Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4501 |  Ecuador, viernes, 28 de julio de 2017 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

¿PODRÁN "VENEZOLANIZAR" AL ECUADOR, O…?

2017-04-24 19:50:00
Análisis
9124

Por: Dr. Francisco Herrera Aráuz / Ecuamex

El Ecuador que ha elegido a un nuevo presidente en la persona de Lenin Moreno Garcés y que tiene una amplia mayoría con Alianza PAIS, le ha vuelto a dar una nueva derrota a la oposición de centro derecha y extrema izquierda, que detrás de sus banderas han agrupado a un alto número de organizaciones políticas, sociales, empresariales y sindicales. Tras una durísima batalla electoral todo parece indicar que han llegado el momento de una disyuntiva para esa oposición: endurecer sus poses hasta llegar al extremo del caos político tipo Venezuela o, por el contrario encaminarse a un reencuentro nacional que acoja la mano extendida del nuevo gobierno.


Que “Ecuador no es Venezuela” está visto y comprobado, pese a las similitudes de pensamiento ideológico que amparó tanto a los gobiernos de Rafael Correa como de Hugo Chávez y los demás integrantes de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA) cuyos objetivos comunes se compartieron durante la última década. Sin embargo, el modelo de desarrollo escogido por el régimen de PAIS generó un proceso de crecimiento indiscutible a la ecuatoriana, con indicadores económicos y sociales reconocidos mundialmente como de superación y crecimiento apreciables en favor de la población en general en salud, educación, vivienda, infraestructura y socialización del proceso político, cambiando la tendencia del conflicto que causa la miseria en la que se hallaba nuestra sociedad y que en la nación venezolana se enfrentó de otra manera. Esa es la principal como gran diferencia entre las dos naciones, y es muy grande.

Si hay algo que decir con dureza es que si Venezuela se halla en las actuales condiciones es también en gran parte por la posición asumida por la oposición que nunca tuvo la madurez suficiente para gobernar cuando fueron gobierno, que fueron corruptos hasta el extremo entre socialdemócratas (ADE) y socialcristianos (COPEI) cuando se farrearon a la “Venezuela saudita” que nadó en esos días en petróleo como en miseria.  Ellos fueron capaces de reprimir con sangre y fuego a su pueblo con el “Caracazo del 89” y que le impusieron las peores condiciones de crisis hasta el punto de explotar su situación. Hugo Chávez fue el resultado y respuesta de esa condición indigna a la que le llevaron a dicha nación.

La oposición en Venezuela es co-responsable de la crisis que se vive, porque jamás aceptaron la pérdida del poder y el que hayan sido rechazados, repudiados y mal votados en los últimos 17 años, por una población que no olvida como fueron marginados y destruidos por las clases altas que supervivieron en base del abuso y la explotación. A la oposición venezolana le ha salido en todo este tiempo los severos conflictos que muestra el racismo al no permitir que un “prieto” les haya gobernado como también el clasismo que tampoco aceptó a un ser de “clase baja” que dirija la nación por el mero hecho de ser chofer del metro de Caracas. Vale también decirlo con todas las letras que desde el régimen chavismo se explotó el “odio de clase” que genera gran movilización en torno a un liderazgo mesiánico.

Ha sido la oposición sumada a una conflictiva administración del régimen venezolano las que han conducido a la actual situación. Ya que no pudieron reconquistar el poder por las urnas, han levantado la violencia, y han pasado desde la sedición y el golpe hasta la destrucción del estado con el boicot de su economía a fin de extorsionar por hambre a la población. La receta es conocida, la aplicaron en Chile entre 1970 a 1973, con la desaparición forzada de la industria, la especulación de alimentos, la pauperización de los servicios, la paralización de la población, a la que le quieren ganar por miedo y aterrorizar a la gente para luego aparecer como sus salvadores.

Como todo esto ha sido enfrentado por Chávez y la acción estoica de una población solidaria que en su gran mayoría se mantiene con la propuesta de los socialistas, entonces la oposición ha decidido un recurso funesto el acudir al grado extremo de la violencia, al conflicto social calentando las calles y provocar muertos con el fin de destruir la credibilidad del régimen de Maduro, para ello surgieron las “guarimbas” que demostraron que la derecha está armada en Venezuela, moviendo al lado contrario a sacar de sus filas a otros armados y radicales a defenderse, con lo cual se ha desatado la batalla en las calles.

Lo último que queda en el apoyo que busca la oposición es el trofeo del respaldo de las fuerzas armadas, tal como lo hicieron en Chile, si es de derecha y fascista como lo fue Pinochet, entonces son válidos; pero, en este caso, como los militares se mantienen en respaldo al estado de derecho y junto a la población, de la cual son originarios la gran mayoría de sus tropas, entonces también son parte del ataque con víctimas mortales entre sus filas, pese a lo cual no salen a reprimir las calles ni usan sus armas contra la gente como quisieran los opositores, mientras en el escenario internacional, se quisiera un régimen que les permita a las trasnacionales controlar el petróleo para su uso y la fijación de sus precios, lo que contribuye  a la cruenta batalla.

 

Entonces, al volver la mirada a Ecuador uno se topa con la grotesca afirmación de algunos opositores que dicen de manera descomedida, acusando al gobierno de AP, que “tratan de convertirnos en Venezuela” con la cual justifican su accionar político opositor que quiere que les lleve al poder de vuelta, o que les permita ser gobierno en algo o en partes, y que una mayoría de la población no lo permite desde hace 10 años atrás, y que ahora deberán ser postergadas sus aspiraciones por los próximos 4.

Y, Sí, en verdad estamos a un borde nada lejano de “venezolanizar” al Ecuador solo si la oposición aplica la misma táctica y estrategia con la que han llevado a la destrucción de otras naciones.

En las últimas elecciones ese fue el grito opositor, el compararnos a todos con esas condiciones, y como no han conseguido engañar a la gente, entonces bien podría la oposición comenzar a fabricar e imponer sus condiciones para conducirnos a aquello. Para empezar, la fracturación social que siempre ha existido entre las clases económicas y sociales de la nación puede ser explotada con facilidad para lo cual el odio político, el racismo, el clasismo, la xenofobia, la intolerancia y desprecio por el otro, así como la homofobia, tanto como la estupidez de llamar a la "guerra civil"  como su unica manera de comportarse en condición troglodita, suelen ser las armas más fáciles de inicio. En las últimas manifestaciones y hechos producidos en una parte de la ciudad de Quito, concretamente al centro norte, son una muestra de aquello. Es más, el miedo que se regó desde ese espectáculo montado por la clase política perdedora de los comicios impactó en algunos sectores al punto de los temores extremos. Crítico fue descubrir que las horas de protesta y las gentes que propiciaban el reclamo, cuando fue desalojada una porción minúscula de la población la noche del 12 de abril del frente del CNE, que esa parte de la avenida 6 de diciembre, había sido convertida en dormitorio, vivienda y sitio de mal vivir de personas indigentes, borrachines y otros más que dejaron algunas toneladas de basura entre carteles rotulados como “denuncias de CREO”. Es decir, a la policía le confesaron que manos anónimas pagaron para que esa imagen de protesta sea mostrada al mundo como auténtica, siendo falsa y temeraria.

Pero, en cambio, en algunas voces que protestaron en realidad los motivos fueron difusos, entre el “reconteo total” o el grito de “fraude…fraude” que no aceptó ninguna otra razón legal o racional y siempre llegó al extremo de deslegitimar al ganador y próximo gobierno de Lenin Moreno y Jorge Glas  todo porque jamás coinciden con su posición política y el modelo de gobierno que se aplica en PAIS, sumado al odio político contra Rafael Correa, al cual lo detestan por todo, incluido el que ha gobernado 10 años ganándoles las elecciones constantemente.

 

En el odio político encuentro yo el caldo de cultivo para lograr que la oposición logre “venezolanizar” al Ecuador.

Puede decirse que es fácil comparar a las dos naciones como para no llegar a ese extremo, pero veo peligrosos indicios en ese tipo de propósito en algunos sectores que han explotado ese sentimiento colectivo con todas las taras señaladas. El mal uso de las redes sociales para generar conflictos y azuzar el enfrentamiento, el movilizar a la gente con mentiras y bajas calumnias, el regar versiones que prenden con facilidad en el colectivo de la gente convirtiéndose en “verdades” es parte de esa estrategia, y es notorio que algo han conseguido, ya que en boca de algunos se encuentra uno con motivos de lo más inaceptables para odiar al otro, y no aceptar ni su gobierno, autoridad o legitimidad. Súmenle a ello el deplorable papel que han cumplido algunos canales de televisión en el país, que han actuado con perversidad y malicia y que se sumarían entusiasmados para generar que ese germen de desestabilización para que en algún momento prenda. Si, igualito que en Venezuela.

Si. En la oposición hay recursos como para promover acciones nefastas como las descritas: el boicot de la producción, la especulación de alimentos, la fuga de divisas y capitales, así como la paralización de la nación, pueden ser una reacción para castigar a la población por no haber votado por ellos; lo que se vió y escuchó en las justificaciones de algunos que respondían a los reclamos por el paro frente al CNE diciéndoles frontalmente que “si no te sumas a reclamar, sufre las consecuencias por no reclamar”. Pues sí, así se podría obtener la “venezolanización” del Ecuador. A no dudar que la clásica indiferencia del ecuatoriano sería cruelmente sancionada por quienes se sienten con “derecho a gobernar esta nación llena de cholos, longos, indios, negros y demás” que no se han sometido a su propuesta electoral y no votaron por ellos. No lo duden.

 

Pero, ¿Podrán venezolanizar al Ecuador, O…?

Ese “O” en condición de interrogante es en el fondo una especie de dilema al que están sometidos algunos sectores, especialmente económicos, que se verían envueltos en una lucha política que les puede ser abiertamente perjudicial, y que desperdiciaría una ocasión para ir por el sendero directo de un proclamado como necesario posible de crecimiento y progreso.

Me refiero abiertamente al gremio empresarial, que al momento es conducido por quienes han sido militantes de la oposición, tanto como activistas del partido perdedor en las elecciones, o como participantes en las acciones callejeras convocadas para el enfrentamiento contra el gobierno, y, aún más, de quienes actuaron en forma atarantada y agresiva contra sus rivales agrediéndolos verbalmente o, en otro caso, presuntamente dado al golpear a puños y patadas fuera de un canal de televisión. Si, los gremios empresariales están siendo dirigidos por este grupo que los podría conducir al camino directo del odio político que trae funestas consecuencias y la sospecha se extiende porque en días pasados no acudieron al llamado del presidente electo Lenin Moreno, sin que exhiban razón alguna.

Pero, y esto me consta, hay sectores empresariales que quisieran el cese del enfrentamiento y buscar un clima óptimo de producción, empleo e inversión. En buena parte de ellos, que lograron hacer muy buenos negocios con el actual gobierno de Rafael Correa, que les ha entregado más de US$ 200 mil millones de dólares al sector privado en los últimos diez años, hay una motivación a aceptar la mano extendida de Moreno Garcés, de propiciar un buen ambiente de paz social, que podría asumir salidas y soluciones a la recesión vigente.

Este reclamo de un buen ambiente empresarial está comenzando a crecer entre los miembros de ese gremio, que tras perder las elecciones, comienzan también a reclamar a sus líderes los motivos para haber usado el gremio y cerrarse en torno a una sola candidatura, cuando en sus filas hay algunas tendencias que no fueron representadas. Esas voces proponen mantener un ambiente de equilibrio adecuado que permita trabajar y no ser usados políticamente en este marco del odio político propiciado para un fin siniestro como ha ocurrido en Venezuela, y que le ha llevado a su cuasi destrucción. Que el nuevo gobierno le preste atención a este importante sector empresarial.

Y también a la prensa de la nación. Por supuesto que habemos voces críticas que reclamamos el papel antiético en el que se inmiscuyeron muchos de los medios para conmocionar de manera irresponsable al país con sus publicaciones y excesos verbales. Por demás está decirlo que en nuestras filas hay también el sentimiento de objetividad indispensable con el fin de impedir que un grupo destructivo lleve al Ecuador a una situación tan crítica, y todo por el afán codicioso del poder unos pocos. No, no es aceptable.

Terminemos. “En sus manos está…”, diría el buen sentido común para con los opositores que quieran conducir a una nueva crisis política similar a la querida Venezuela, porque si no superan el odio político del que están impregnados difícilmente podrán lograr el poder en una nación que ahora si les puede culpar a ellos de querer venezolanizar al Ecuador. (FHA).

 

Dr. Francisco Herrera Aráuz es Director General del Sistema Informativo Ecuadorinmediato
Ecuamex es agencia productora de contenidos editoriales para Ecuadorinmediato

 Fuente fotos: 2001.com.ve/ El sol de Margarita.com / Andes.info.ec/ Ecuadorinemdiato.com

 

 

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.