Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4501 |  Ecuador, viernes, 28 de julio de 2017 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

"GOBERNAREMOS DESDE LA OPOSICIÓN"… ¡COMO PERROS CON HAMBRE!

2017-05-01 18:47:00
Análisis
6357

Por: Dr. Francisco Herrera Aráuz /Ecuamex

No han pasado sino unas cuantas horas que han ratificado el resultado electoral y proclamado al nuevo presidente electo en la persona de Lenín Moreno Garcés, para que la oposición haya adoptado una pose de presión política que exige que el nuevo presidente les haga caso y compartan el poder político con ellos. Actúan casi como si hubiesen ganado las elecciones y se disponen a "gobernar" a su modo y manera y, por supuesto, si no se les s toma en cuenta, entonces anuncian desde ya que radicalizaran al país y le someterán al caos como en lejanos tiempos en los que ellos eran ese poder omnímodo. La oposición está dividida y se apresta a dar un nuevo espectáculo crítico contra el nuevo régimen que se posesiona este mayo de 2017.

Las dos frases que titulan este comentario no son mías, para nada. Son parte del contexto histórico del ex presidente León Febres Cordero, y provocaron su iracundia, o fueron el resultado de sus expresiones rabiosas y cínicas.  La primera, “Gobernaremos desde la oposición” la pronunció en agosto de 1984, horas previas a que el ingeniero asuma el poder presidencial el legislador por la Izquierda Democrática, Xavier Ledesma Ginatta, cuyo partido perdió las elecciones con Rodrigo Borja, y expresó una tendencia mayoritaria que no soportó nunca al socialcristiano y su mal carácter. La posición asumida por Ledesma daba a entender que el ejercicio de la política sería crítica y difícil al encabezar un bloque ampliamente mayoritario en el Congreso Nacional, y eso desató la ira del nuevo mandatario que devolvió dolido y con insultos la pretensión expresada por el respetable político que era Ledesma, que con buen talento supo ser un duro opositor histórico a León Febres Cordero.

La otra “Como perro con hambre” en cambio fue una expresión de rabia, nuevamente del ingeniero derechista, como un efecto reflejo del poder que iba perdiendo poco a poco, y que se la dirigió en enero de 2003 al terminar la presidencia el Dr. Gustavo Noboa Bejarano, a quien se dedicó a perseguir hasta el final de sus días, y todo porque no le hizo caso y se fue a la democracia cristiana sin consentir la pose abusiva de los del PSC.  Fiel resultado del abuso para actuar con ese sentimiento canino se atropellaron leyes, normas y la convivencia pacífica como los derechos humanos o las relaciones internacionales todo con el fin de cumplir su obsesivo cometido del ex mandatario contra su rival.

Pues bien, aplicada a la realidad actual así se están comportando los nuevos opositores que, tras bajarse del carro del perdedor que para el  caso esta vez son el binomio de Guillermo Lasso y Andrés Páez,  esa misma oposición que siempre fue múltiple contra Rafael Correa y Alianza PAIS, se volvió momentáneamente unitaria en torno a la candidatura del hombre de CREO; sin embargo, luego de confirmar una pérdida electoral mas en los últimos 10 años y hacer todo un escándalo fracasado que reclamó “fraude” ahora, en medio de un silencio sinuoso han comenzado a separarse, a fragmentarse y acusarse entre ellos, tratando de contagiar de ese sentimiento de división a todo el Ecuador.

Está claro que el nuevo gobierno de Lenin Moreno deberá enfrentar una oposición diversa, tan diversa que no se tiene una idea clara de futuro panorama político, tanto que por ello mismo es que la incertidumbre que impera en este instante en la nación no los define a los múltiples sectores enfrentados entre sí. Si, esa incertidumbre se destaca por el lado del nuevo régimen, que no emite señales claras de cuál será su hoja de ruta para conducir al Ecuador, dejando a todos en una tensa espera, y de una oposición que no atina a reaccionar ante el triunfo de Alianza PAIS, y por lo tanto opta por lanzar una especie de “palos de ciego” condicionantes, que no saben a razones y menos a opciones reales de solución política.

Es evidente que para estos días han aparecido en escena y ya hay dos grandes grupos de los opositores que tratan de reagruparse tras la pérdida. Sean entre quienes parece que “quieren gobernar sin ganar las elecciones” y los más radicales que quieren imitar al ingeniero y perseguirán al nuevo régimen como eso…“como perros con hambre”. La disputa para lograr esos espacios ha comenzado.

 

Si uno hace memoria desde los primeros días de la campaña, allá por septiembre del 2016, ni bien se presentó el nombre de Lenín Moreno y Jorge Glas, la oposición toda ella ha hecho esfuerzos continuos y sostenidos por imponer la imagen de hombre débil y frágil por su condición física de capacidades especiales para el presidente electo. Se busca forjar esa creencia de que se le podría fácilmente manipular como si fuese un ser dependiente de Rafael Correa, al que le ponen en los peores términos de un ser humano como que va a disponer a su antojo las voluntades ajenas. Es más, en preventiva de que gane y, como no pudieron desprestigiarlo éticamente en la campaña, entonces se han levantado las peores versiones de conflictos, broncas y divisiones con su vicepresidente, todo con el fin de que llegue al gobierno debilitado y les sea fácil acceder al mandatario e imponer condiciones.

La mano extendida y el llamado al diálogo a la oposición para serenar los ánimos en el país, que han sido propuestas por el nuevo mandatario ecuatoriano, han sido asumidas como una oportunidad para tratar de ganar la partida desde el principio, por lo que cuasi de inmediato se han lanzado respuestas desdeñosas, en un buen grado arrogantes y, condicionantes en el todo o en partes, con el fin de hacerse presente y figurar.

Manejando un discurso caduco, severamente cuestionado y, que no les ha dado resultado, tres sectores que han dado su respuesta al llamado de Lenín Moreno para acudir a un diálogo, son una muestra puntual de la división que enfrentan en sus propias filas. Los indígenas, los trabajadores y los empresarios ecuatorianos han expuesto una reacción de manera fragmentada y parcial en parte porque de otros lados ya acudieron algunos de sus mismas filas dejándolos un tanto apartados y obligados a responder algo.

Han salido las respuestas más contradictorias de estos tres grupos divididos: de los indígenas afines a la CONAIE, como lo ha dicho Jorge Herrera, en palabras más palabras menos: “Que se elimine el modelo extractivista con la explotación minera y petrolera”; “Que se deje de aplicar la justicia mestiza contra algunos líderes sociales”. En los trabajadores se habla con la visión de Nelson Erazo de la UGTE de “Eliminar el modelo explotador que privilegia a la clase patronal” y; en el grupo empresarial la exigencia en la voz del presidente de la Cámara de Comercio de Quito, Patricio Alarcón, anuncia la presentación de sus propuestas pero con el único objetivo “Que se elimine el actual modelo económico con el que se ha conducido al país”.

Es decir, para estos tres grupos y sus dirigencias saltan a flote solo exigencias, para ellos es condicional el diálogo solo si se “cambia el modelo” por otro que no se ha propuesto ni se sabe, pero igual expresan su reclamo de “cambio…cambio” sin razón alguna.  Quizás en ellos no se asimila que una mayoría de la nación ganó las elecciones y votó en forma unánime por mantener el actual esquema y modelo de gobierno de AP, mientras que de su lado no tienen voz uniforme ni propuesta concreta. Es decir, quieren gobernar sin ganar las elecciones y condicionar al nuevo régimen a que les satisfaga en sus poses sin considerar que fueron rechazados por la población.

Es más, para ellos “o les hacen caso o no hay diálogo” haciendo hasta caso omiso que en sus propias filas, entre los propios indígenas, trabajadores o empresarios,  surgen voces que claman por un ambiente de armonía y pacificación luego de tan dura campaña. Las dirigencias están demostrando su arrogancia contra las voces que proponen un clima equilibrado que les permita acordar mejores condiciones para sus comunidades, trabajar en paz, o que se les deje hacer negocios en buen nivel de relación con el régimen. Si, para estas voces se aprecia las condiciones en las que se han conducido en estos tiempos en que el sector indígena se ha desarrollado, o las nuevas condiciones laborales que han establecido derechos positivos para una parte de la población, o que el sector privado entre comerciantes, empresarios y negociantes, sean grandes o pequeños que han recibido desde el gobierno algo más de US$ 200 mil millones de dólares entre compra, venta, producción, negociación, importación o contratación que se han trasladado íntegros al sector privado y que lo quieren seguir haciendo en su puro y neto beneficio. Pero, esas voces no son escuchadas, no lo serán porque se quiere el poder y por supuesto “gobernar desde la oposición” a como dé lugar.

 

Mientras tanto, insistiendo en que hay diversas oposiciones en sectores minoritarios, algunos de veras minúsculos, los hay quienes han mantenido una actitud política crítica con un alto grado del resentimiento. Son los sectores a los que se les restó poder en sus espacios propios que eran controlados políticamente como partidos, agrupaciones electorales o los maestros, indígenas, sindicalistas, militares pasivos, organizaciones sociales y ong´s que se juntaron a Guillermo Lasso al frente de “Compromiso Ecuador” con la esperanza de que si ganaba les devuelva esas parcelas de poder y de recursos. Pues, al perder las elecciones la dispersión los dejó debilitados y por ende van a radicalizar el enfrentamiento para tratar cada uno por su lado de recuperar “lo suyo

En estos sectores hay una sed de venganza contra lo que ellos llaman el “Correismo” y será ese el principal motivo para no acudir al diálogo, ya que buscarán bajo la imagen de heredero del poder en Lenin Moreno, tratando de que pague las culpas que no pudieron cobrárselas al Presidente Rafael Correa. La batalla está anticipada y serán esos los más radicales que explotarán el sentimiento de división de la nación con el fin de agitar el ambiente y promover el enfrentamiento.

En esos sectores, desde hace algunos años atrás hay ese sentido de perseguir todo lo que signifique Alianza País, Rafael Correa, y ahora Lenin Moreno y Jorge Glas, con ese sentido morboso de la venganza que acuñó Febres Cordero del “perro con hambre”. Se anticipa que las formas serán violentas todo con el afán de deslegitimar y desintitucionalizar al Ecuador, en una afán de destruir al régimen constituido. Por ello, la violación del estado de derecho, la destrucción de la convivencia pacífica, la ruptura del contrato social, la generación de pánico y alarmismo entre la sociedad, así como la aplicación de estrategias perversas que destruyan la imagen y la honra del mandatario o su gobierno, con la furia desatada entre las redes sociales y la prensa opositora, buscarán hacer el ambiente invivible para todos, porque la sociedad en general debe pagar el que no les haya dado el poder a ellos, que no haya votado por sus nombres y gentes, que no los prefiera con sus modelos y que no resguarde sus feudos políticos.

El manejo de este tipo de oposición está en una especie de nebulosa ideológica ya que no se trata de una agrupación en torno a la derecha o izquierda y sus manifestaciones extremistas, no. De veras que el sentimiento de hambre les puede volver a reunir y coaligarse, porque en efecto, como lo definió el ingeniero hay hambre y sed de venganza entre los que perdieron poder o privilegios que habían arranchado del estado en años anteriores y ahora buscarán arrebatárselo al nuevo gobierno. Y, en los otros, hambre de poder que no lo han tenido en los últimos diez años y que ven con pesar que no los tendrían por los cuatro más tras haber perdido las elecciones. Penoso espectáculo se verá en la nación si se aplica la usanza de su viejo maestro el ingeniero socialcristiano la de los “perros con hambre” con las que van a perseguir desde la oposición a Lenin Moreno y su régimen.

 

Finalicemos. En todo este ambiente conflictivo a la gran masa ciudadana solo le queda el poder de reacción o indiferencia. Si los enfrenta a los opositores en las dos categorías el clima se tornará violento, que es lo que en el fondo ellos desean; y sino: la indiferencia ecuatoriana a esta rabia política hará lo suyo, los ignorará por violentos y se alejará de ellos. (FHA)

 Dr. Francisco Herrera Aráuz / Director General del Sistema Informativo Ecuadorinmediato.com
Ecuamex: Agencia productora de contenidos editoriales para Ecuadorinmediato.

 Fuente fotos: diariolasamericas.com/ foropoliticoecuador/ elestimulo.com/ mundopunk.org

 

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.