Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4866 |  Ecuador, martes, 23 de octubre de 2018 |  Ver Ediciones Anteriores

Tzantza shuar repatriada desde Vaticano será sometida a exámenes técnicos y de conservaciones

2018-01-20 10:40:23
Cultura
2552

Pieza está en manos del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural y será traslada al museo de Pumapungo en Cuenca

La Cancillería entregó al Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) la tzantza (cráneo reducido) de origen shuar que el Vaticano, después de casi un siglo en su poder, restituyó a Ecuador. El bien etnográfico se encontraba, hasta el momento, en un contenedor metálico en el repositorio documental del archivo histórico de la Cancillería ecuatoriana, en un ambiente climatizado y en condiciones adecuadas y ahora será sometido a estudios técnicos y de conservación.

En diciembre pasado el Vaticano restituyó la pieza con motivo de la visita que el presidente, Lenín Moreno, realizó en diciembre a Europa, que permaneció en el museo etnográfico de esa ciudad desde el año 1925.

“Por voluntad propia del Vaticano y con las acciones de nuestra embajada en la Santa Sede se llegaron a los acuerdos para la devolución de la tzantza”, enfatizó el director de Asuntos Culturales, Patrimoniales y Turísticos de la Cancillería, Fabián Bedón.

Ahora se someterá a la pieza en un proceso de cuarentena y, tras su revisión por el INPC, posteriormente será traslada al museo de Pumapungo, ubicado en Cuenca.

“Éste es un bien etnográfico porque forma parte de un ser humano. Según la legislación internacional del Consejo Internacional de Museos (ICOM), todo bien deber ser devuelto a las propias comunidades, solo se necesita la buena voluntad”, agregó el funcionario.

Una vez que el bien fue entregado al Instituto Nacional de Patrimonio Cultural, la arqueóloga Andrea Yánez, que es catalogadora de bienes arqueológicos en esa institución, relató que hace dos años fue designada para viajar al Vaticano y determinar la autenticidad de la tzantza.

“Procedí hacer exámenes básicos para identificar si es de un animal o de un humano, determinando que era de una persona y que se trata de un objeto patrimonial ecuatoriano”, aseveró. Además, comentó que la pieza estaba bien mantenida y en las condiciones medioambientales correctas.

El conservador investigador del INPC Fernando Espinoza manifestó que antes de proceder con la apertura del contenedor metálico en el que reposa la cabeza humana reducida, se tienen que conocer las condiciones ambientales en las cuales fue trasladada. “Esos datos son totalmente necesarios para que nosotros generemos el proceso de adaptación de la tzantza hacia otro contenedor, ya sea para exhibición o para ser guardado en una reserva”.

Con información de Cancillería

(PAY)

 

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.