Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4501 |  Ecuador, martes, 24 de octubre de 2017 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

EL ECUADOR POLÍTICO en "ESTADO ADOLESCENTE"

2017-10-10 19:50:00
Análisis
3537

Por: Dr. Francisco Herrera Aráuz/ Ecuamex - exclusivo para Ecuadorinmediato@2017

Tal pareciera que, en cuestión de horas, desde el pasado 24 de mayo, el Ecuador experimentó un sorpresivo cambio en su comportamiento político, una alteración muy sentida en sus acciones, palabras, gestos y posiciones que dan a entender que la nación no logra madurar políticamente, no alcanza todavía un estado positivo que le permita desarrollar y desarrollarse. Pues sí, da toda la impresión que el comportamiento asumido, muy especialmente por su dirigencia, que una vez más se disputa el poder, no logra una madurez democrática porque no ha crecido y no sale de ese estado de postración mental como si nunca dejará de ser adolescente.

La adolescencia es la edad más difícil que sobrelleva el ser humano. Es el momento de vida que experimenta los cambios inexplicables, su personalidad entra en una alteración constante, su crisis de identidad se ve enfrentada a dudas y sinrazones, es altamente negativo y contrapuesto a la autoridad mientras que su comportamiento social es de ataque y negatividad manifiestas contra todo lo establecido. Partidario de lo caótico fomenta la destrucción de lo logrado y busca siempre un futuro mejorado solo con su propia gestión, sin reconocer al resto como buscando edificar el entorno de todos como suyo propio. Siempre busca culpables en los demás sin reconocer sus propios errores en una necedad muestra de autosuficiencia. Y, finalmente, es altamente influenciable con información alterada, la cual genera reacciones fruto de la manipulación, al tiempo de crear o mitificar ídolos o demonios que se amolden a su pensamiento y manera de pensar.

Así como somos los seres humanos desde nuestros primeros pasos y la influencia del crecimiento y adaptación en la sociedad, así construimos nuestras sociedades. De nuestros orígenes construimos nuestro presente y los proyectamos a futuro, lo que se convierte en la mayor expresión de cómo hacemos nuestra condición de nación, sociedad y estado.

Todos nosotros, con un sano sentido de la autocrítica admitirá que hemos incurrido en este tipo de conducta como fruto de la edad, y que, por cierto, nos cuesta admitir que hayamos sido así en algún momento, por lo que muchos de nuestros recuerdos más duros o difíciles en nuestro pasado pueden ser explicados como parte de ese paso por la vida, “errores de juventud” que solemos llamarlos.

 

Como si hubiésemos activado una especie de swichter automático en el comportamiento colectivo hemos visto en los tres últimos meses una especie de retorno sinfín a lo que el Ecuador vivió antes del 2007, y que con la ausencia parcial del economista Rafael Correa de la presidencia, parece haber agudizado ese síndrome de adolescencia política que se retrata en el comportamiento de la clase dirigente y que ha resuelto sacar lo peor de si en el régimen post-correa.

Para empezar, el cambio inexplicable de actitud de la política nacional está expuesto en cada una de las acciones que conducen al país a una especie de caos organizado. Pareciera que nadie tiene una respuesta a lo que ocurre en la nación. No se atina un aserto al ¿Por qué cambió tanto el presidente Moreno, una vez que llegó al poder?, más aún ¿Para quién está gobernando Lenín Moreno?, El conflicto pareciera que salta en una pregunta ¿Rafael Correa no acepta que ya no es presidente?  Menos explicable es lo que ha saltado con todas las muestras de odio mutuo entre el anterior y actual mandatarios, quienes no escatiman en palabras para descalificarse uno a otro, con lo cual se tiene menos respuesta de los Porqués para tal confrontación, y claro muchas dudas saltan cuando se los escucha pelearse en público, por twitters, en discursos, enlaces y toda ocasión que les sirva para criticarse hasta destruirse. ¿Si tan malo era su compañero mutuo como binomio, por qué lo eligió cada uno para seguir en el camino de la revolución ciudadana?, de veras que se nota que a nuestros principales líderes políticos les saltó el comportamiento adolescente para gobernar o liderar y, como digo, eso no tiene otra explicación.

 

El llamado a la consulta, la alta convocatoria que logra el presidente Moreno, con más de 700 y las 2739 preguntas, que se convierten por arte de magia en solo 7 para reforma o referéndum, son una desubique para la oposición como para el oficialismo. Es evidente que a esta parte de la clase política ecuatoriana le afecta una especie de crisis de identidad que los ha vuelto en las últimas horas erráticos y contradictorios al tener las preguntas definitivas que deben aceptar y proclamar su favoritismo.  Desde la dura oposición rabiosa entre la extrema derecha e izquierda, los calificativos de repudio a Lenin Moreno de hace días atrás, han cambiado fácilmente por halagos, lisonjas y aprobaciones. Llegar a esto no lo creen “ni en sueños”, y ellos son parte del 80% de aceptación que dicen las encuestadoras -hasta ayer cuestionadas y enjuiciadas- que le dan al régimen tanto apoyo como para que haga una consulta a la medida de sus ambiciones, tanto que Guillermo Lasso, el líder opositor y toda una serie de seguidores se atribuyen que esta sea “su” consulta. Tan confusa es la situación que la oposición tiene una crisis de definición sobre ¿Qué mismo son? Frente al ex odiado Lenín Moreno, hoy uno de los suyos, según sus propias palabras.

 

Y, el mismo o quizás peor ambiente se avizora en el oficialismo de Alianza PAIS. Definidos como la Revolución Ciudadana, el proceso estaba seguro y resguardado con la presencia de Lenín Moreno como sucesor directo de Rafael Correa, pero todo ha cambiado en cuestión de días. Hoy, el movimiento oficialista tampoco sabe qué mismo es.  Sus dirigentes no pueden explicar a sus filas militantes que pasó, peor aún le dan conformidades a lo que fue la lucha electoral que proclamó elegir a una persona y un grupo, para que se comporte de manera distinta. Es duro, muy duro ser hijo de padres divorciados políticamente, según la filosofía del asambleísta Jorge Yunda (AP), y menos si entre ellos dividen a la familia entre buenos y malos, lo que les aflora en contradicciones que les ponen a ministras y ministros de estado, a funcionarios del ex régimen correista como los positivos de ayer y los traidores de hoy renegando de sus propias palabras. A estas alturas la crisis de identidad en AP va por el sinsentido de no saber qué proyecto político defienden.

 

Como muchachos imberbes en pleno crecimiento y con urgencia de notoriedad, con reclamos de ser aceptados la clase política ecuatoriana muestra la grave intolerancia de la que está infectada, y que tanto criticó en tiempos recientes, y ahora se mezcla entre opositores, sectarios, fanáticos, pros y contras, que entre todos ha desatado una tendencia peligrosa al asco nacional que se expresa en una sarta de insultos y ofensas cultivadas con odio político que rechaza a propios y extraños.  Sin medir consecuencias, como todo joven belicoso, están generando una tendencia creciente a ofenderse entre ellos, y de paso, contagiar a toda la nación con sus ofensas ponzoñosas con las cuales han creado un ambiente cargado de negatividad.  De paso, en un juego de mosh peligroso como buenos adolescentes se vuelven autodestructivos para acabar con todo lo establecido, y para ello la víctima propicia es el correismo y todo lo que ello signifique. Es decir, se trata de destruir todo aquello que signifique lo que ayer no más halagaban y hasta reconocían, pero ahora, en ausencia y con una cobardía política evidente optan por atacar en bandada, horda, pandilla o como se llame hasta ver a sus enemigos destruidos, como si de saciar venganzas se tratase.

 

También es evidente que, en el Ecuador de estos días, se trata de refundar la nación con cada cambio de gobierno, pues, no faltaba más, otra vez el comportamiento adolescente de la clase política nacional ecuatoriana les aflora en otra de sus manifestaciones de desorden de la personalidad.  Como digo arriba, “Partidarios de lo caótico, fomenta la destrucción de lo logrado”. Es que esta es la parte más dura de este tiempo, en declaraciones públicas, con una prensa que se comporta como azuzadora de la tendencia, se ha destapado un accionar perverso de negar todo lo hecho, de caotizar la nación para que no acepte que se ha avanzado. Muy por el contrario, bajo el grito arrabalero del todo está mal, todo lo que hizo Correa está peor” la situación no puede ser más inaceptable. No hay debate, no hay racionalidad en este tipo de comportamiento, generando una crisis de aceptación que causa daños en la psicología nacional que no entiende como ha pasado en cuestión de horas de ser beneficiario a víctima de los peores calificativos aplicable en la historia contra el ex gobernante. Por supuesto, se manipula con exceso el sentimiento de ingratitud y negatividad, para tratar de opacar a quien hasta ayer no mas era reconocido como el mayor líder de la historia ecuatoriana, que fue parte de una leyenda como la revolución ciudadana”

 

¿Quieren ustedes algo más de ese comportamiento típico del adolescente inconsciente, ese que se fija en las culpas del ajeno sin admitir el propio? Pues, miren la forma como la clase política y la clase dirigente ha mal tratado el tema de la corrupción. Siempre se busca un solo culpable en el otro, pero jamás se acepta que hay un alto componente de corrupción entre sus propias filas. Tanto se defiende lo privado como lo impoluto que no cambia de visión y que es el sector privado el único corrupto y corruptor frente al estado, al tiempo que la multiplicación de perjuicios contra lo público se expresa en dos casos: el de las 512 empresas que señalan a 18.700 contribuyentes que operaron con facturas falsas a empresas instrumentales por más de USD$1.770 millones desde el 2010 hasta el 2015; y, el mayúsculo escándalo de ODEBRECHT, máximo símbolo de la empresa privada corrupta.

Ni hablar, falta la expresión máxima del comportamiento político adolescente ecuatoriano, ese que se muestra en la prensa nacional, muy especialmente en estos últimos días, donde se explota la desinformación y se manipula hasta llegar a las más bajas pasiones. A diario, como si fuese cuestión de aplicar la órden del “miente, miente, que de la calumnia algo queda” da la impresión qué se busca destruir la autoestima nacional, que tanto orgullo había exaltado en este último tiempo. La prensa ecuatoriana, junto con un grupo de líderes de opinión bastante irresponsables, que poca vergüenza parecieran tener salen a mentir, exagerar, faltar a la verdad de manera cínica todo para destruir al otro y, claro, después de semejantes linchamientos mediáticos si algo de inocencia le queda a la víctima esta no es resarcida ni reparada en el mismo espacio o tiempo, bajo el miserable concepto de “ya pasó, es mejor olvidar y callar”.


En los últimos años se notó un esfuerzo en alguna parte de la dirigencia política, como parte de la clase dirigente al tratar de cambiar en algo este comportamiento del eterno adolescente político. Se quiso generar una actitud de madurez democrática que sea apreciable, sin embargo, que crítico es mirar como en esta parte fracasó el proceso de la revolución ciudadana porque no ha cambiado ni una milésima ese adolecer de visión y respeto en lo ecuatoriano. Seguimos construyendo y destruyendo una sociedad con esa actitud negativa que nos genera retrocesos duros de asimilar pero que los estamos viviendo ahora en estos tiempos de libertad.

Al final, peor no podemos ir seguimos volvemos a caminar hacia atrás, sobre todo si nos queda taladrando la pregunta en nuestro inconsciente colectivo: ¿A quién le beneficia que retrocedamos?, que los causantes del desastre algo digan y no se callen para siempre. (FHA).

________________________________________________________________________________________________________________________

Dr. Francisco Herrera Aráuz es Director General de Ecuadorinmediato.com. 
Ecuamex: Agencia productora de contenidos editoriales para Ecuadorinmediato.com
Fuente Fotos: Elmundo.es/Archivo Ecuadorinmediato

 

@2017 DERECHOS RESERVADOS DE ECUADORINMEDIATO.COM, prohibida la reproducción total o parcial de estos comentarios editoriales sin la autorización escrita de su autor. No reproducir por otro medio que no sea por nuestra página web o el sistema móvil de EI. No provoque perjuicios a este medio al promover la lectura sin acceso a nuestra página. Gracias.

 

Fuente fotos. Lahora.com.ec/ El telégrafo /Andes / Vistazo / Ecuadorinmediato.com

 

 

 

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.