de 2017 |  Ver Ediciones Anteriores

EL DIARIO (Portoviejo) De 2.500 a 7 mil familias afectadas por las lluvias

2017-04-11 07:06:15
Sucesos
597

ue cuestión de minutos para que la comunidad San Marcos de Crucita quedara bajo agua. Ni los perros alcanzaron a reaccionar

Las familias señalaron, aterradas, que desde la madrugada el río amenazaba con salir, pues llegaba hasta el límite de los muros naturales, hasta que vino una gran masa de agua que no pudo ser contenida por el cauce y se desbordó hasta ingresar a las casas y cultivos.

Mercedes Falconez, una persona de la tercera edad y que tiene una tienda, no alcanzó a sacar nada y perdió todo.

Uno de los vecinos improvisó una canoa y empezó a sacar a las personas enfermas y a los niños hasta la carretera, con la intención de que se salven.

Todas las familias perdieron sus electrodomésticos, muebles, enseres de casa y más pertenencias ante la inusitada presencia de agua, que llegó a cubrir hasta un metro y medio todo el sector.

En realidad, San Marcos, Santa Teresita y San Ignacio son desde ayer un “mar” de agua, todo en un área de 10 kilómetros cuadrados está cubierto de líquido. Los animales como aves y cerdos son sacados a partes secas para que no se ahoguen.

Es que la emergencia se trasladó hasta los sectores cercanos a la desembocadura del río Portoviejo, señaló Susana Dueñas, ministra de Gestión de Riesgos.

La funcionaria, que ayer recorrió zonas afectadas, dijo que el volumen de agua que desde el viernes afectó Santa Ana, Portoviejo y Mejía ahora llegó a la parte baja del valle del río Portoviejo y causó graves inundaciones.

Mencionó que desde Rocafuerte hasta Charapotó casi todos los pueblos están bajo agua. Ella misma dijo estar impresionada de lo que sucede, por ejemplo, en Puerto Cañitas y San Bartolo de Charapotó, donde hay lugares en los que el agua alcanzó los dos metros de profundidad y las familias son rescatadas por bomberos y militares.

Dueñas agregó que esta situación ha casi triplicado el número de familias afectadas, pues de las 2.500 del domingo subió a más de 7.000 ayer.

La ministra señaló que se están entregado paquetes de ayuda emergente que consisten en raciones de comida para 5 días, agua y enseres de aseo. Desde el viernes se han repartido unos 16.000 kits, mencionó.

Abelardo Ávila, habitante de San Silvestre, explicó que en San Marcos de Crucita, San Ignacio de Charapotó y Santa Teresita de Crucita el problema se genera porque el río Bachillero se desbordó y se unió con el río Portoviejo, lo cual lo hace más grande y correntoso.

Sucre. Debido a la emergencia, 22 bomberos de Chone llegaron hasta el sector de Cañitas, en la parroquia Charapotó, para colaborar en los rescates.

El alcalde de Sucre, Manuel Gilces, realizó un recorrido por la zona baja de la parroquia, llegó a las comunidades de Pasadero, San Bartolo, Puerto Cañitas, San Roque y El Blanco.

Gilces manifestó que solicitó la colaboración de los bomberos de Chone, que llegaron con botes, camiones y camionetas,

así como carpas y agua potable.

Aseguró que coordinan para dotar de maquinaria pesada que servirá para la evacuación de las aguas en las zonas afectadas. Se informó que existen unas 20 familias evacuadas.

Santa Ana. Ayer nuevamente varios esteros alimentaron el cauce del río, lo que provocó que varias calles se llenaran de agua.

Por ejemplo, la arteria Ángel Rafael Álava por la mañana se encontraba despejada y por la noche nuevamente volvió a llenarse.

Fernando Cedeño, alcalde del cantón y presidente del COE, informó que hay 122 personas entre las 33 familias refugiadas.

Anunció que se tenía prevista la llegada de una nueva creciente para horas de la tarde de ayer, aunque de menor intensidad.

“Esperamos que las lluvias se calmen, caso contrario estaremos nuevamente con niveles de agua altos en el río. Sin embargo no queremos que la ciudadanía se alarme, más bien queremos advertir para así estar precavidos y poner a buen recaudo sus bienes materiales y especialmente la vida”, mencionó.

Adrián Torres, de la oficina de gestión de riesgos de la municipalidad, señaló que se tiene como reporte que la causa de la inundación fue la salida de 16 esteros que alimentaron el caudal del río en Santa Ana.

En Lodana y Monte Oscuro salieron con fuerza 2 esteros, que incidieron para la inundación que se dio aguas abajo, siendo afectadas Estancia Vieja y otras comunidades de la parroquia Colón de Portoviejo.

Jipijapa. Mientras que en Jipijapa unas 40 familias de los tres Pisloy (Las Palmitas, Centro y Abajo) fueron evacuadas hasta un albergue provisional.

Con lágrimas, Ángela Tubay, de Las Palmitas, dijo que ya no quiere regresar al lugar que le hizo pasar un gran susto.

Contó que tras las lluvias del fin de semana que provocaron deslaves e inundaciones sus hijos lo perdieron todo. “Dos motos de mis hijos se perdieron. Todas las cositas que tenían, hasta una silla de ruedas de su hijito, todo marchó”, explicó mientras seca sus lágrimas.

Juana Navarro narró que en los 69 años que lleva viviendo en el sitio Las Palmitas nunca hubo un invierno tan fuerte como el de este año. “Hubo un deslave en los dos cerros, se unieron y enterraron una escuela, otras casas estaban por irse”, expresó.

Pedro Arteaga, de Pisloy Centro, cuenta que se quedaron sin electricidad, ya que varios postes se cayeron. “No teníamos ni lámparas, ni velas. Estábamos a la de Dios”, indicó.

Félix Véliz, del departamento de asistencia humanitaria de la Secretaría de Gestión de Riesgos, dijo que 20 familias se encuentran albergadas en la unidad educativa Francisca Vera Robles, de Jipijapa, y otras familias fueron acogidas por habitantes de Jipijapa.

Véliz indicó que el principal problema en esos sectores son los deslizamientos de tierra y desbordamiento de quebradas. Dijo que con ayuda de las Fuerzas Armadas siguen evacuando a las personas para que no sigan en la zona de riesgo.

Calcula que aún quedan unas 100 familias que evacuar y serían trasladadas hasta la escuela Jipijapa.

Yuri Chóez, presidente de la sala situacional del COE, explicó que se sigue trabajando con las maquinarias del municipio para habilitar las vías de las comunidades afectadas.

Montecristi. Un total de 15 familias fueron afectadas por la acumulación de agua en la ciénaga, en el sitio Cárcel de Montecristi.

José Delgado, presidente de la comunidad. indicó que los afectados se albergan donde los vecinos o familiares cercanos.

Mientras que en Colorado suman 25 familias. Los moradores del lugar señalaron que el agua entró en las casas, lo que provocó la pérdida de enseres.

Flavio López y otros habitantes piden que se coloquen muros de gaviones para evitar que el agua que pasa por un caudal invada las viviendas.

En Río Bravo y Manantiales el río creció más de lo normal y los mantiene incomunicados con el centro de la ciudad.

Tosagua. En este cantón y sus parroquias se estima que un total de 730 hectáreas están afectadas por el invierno, según información proporcionada por la mesa 6 del Comité de Operaciones Emergentes.

Allí se informó que un total de 102 agricultores se encuentran afectados, cuyas pérdidas superan los 200 mil dólares.

Entre las zonas afectadas se encuentran Clan Salazar, El Tambo, La Melilla y otros.

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.