Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4501 |  Ecuador, martes, 12 de diciembre de 2017 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

¡RECTIFICAR, RECTIFICAR…PÓNGANSE A RECTIFICAR!

2017-11-20 19:50:00
Análisis
7248

Por: Dr. Francisco Herrera Aráuz/ Ecuamex - exclusivo para Ecuadorinmediato@2017

La semana que ha pasado puede ser pródiga en actitudes de cambio, de esas que le pueden hacer bien a una nación como la nuestra, tan dada a los extremos. Sí, entre él debe y el haber pareciera que comienzan a dar sus primeros pasos en la gestión del gobierno de Ecuador, y sus gobernados ante las medidas y propuestas presentadas cumplidos los primeros seis meses claman porque el régimen del presidente Moreno Garcés rectifique, cambie y no solo él sino toda la nación entera. Si se lo hace podría tenerse una oportunidad certera de un buen rumbo, siempre y cuando la sociedad lo acepte.

 

Hubo un tiempo en que los editorialistas y líderes de opinión en el Ecuador clamaban en sus letras y expresiones ante los distintos gobiernos que “Gobernar es rectificar”. Los días iniciales del régimen del coronel ingeniero Lucio Gutiérrez Borbúa (2003-2005) echaron por la borda ese concepto ante el cúmulo de errores cometidos, tanto que la clase política ecuatoriana estigmatizó el tema y no solo que nunca aceptó las rectificaciones del mandatario, sino que lo convirtió, entre otras, una razón para dar el golpe de estado forajido en su contra. Desde ahí el presidente de la República quedó atado de manos y no puede rectificar en sus actos de gobierno, por más daño que le cause a la nación. Quizás ha llegado la hora de que cambiemos todos desde el concepto hasta los actos de la opinión pública y que entre toda la clase dirigente se pongan a rectificar.

El presidente Lenín Moreno, por ejemplo, dio varios pasos en retroceso a su propuesta económica, que la había remitido el pasado 1 de noviembre a la Asamblea Nacional, para lograr la reactivación económica, dando a entender que tiene sensibilidad para escuchar los reclamos de los gobernados. Sin embargo, la imagen es otra al promover que retiró la propuesta de cálculo del impuesto a la renta contra las personas sin hijos, disminuyó el impacto del IVA contra las empresas, readecuó las cifras del retiro de dineros y eliminó la disposición de responsabilidades tributarias totales contra los accionistas. Al hacerlo el mandatario pareciera que mostró que hubo una severa descoordinación entre él y su Frente Económico, que no supo explicar por qué puso estas medidas inconsultas o sin su debido sustento.

Con la frase “No hay tal mesa servida”, Lenín Moreno repudió a su antecesor Rafael Correa en el manejo económico del país y le culpabilizó de la crisis y el endeudamiento que según él heredó. Ha bastado la presentación del Presupuesto del 2018, para enfrentarnos a una especie de realidad diferenciada. Al parecer, de lo que se desprende en las cifras, hay una sostenibilidad de la nación con un menor déficit, tanto que se alcanza una disminución en dicho presupuesto de 2 mil millones comparado con el 2017, justamente porque disminuyen las obligaciones del pago de deuda externa, según explica el presidente de la Comisión Económica, Pavel Muñoz (AP), quien informa además que el manejo adecuado de la administración del estado le permitirá crecer en educación, salud, seguridad y otros, precisamente porque no hay esa maldecida crisis, aunque no hay bonanza tampoco, y que, es más bien el plan “Casa para todos” el que no consta en el presupuesto y no se puede todavía dimensionar su impacto en la economía nacional.

Es decir, el mandatario ecuatoriano ha formulado su primera gran propuesta, y debe hacer rectificaciones, ha entregado un presupuesto y debe hacer rectificaciones. ¿Cuáles?, pues para empezar las que provengan de corregir sus expresiones fruto de la consigna del odio con el que inició su mandato, asumiendo que tiene una buena base para gobernar, en lo económico al menos y aclarar al país que la inversión pública ha generado desarrollo en la nación, fruto de un adecuado manejo administrativo que recibió de su antecesor. Resultado de esa rectificación, que la nación debe aceptar, deberá promover un proceso unitario urgente entre los asambleístas de su propio movimiento político, al que las acciones de sus operadores políticos dividieron, con el fin de obtener la aprobación del proyecto de ley como una propuesta que tiene un corte progresista. Deberá recurrir a los ovejunos con las disculpas del caso para obtener sus votos, ya que la oposición no va a votar a su favor y se requiere de la mayoría de su partido para lograrlo, so pena de que si no lo hace el mismo sea rechazado. Eso es rectificar.

 

Si uno mira alrededor del entorno empresarial y productivo de la nación, ve como los dirigentes del gremio están comportándose como víctimas de un presunto engaño, en una muestra de inmadurez política asumida en las últimas horas, ya que en ellos se nota que hizo carne aquello de acabar con el correismo, con lo cual pronto se sentaron a la mesa a apoyar todo lo de Moreno, y en especial la consulta que promete destruir a Rafael Correa. Para ellos la propuesta de reactivación no es tal y debe ser eliminada, sin rectificaciones de ningún tipo. Es más, enfocan el problema como solo “del frente económico” se lanzan en campaña a derrocar al asesor y los ministros culpándoles de Correistas. El problema de los dirigentes del gremio empresarial es que no atinan a quien culpar del frente económico, porque son varios entre De La Torre, Campana, García, Orlando, Rivera, Ledesma, Martínez Artola, ¿Quién?, ¿Contra quién es? Sin considerar que entre esos nombres hay algunos afines suyos y que están en el gobierno, el tema se agrava al ser solo sus voces, las de los empresarios, a las que los medios escuchan ya que el silencio de los ministros es tan fuerte que, usando el lenguaje del régimen, el dedo cada vez los apunta más cerca y sin respuesta.

Quizás el problema está también en que no logró pasar la propuesta disimulada de una especie de amnistía tributaria que perdone los delitos de facturación falsa y, integración delictiva de empresas fantasmas que tiene involucrados a 17.319 malos empresarios y que todos - si como lo leen, todos - deben ir a la cárcel prontamente. El tema no quiso ni siquiera ser abordado en la mesa de diálogo abierta por el régimen y, es que, al parecer, se trataba de salvar a los grandes empresarios que están involucrados en el delito, porque hay de esos y están en problemas por el control del estado, según lo describió en entrevista con Ecuadorinmediato la economista Soad Manzur, Superintendente de Compañías.

Entonces, la rectificación urgente debe surgir del propio seno de los gremios empresariales, que creen que debe gobernarse acabando con todo lo que sea Correa. Tal enfoque destructivo se suma al criterio de imponer su modelo económico, de lo que ellos creen que debe ser el manejo de la nación, sin considerar que ellos perdieron las elecciones, y que propuesta no fue aceptada por la mayoría de la nación a que los gobierne. Además, no pueden promover el perjuicio a sus propios asociados al salvar a unos cuantos que han delinquido, ya que la mayoría cumple con las leyes, paga sus impuestos y es fuente de empleo sin perjudicar a sus trabajadores. Rectifiquen, cambien de actitud, es lo que ahora se requiere.

 

Cuando se lanzó la propuesta de dinero electrónico en Ecuador, la banca privada enfrentó a la misma en forma agresiva hasta desprestigiarla por completo, y por dos razones: porque no la controlaban ellos y porque era una propuesta del Correismo. La durísima campaña electoral que pasamos fue el escenario propicio para destruir por completo la confianza en esta forma de pago que significaba un avance económico, pero, nadie en su cálculo más positivo podría pensar que Lenin Moreno iba a entregar a esa banca privada ese manejo de ese dinero, pero lo hizo. El problema ahora es que se tienen que asumir responsabilidades antes que beneficios, para empezar a la gran banca como a la pequeña de economía popular y solidaria les tocará trabajar seriamente en rescatar esa confianza perdida, y les va a demorar su tiempo y hasta que corra el viento no podrán ponerla en práctica porque la siembra del odio político dura tiempo en reducirse y, lo otro, asumir la responsabilidad de sustentar el dinero y garantizar el medio de pago, que fue implantado en la mentalidad del ecuatoriano como un factor para destruir la dolarización y crear una nueva moneda. Con tanto daño por lo dicho, escrito o rumorado, rectificar es una empresa a largo plazo y tendrá un alto costo, pero lo veremos.

 

En cualquier sociedad gobernar para la prensa, las encuestas y los prejuiciosos rumores, es el peor de los métodos. Mas pernicioso es hacer justicia desde la prensa ya que los efectos son devastadores y terminan asesinando imágenes como honras de personas que son víctimas de tal comportamiento malicioso y perverso.

Ecuador tiene un antecedente funesto con el caso de la ex Ministra de Educación, Sandra Correa León, la cual fue juzgada por las versiones de una prensa opositora que buscó destruir por odio político a Bucaram, pero que encontró en ella su víctima propiciatoria. Acusada injustamente de delitos de peculado o plagio por la mochila escolar y de su tesis doctoral, Correa León vio como en la gran prensa se asesinó su imagen, y los jueces se basaron en esa versión publicada para destruirla, perseguirla, encarcelarla y dañar su vida por más de diez años, y cuyos efectos duran hasta ahora.  Ella acusa con nombres y apellidos al MPD, a Freddy Ellhers y el programa “La Televisión” a los periodistas de los diarios Hoy, El Universo, El Comercio y la revista Vistazo, junto el juez Jaime Velasco Dávila, quienes con sus reportajes y notas cargadas de falsedades, sin contrastar ni escuchar su verdad y, luego de publicadas haber sido sus acusadores sin pruebas, de haber sido sentenciada sin cometer un delito y, que propiciaron que la nación sea envuelta en ese odio en su contra. Si, porque además destruyeron a su familia, hasta ahora, ya que se madre Isabel León murió aquejada por este mal que es la estigmatización social, mientras que su padre agonizante don Bolívar Correa, su esposo, como sus hermanos, ven como pasa el tiempo sin que se haga justicia. ¿Cómo no dudar de la función judicial si cometió esta, en complicidad con la prensa ecuatoriana, el horrendo crimen de linchamiento mediático judicializado? Y es que nos enfrentamos como nación a algo terrible como imposible: la reivindicación de las víctimas de una prensa judicializada, porque nunca que quiso escuchar que la juzgaron sin pruebas. Para el caso sería interesante que surja una rectificación de las personas y medios señalados, sería bien visto por la sociedad.

¿Por qué este señalamiento?, pues porque esa es la afirmación del vicepresidente Jorge Glas, con la que enfrenta este momento el proceso acusatorio en su contra, y por el que le tienen preso. Glas afirma que no tienen pruebas en su contra, ni una sola, solo versiones publicadas en la prensa, pero ningún sustento ni base para acusarlo que no sea el prejuicio de versiones regadas en su contra.  Con el mal antecedente que hemos vivido con el caso de Sandra Correa, no hay, sino que regresar a ver a la Fiscalía, a la Función Judicial, a sus jueces y fiscales, para que respondan a la ciudadanía en forma honesta con las pruebas efectivas, sin estar contaminadas de ese prejuicio regado en la prensa como linchamiento mediático, que no escucha razones y expande miserias en contra del acusado. No sé si la nación volverá a aceptar un caso más que manche su historia de haber actuado judicialmente hasta ahora y juzgado a alguien por lo que la prensa o el prejuicio dijeron. No sé si nos negamos a escuchar conceptos jurídicos eruditos que hablan y discuten con la ley en la mano lo actuado por el Fiscal Baca Mancheno o el Juez Jurado Fabara, sin que se dé importancia a lo señalado, dando la impresión como dice Alberto Cortés en su “Parábola de Uno Mismo” si es que “Nos hemos quedado mudos o ellos son sordos”.

¿Qué rectificar?, pues escuchar primero a que el acusado diga su verdad en esa misma prensa, en forma equilibrada entre lo que le inculpan y lo que él defienda como su verdad, y se nota que no hay esa actitud en los medios de comunicación ecuatorianos, que en su gran mayoría pareciera se niegan a escuchar a Glas, mientras que los operadores de justicia deberán entregar a la nación, tanto o más que a sus juzgadores, todas las pruebas evidentes contra el vicepresidente y no juzgar por lo que tiene como versión o prejuicio publicado. Si no lo tienen algo que respalde la acusación rectifiquen judicialmente, están a tiempo, porque el dicho sabio dice: “De ser prudente nadie se arrepiente”.

Al final, Rectificar siempre será positivo, la clase política ecuatoriana debe aceptarlo y la sociedad entera promoverlo, con el fin de que tengamos un buen proceso de gobierno, de convivencia nacional positiva y de alto valor propio. Si no corregimos el precio del error puede ser incontrolable como lo es aquello que el odio es un veneno que te tomas para que le haga daño al otro”. (FHA)

____________________________________________________________________________________________________________________

Dr. Francisco Herrera Aráuz es Director General de Ecuadorinmediato.com. 

Ecuamex: Agencia productora de contenidos editoriales para Ecuadorinmediato.com
Fuente Fotos: Elmundo.es/Archivo Ecuadorinmediato

 @2017 DERECHOS RESERVADOS DE ECUADORINMEDIATO.COM, prohibida la reproducción total o parcial de estos comentarios editoriales sin la autorización escrita de su autor. No reproducir por otro medio que no sea por nuestra página web o el sistema móvil de EI. No provoque perjuicios a este medio al promover la lectura sin acceso a nuestra página. Gracias.

 

Fuente fotos. marketinguerrilla.com/twitterjorgeglas/ecuadorinmediato

 

 

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.