Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4501 |  Ecuador, martes, 17 de octubre de 2017 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

CUANDO "EL ENEMIGO DE MI ENEMIGO SE CONVIERTE EN MI AMIGO..."

2017-07-17 07:30:00
Análisis
11217

Por: Dr. Francisco Herrera Aráuz /Ecuamex

En Ecuador se vive en impunidad, en esa que tolera y perdona todo en silencio. En la nación y su quehacer político diario nos hemos acostumbrado a ofendernos e insultarnos sin piedad, para luego aducir racionalidad y aplicar el "perdón y olvido" como una forma de curar las heridas y tragarnos las humillaciones. En esa onda hemos entrado en estos días, en un reagrupamiento de perdonados que se vuelven fraternos porque encontraron razones en la enemistad de los que antes eran amigos, dando un espectáculo lastimero que no nos merecemos.

 

Todo el ambiente de diálogo y pacificación que lleva adelante el presidente Lenín Moreno sorprendió a la nación por una fotografía que fue testimonio de un encuentro entre algunos radiodifusores, propietarios de periódicos y opinadores de la “gran prensa nacional” que habían acudido a una cita junto al Ministro de Finanzas Carlos de la Torre, y que se cumplió en uno de los salones del palacio de gobierno el pasado miércoles 12 de julio de 2017.  Ni bien se difundió la gráfica el ambiente político se sacudió conmovido, afectado por el encuentro, en medio de tensas palabras que provenían del mandatario y que aprobaban a extraños como mientras descalificaban como ovejunos a los propios.

La memoria colectiva se vio sacudida por todo lo que se había dicho y escrito o editado sobre esa prensa y su enemigo connatural, Rafael Correa y la Revolución Ciudadana de Alianza Pais. En cuestión de segundos se vio alterada la paz política al recordar y reconocer que tal o cual persona había promovido con sus palabras el enfrentamiento contra el ex mandatario, provocando un daño severo a toda la prensa como a la opinión pública.  Fueron ellos y otros más los que se declararon enemigos contra Correa Delgado, que los respondió y los trató así como enemigos de clase y así escribieron esta historia. El problema que le convirtieron en el de todos, fue envolviéndonos en un tiempo sombrío y del que ahora aparecían como saliéndose del mismo ya que pasaba a ser arreglado con una sonrisa y cara de dialogo que lo arregla todo.

El conflicto siempre fue de ellos contra Rafael Correa y de este contra la “gran prensa”, siempre minoritaria y elitista. Nunca podrán contradecir a esta verdad: La gran mayoría de la prensa ecuatoriana no tuvo ese conflicto con la revolución ciudadana, nunca lo tuvo, ni en favor ni en contra.  Un inmenso grupo de quienes hacemos la comunicación social en el país mantuvimos una posición equilibrada y respetable. En el trabajo de periodistas, pequeños y medianos empresarios, trabajadores de los impresos, radio, televisión y digitales, se sostuvo una labor silenciosa que fue rebasada por el escandaloso griterío de los “grandes medios, y auto proclamados grandes periodistas” que habían sido desnudados en sus fallas por el ex mandatario, quien a su vez desvaloro este punto importante al generalizar su encono contra el periodismo al grito de prensa corrupta, sin jamás haber especificado contra quien luchaba o se enfrentaba.

Un inmenso grupo de la prensa ecuatoriana nunca fue de comensal de palacio, o visitante trasiego de Carondelet, como lo estamos viendo ahora. Sin ser partícipes del odio, del que no hay nada de que arrepentirse, existen testimonios en nuestras noticias o escritos, grabados o filmados de ese comportamiento digno que entre otro sostuvimos todo este tiempo. Pero, y es irónico decirlo, el grupo de la foto -como de otros más- que sabían de esta verdad, atacaron tanto a nosotros como a muchos porque nunca nos alineamos a sus criterios, a su imposición de opiniones perversas, a sus afanes e intereses, nunca. Ahí tienen una verdad serena y digna.

 

Como si fuese el eco de los últimos tiros, como cenizas humeantes de la cruenta batalla librada hasta hace no pocas horas, el ambiente sigue caldeado en Ecuador por lo que dijo la clase dirigente y sus líderes de opinión o, por lo que sus medios de comunicación recogieron en términos de insulto, ofensa o diatriba. Así, todavía, en medio de una serie de infamias sonoras que le convirtieron al actual mandatario en víctima de las calumnias más injuriosas, de esas que dudaron de su capacidad intelectual y su discurso cuando circulaba con sus limitaciones por todo el país en la contienda electoral; desde esos sectores opositores y la prensa alineada abiertamente con la derecha tradicional, a la que se prestaron sumisos a servirle, no se quiso valorar ni un solo mérito de Moreno Garcés, ni de la revolución ciudadana que le llevaba al poder. Impresionante fue el albañal al que han sometido a Jorge Glas, a quien ya sentenciaron con sus inculpaciones.

Si el binomio de AP fue ofendido con crueldad peor se puso el escenario cuando ganó las elecciones, porque el nivel del ataque llegó a extremos graves que se sesgaron en forma obscena con el grito del “¡fraude…fraude!”  Y nuevamente el grupo enemigo de AP, Correa, Moreno, Glas y la revolución ciudadana abrieron sus páginas, pantallas y micrófonos para que se viertan las peores miserias en condición de reclamo, negándose – hasta ahora en algunos casos – a reconocer los resultados de la voluntad popular. Muchas heridas supuraron en esos días y, en Ecuador se recordará a este tiempo como ingratamente turbio para la opinión pública, a la que quisieron mover hasta el extremo del desangre, fruto del enfrentamiento de bajas pasiones. Si así como se lee, azuzaron y agitaron a la nación en guerra no-declarada, que solo miraba sus intereses pequeños, perdidos en las urnas, porque la voluntad popular de una parte mayoritaria del país no los quiso.

Como por arte de magia hasta horas antes del 24 de mayo del 2017, día de la posesión del nuevo gobierno, siguieron guiando a la nación a ese enfrentamiento pero, las palabras, gestos, signos y símbolos del Presidente Moreno Garcés con la mano extendida, les dio motivos para pensar diferente. Mucho mayor fue el placer que sintieron con los roces y confrontación verbal sostenidos entre los dos líderes de la revolución ciudadana, ya que el nuevo escenario les cayó de maravilla y sin que nadie se los pida se alinearon prontamente a favor del nuevo presidente porque presuntamente habla el lenguaje de ellos y, había resuelto enfrentarse con el ex mandatario considerado su odiado rival.

 

El punto crítico de todo esto es que este encuentro con el selecto grupo de la prensa ecuatoriana no cumplió con las formalidades ni el ceremonial del diálogo que ha impuesto el propio gobierno. El régimen y su aparato de comunicación nunca informaron de la cita que jamás constó en la agenda de ese día, ni como escogieron este grupo selecto de comunicadores. Ellos dieron esa imagen porque no entraron por la puerta grande del palacio y el encuentro pareciera que fue furtivo, quizás por los sentimientos de culpa de quienes ayer no más ofendieron y tenían motivos para sentirse incómodos, ahora acudían a reconocerlo como presidente y que los recibió generosamente. Igual, a la salida no hubo declaraciones, salieron tan recelosos como entraron sin explicar ¿A qué fueron?

La foto filtrada a la prensa hizo bastante daño en diversos sectores. Para el gobierno en los corrillos periodísticos el interrogante con reclamo fue si esa va a ser la tónica de diálogo del mandatario Moreno Garcés, incluyendo a pocos excluyendo al gran resto. Para la oposición que los tuvo como sus adalides de defensa y ataque, surgió el rechazo y la desconfianza porque dieron la sensación de que dieron legitimidad al nuevo Presidente. Para los sectores de la revolución ciudadana era una especie de bofetada indigna en su rostro, porque hasta ayer no más tuvieron que soportar las ofensas de quienes hoy estaban sentados en Carondelet, en una cita inexplicable. A unos cuantos otros les saltó la suspicacia por si la reunión fue una especie de redención de culpas a cambio de mendigar frecuencias como en un caso, las mismas que están en juego a estas alturas en el espacio de la comunicación

 Es más, la foto generó alta controversia porque en la misma aparece en primera fila el Ministro de Finanzas, Carlos de la Torre, que a estas horas se ha convertido como el funcionario de estado que cada anuncio de su parte lo controvierte más, sea por la nunca bien explicada devaluación fiscal, o el perdón de deudas por mora patronal del IESS. Vuelve la suspicacia a especular si De La Torre estuvo ahí para dar explicaciones a este grupo selecto de la prensa sobre las medidas que van a tomar para enfrentar la crisis de la mesa tendida, y cumplir con satisfacciones a los hacedores de opinión a fin de tener prensa favorable. La duda ofende, el sentido común se retuerce al recordar que así se actuó antes en ese Palacio de Gobierno, tratando de anticipar reacciones que los critiquen. No es nada grato el ambiente que se percibe en dicha foto con un ministro que luce incómodo junto a esas personas y  en medio de vasos sucios y papeles usados que a nadie se le ocurrió retirar antes de la consabida gráfica.

 

La foto, además, da un vuelco a la crítica en el enfrentamiento entre Rafael Correa y el Presidente Moreno, ya que antes era el ataque por las cosas que hizo en su gobierno y no estaban siendo respetadas por el mandatario actuante. Ahora, es la crítica dura y mordaz contra los actos del mandatario, como aprovechándose de sus errores, lo que marca un nuevo tiempo, ya que a partir de este tiempo serán las fallas en los actos del régimen los que se censuren.

Lo he dicho en otra oportunidad quizás había que buscar una mejor oportunidad para el diálogo, pero le entiendo al mandatario ecuatoriano porque lo hace ahora y en esa forma. Lenin Moreno siempre fue así, una especie de conciliador permanente en las broncas que se desataban en la izquierda infantil, tan llena de odios y rencores entre sí mismos, en los que siempre intervino con tono amistoso y conciliador.  Para el Presidente y su estrategia es quizás necesario en este instante ganar tiempo y generar gobernabilidad con los otros sectores políticos, hay razones de corte económico y político que lo justifican y valoran a esa apertura a conversar y consensuar, por ello esta posición permisiva con el grupo selecto de la prensa nacional, y solo así se entenderá a que se debió el motivado encuentro, con quienes ahora podrán ser considerados gente amiga del régimen y el mandatario l que  supone un cambio en su opinión, con la que ahora aspiran a ser tomados en cuenta por el que antes era su enemigo.

 

Esta lógica del enemigo de mi enemigo es mi amigo, es diplomacia pura y corresponde a una doctrina de política exterior que fue aplicable en la segunda guerra mundial, en alineación de fuerzas de aliados contra los nazis. Ahora: después de mirar este espectáculo, la gran duda que salta es si el Presidente Moreno Garcés habrá ganado en confianza con estos nuevos aliados, que ahora se muestran dialogantes y de su lado. No hay una respuesta que atine a ser verdadera, y es más, el haber aumentado el nivel de incomodidad en sus propias filas de gente con el comportamiento ovejuno le garantiza algún respaldo.

Al final, en lo personal siento un dejo de tristeza y pena por la escena y quienes la componen. En su momento, por el enfrentamiento que ellos y el ex presidente Correa Delgado propiciaron, se distanciaron de muchos dejando una actitud de ex-amigos, como en mi caso, poniendo consideraciones a un lado y hoy les veo suplicando espacio ante la historia. Nunca valoraré las persecuciones contra los seres humanos por cómo piensan y la consecuencia con la que actúan, sin que esto también quede en la impunidad. Ahora, por todo lo que dicen de ellos destrozándolos en las redes sociales, veo que la vida se ha encargado de darles severas lecciones para el arrepentimiento y redención de culpas, por si mismos, ante sí mismos.  (FHA).   

Dr. Francisco Herrera Aráuz es Director General del Sistema Informativo Ecuadorinmediato
Ecuamex: Agencia productora de contenidos editoriales para Ecuadorinmediato.

Fuente fotos: Presidencia flicker 

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.