Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4866 |  Ecuador, martes, 23 de octubre de 2018 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

Una medición de fuerzas entre Rafael Correa y Lenín Moreno se refleja en proceso de consulta popular, coinciden analistas (AUDIO)

2018-02-03 12:27:00
Entrevistas
3665

Audio

Febrero 02 - David Chávez, Franklin Ramírez, Fabricio Betancourt, Elías Levy

David Chávez, Franklin Ramírez, Fabricio Betancourt, y el corresponsal de EFE, Elías Levy; pasan revista a varios factores que han estado presentes en este proceso

Los analistas David Chávez, Franklin Ramírez, Fabricio Betancourt, y el corresponsal de EFE, Elías Levy, dieron sus puntos de vista de lo que han sido estos últimos días en los que la ciudadanía ha estado expectante por el accionar de varios actores políticos a propósito de la consulta popular. Uno de los criterios con los que coinciden es que esta iniciativa es una especie de medición de fuerzas entre el presidente de la República, Lenín Moreno, y el exmandatario Rafael Correa; pero también entre lo que es Alianza PAIS y la Revolución Ciudadana.

Parámetro principal de consulta popular

David Chávez dijo que la consulta popular, desde el inicio, se definió como una “tercera vuelta electoral” por la necesidad de legitimar el “reacomodo” de fuerzas políticas que supuso la llegada del Presidente Lenín Moreno al poder.

“Lo resumiría, contextualizando con lo que había sido los 10 años de correísmo, como una recomposición de ese enfrentamiento entre un bloque en torno al proyecto progresista del correismo y un bloque en torno a la serie de fuerzas conservadoras, actores de derecha de distinto tipo, que habían marcado la política del Ecuador”, mencionó.

“Los resultados de la consulta popular van a ser interesantes”, para Chávez, pues se verá qué ganó y qué perdió el morenismo.

Elías Levy, de agencia EFE, llegó recientemente a Ecuador, antes estuvo en Jerusalén, que “creía complicada, pero cuando llegué a Ecuador me di cuenta que aquí hay un doctorado absoluto en creatividad política”.

“Creía haberlo visto todo en Oriente Medio en procesos políticos electorales, bélicos, llego a Ecuador resulta que el Gobierno es Gobierno y oposición, llego a unas elecciones y a los 6 meses convocan otra, llego a Ecuador y me encuentro con una corrupción, me preguntaban, en noviembre y diciembre, ¿qué conoces del Ecuador? Decía que ya lo conozco todo: Fiscalía de Flagrancia, Policía, Corte Suprema, todas las instancias judiciales del país, entonces, creo que es interesante, para un periodista es un reto estar en Ecuador”, mencionó.

Para Levy, existe una “lucha de titanes entre dos mandatarios”, que tratan de definir el futuro político del país. “Lucha de titanes en una suerte de lucha absolutista, en el sentido de que no puede haber un empate, uno de los dos vencerá y el que venza, elimina al otro”, dijo, al tiempo de admitir que la consulta es un enfrentamiento entre Moreno y Correa.

Campaña en redes sociales

Fabricio Betancourt hizo un análisis en la red social de Facebook, que cuenta con más de 10 millones de personas activas, para ver qué pasa con el humor de los ecuatorianos. “Lo hicimos, a través del tipo emocional, a través de ciertas emociones, mediciones como compromiso, como interacciones y, a través de compartidos. Cada una tiene un significado distinto”, acotó.

Según indicó, existe un Presidente de la República “absolutamente dormido” frente a un ex Mandatario “que llega con todo y que se toma todos los espacios de redes sociales, que se toma la campaña de tierra”.

“De repente, después, a través de un comportamiento, que no da una muestra de cambio real, sino una persistencia en lo ha venido haciendo durante estos últimos 10 años, ya no empieza a ascender como estaba ascendiendo, a través del comportamiento de la valoración sea positiva o negativa”, mencionó.

Recalcó como un “error” la estrategia de Correa, pues el humor de la gente ha empezado a cambiar: “empiezan a reírse del candidato (NdR: Rafael Correa no participa como candidato, lo hace impulsando el No en la consulta) lo empiezan a tomar a broma, empiezan a tomar esos pastelazos, que son comunes lanzarlos en Alemania en contra de los políticos como una manera de manifestación, empiezan a utilizar, en nuestro país, los huevos”, detalló.

“Hay una descendencia, hay un mantenimiento en lo que es una tendencia a favor de Sí, sin dejar de descender y el No se mantiene parcial”, acotó Betancourt, quien dijo que se puede comprobar por el compromiso y el compartir en redes sociales.

Sobre si pesó el nivel de agresividad en la campaña electoral, el consultor político detalló que emocionalmente fue medido en más de un millón y medio de reacciones. “Se hizo una medición, precisamente, hay una reacción, más bien, un enojo en cuanto a ciertas actitudes del Gobierno oficial. Parece que esa negatividad se trasladó por ciertos momentos, desde la elección de la Vicepresidenta y, posteriormente, con algunas acciones, con lo de los 250.000 empleos por año que redujeron a medio millón de empleos”, mencionó.

En cambio, Correa mantiene un compromiso enorme, acotó, pues “están en una incertidumbre, que se hizo muy grande, que llegó a 70 %, ha servido para que los que permanecieron sean los leales y que puedan refundar la Revolución Ciudadana, con un posicionamiento de la Revolución Ciudadana en redes sociales. Rafael Correa ya presentía eso, está posicionando ese nombre a la ciudadanía, del nuevo nombre que lo va a lanzar y registrar”, sostuvo.

Momento político de Alianza PAIS versus Revolución Ciudadana

David Chávez afirma que una de las grandes incógnitas del escenario pos consulta es cómo se va a recomponer el denominado movimiento “Revolución Ciudadana”, lo que dependerá del resultado electoral. “El voto real del morenismo va a ser el voto que logren sacar por sobre lo que sacó Guillermo Lasso en la segunda vuelta electoral, el voto de Guillermo Lasso se va a endosar al Sí”, agregó.

El sociólogo comentó que, basado en un análisis de la votación de los últimos diez años, el voto de la derecha es disperso, es decir, entre distintos partidos y liderazgos. “Lasso ya logró, en la segunda vuelta electoral, consolidar, pero es una consolidación muy coyuntural, es decir, no todo el mundo estaba convencido, aunque esté un poco hacia la derecha, en votar por Lasso, pero, al final, era la opción que tenían”, mencionó.

El voto de Correa será durísimo, es decir, de él solo y del círculo que se quedó a su lado, acotó Chávez, quien mencionó que la votación que obtenga el No “será depurado” de Alianza PAIS y las tensiones internas. “El otro voto, en cambio, es muy disperso, muy fragmentado, el voto del Sí, hay como 40.000 padres o madres de ese voto, hay un montón de gente ahí y es un montón de gente que, además, no está ofreciendo su apoyo gratuitamente”, subrayó.

Para Chávez, el escenario del Presidente Lenín Moreno, después de la consulta, es muy complejo, ya que, por un lado, en un contexto así, le va a resultar difícil consolidar la facción de Alianza PAIS que se quedó con él.

“Nadie que hable con seriedad y objetivad va a decir que este es un gran voto muy sólido de Moreno, el voto del morenismo va a ser una parte y creo que menor, de ahí tendremos el voto de los sectores de derecha, esa facción chiquita de izquierdas, que va a votar por el Sí, es un voto fragmentado”, indicó.

¿Frente a la opinión pública están claros los conceptos del Sí y del No?

El periodista Levy cree que la respuesta es no. Comenta que le gusta hacer periodismo de calle y ha salido a hablar con la gente, “ahí es donde está la noticia”. “No hablo con uno ni con diez ni con veinte, hablo con el de la panadería, el del súper, con todo el mundo siempre intercambio”, dijo.

Con quienes ha interactuado, lo primero que les pregunta es: ¿Va a votar Sí o No?, en el 90 a 95 por ciento de casos, todos tienen una respuesta específica. “¿Sí a qué? o ¿No a qué? ahí empezamos en el problema porque el 90 por ciento de gente ni siquiera ha leído a fondo las preguntas, todos saben que hay una de minería, contra la corrupción, la conclusión a la que se llega es que tienen una cartera, el Sí tiene la careta del Presidente (Lenín Moreno) y el No tiene la careta del anterior Presidente (Rafael Correa)”, especificó.

En ese contexto, “le puedes poner una papeleta con una careta de cada uno y volver a votar”.

Franklin Ramírez, docente FLACSO, opinó que el conflicto político, incluso, la polarización que se vivió con el ex Presidente Correa ha sido represada por un “unanimismo mediático entre la corporación privada y los medios públicos. Esa falta de conflicto en la esfera pública tiene que ver, en parte, con el hecho de que la ciudadanía, la población, no logre familiarizarse con ciertas ideas claves de lo que está en juego más allá de esa polaridad Correa-Moreno”.

“Parece que pasamos, abruptamente de una esfera pública salvaje, incluso confrontacional, a una planicie mediática que, si no es por el peso de las redes sociales, no deja entrever claramente los clivajes, los argumentos, la reflexividad de la sociedad. El conflicto que ahora Moreno entierra y el resto de la oposición quiere, básicamente, represar tiene unos efectos de pedagógicos, de ampliar la crítica pública, el debate público, la deliberación y no es solo algo que hay que anestesiar, como me parece que es parte de los elementos del pos populismo que está en juego”, comentó.

“Se extraña el conflicto político en la arena pública. Un debate sustantivo, con los límites que podría tener esa confrontación exacerbada, pero yo veo a esta campaña como sosa, pobre, por la falta de conflicto político que es una característica del morenismo y es parte de su gran proeza de pacificar el país”, reflexionó Franklin Ramírez.

A su criterio, el que Rafael Correa haya recorrido las calles y se haya tratado de colocar aquello en redes sociales, puede ser que la consulta sea un conflicto político; pero si es que se observa en los medios de comunicación, el conflicto no está ahí, en donde sí estaba hace poco tiempo. “Uno veía un periódico u otro y daba cuenta de esto. Pero está represado enteramente y sin conflicto político no hay vitalidad democrática. Hay una mala comprensión del consenso que esteriliza la posibilidad de reflexibilidad y del debate hablando alto, duro, pero con respeto. Esto se acabó”.

Campaña política

Fabricio Betancourt, de su lado, comentó que una campaña política es la confrontación de dos líderes políticos, de dos modelos de gobierno y de dos filosofías. Sin embargo, en este caso, éste es un caso de consulta popular de contenido en donde los actores políticos se desplazan en cierto modo y hay otros que logran “montar la ola”.

“En el un lado tenemos a Lenín Moreno que lleva la agenda setting (la de los medios) y, en el otro lado, tenemos a Jaime Nebot, quien también está tratando de montar la ola, pero no con la misma presencia con la que lo puede hacer el oficialismo, a través de todos los mecanismos que tiene. Por el otro lado, tenemos únicamente a Rafael Correa que se está consolidando, pero él tiene un conflicto de 10 años y el conflicto y esa confrontación, precisamente, no tiene que ser de una campaña continua durante 10 u 11 años, en donde hay un desgaste y, de cierta manera, fue a calar lo que son los cimientos de la democracia y de lo que pasó en ese tiempo”, comentó.

En ese marco, mencionó, desde su punto de vista, se tiene a una consulta popular débil, una campaña que no se ha movilizado en las calles, en donde ha habido una espiral de silencio al expresidente Rafael Correa. “Es el bullying que se le hace cuando no te quiere hablar nadie, la ley del hielo, y el mecanismo que utiliza es el que antes rechazaba, pero sin una nueva estrategia vamos a tener un Rafael Correa que, después de esta consulta popular, va a ser diferente; que, posiblemente, va a hacer caso a los consultores políticos. No se va a dejar llevar mucho por las emociones y más bien va a ser un poco más racional”.

Para David Chávez, Correa vio que su presencia era importante para concentrar el voto correísta duro para el No en la consulta, y lo logró. “Creo que esto es un buen aprendizaje para él como político, porque está aprendiendo a hacer política, ya no desde el Estado, desde el Gobierno o desde el poder; sino desde la calle y con todo en contra. Además, creo que es ventajoso que termine haciendo política desde ahí porque, al final de cuentas, va a tener un resultado bastante interesante”.

Del otro lado, dijo, Moreno “no motiva nada” porque su pasividad es evidente. “Es el motivador desmotivante. Moreno sería la reencarnación de aquello que llamamos la pos política, es decir, que no es ni chicha ni limonada, que no te dice nada, que es el administrador de una especie de consenso forzado en lo que realmente es el campo de la esfera pública”.

“El momento en el que logras ahí, un consenso forzado, completamente artificioso y todo; creo que hay que hacer una diferencia y no es que el conflicto no está, mismo que se ha expresado en redes –que ha sido un espacio de desfogue, la válvula de escape del conflicto político- porque no se podía cerrar. Es decir, es un conflicto que viene desde hace 10 años y es ahí en donde la gente adscribe políticamente, en esa disyuntiva que se planteó en la disputa política”, reflexionó.

Esta, mencionó, tiene una particularidad frente a procesos que se han vivido en toda la región “No se inventan el conflicto, lo que hacen es trasladarlo hasta la esfera política. Durante el neoliberalismo era obvio que había un montón de conflictos sociales y económicos detrás. Lo que hacen esos gobiernos pos-neoliberales, traen esos conflictos a la esfera política y ahí empieza una recomposición del orden político”.

“Se ha sembrado mucho desde la política del consenso, de que son los líderes populistas los que se inventan el conflicto, la lucha de clases, la desigualdad social, que exacerban y dividen a las familias, pero no. Lo que eso supone es esa contención que la política del consenso hace que es sacar al conflicto de la esfera política, se revirtió y ahora podríamos estar viviendo, posiblemente, el proceso inverso”, explicó.

Sin embargo, a criterio del analista David Chávez, el resultado de la consulta popular puede dejar planteada la necesidad de que ese aparente consenso es endeble y de que podría irse resquebrajando.

Medios de comunicación y su papel frente a la ciudadanía en la consulta

Para el periodista Elías Levy, cuando llegó para la investidura de Moreno, lo primero que vio es una tensión política que no sabía medir si estaba a punto de estallar, sin embargo, aclaró que Ecuador no estaba al borde de Venezuela, pero sí existía una tensión política que hoy no se respira. “No sé si pueda medir en el papel de los medios. Hay que ser claros. Correa, básicamente, está sufriendo un boomerang”.

“Él ha tenido un enfrentamiento muy abierto con medios de comunicación durante largos años, que no sabría decir cuántos, pero conozco ese fenómeno. Esa lucha con los medios hoy se le está revirtiendo en que los medios no quieren ni recibirlo. Yo he estado con Correa un par de veces en estos ocho meses y le he hecho esa pregunta: ‘puede usted culpar a los medios porque hay algunos con los que ha tenido una enconada lucha durante varios años, a los que ha multado casi al borde de llevarlos a la ruina’”, relató.

Sin embargo, aclaró que no está en capacidad de decir si es que había que regularlos o no, pero aseveró que una opinión pública, a través de los medios, no se regula por ley, sino por consenso. A su criterio, no se pueden hacer leyes para cerrar las brechas que los medios de comunicación suelen crear para sí mismos.

Por lo que, a su criterio, lo que se tiene hoy es a un Rafael Correa que solo tiene las redes sociales para poder hablar a más de algunos aliados en los medios de comunicación. “Pero yo no podría echarle la culpa a algunos de ellos, pero, desde luego, está pagando ese precio”, comentó durante una entrevista para el programa “El Poder de la Palabra”, de Ecuadorinmediato.com/Radio.

Cabe recordar, sin embargo, que Correa ha recorrido un sinnúmero de medios pequeños, especialmente estaciones radiales y, en su mayoría, en sitios “periféricos”, por lo que se tendría que geolocalizar si es que en estas zonas podría haber un balance positivo de la llegada de su discurso.

Para Chávez, ese ha sido siempre el apoyo que ha tenido el Expresidente desde el 2007. “El correísmo perdió, ya en el 2014 se vio que el correísmo perdió a las capas medias de las grandes ciudades hace rato. Moreno llegó a la Presidencia gracias al voto que no era del gran electorado de Quito, Guayaquil y Cuenca, que además, los medios de comunicación son tremendamente quiteño-centristas o guayaquileño-centristas. Por eso decía que Correa está haciendo un aprendizaje político muy interesante por este tiempo: Haber hecho ese recorrido es mirar a su base electoral dura”.

Mientras que, Betancourt, analizó que Rafael Correa, luego que salió de la Presidencia, después de “este divorcio y repartición de bienes”, donde centró toda la atención y en donde tenía esos enormes picos eran las redes sociales. “Era impresionante cuando Rafael Correa vino por primera vez después de que se había ido, fue impresionante el pico que marcó”.

“Cuando hacía cada sabatina a través de redes sociales estábamos hablando de que, aproximadamente, tenía un millón y medio de visualizaciones. Era impresionante y eso sin contabilizar las visualizaciones del Expresidente que se las bajaban y las convocaban en otro perfil para captar cierta atención”, destacó.

Por lo que la radio ha ido decayendo cada vez más frente a las redes sociales, que han logrado, en apenas seis años, lo que las radios se demoraron cerca de 50 años, y la televisión 30 o 40 años. “Estamos viendo a una radio que, si bien es cierto es más comunal, frente a una televisión que moviliza en el país”.

“Para ganar una campaña tú no la ganas en un mes. En un mes, lo que ha logrado Rafael Correa, de los 20 puntos que era el voto duro –que después del juicio a Jorge Glas estaba en 18-19 si no me equivoco- por lo menos tendremos una subida de unos 15 a 16 puntos. Va a perder, obviamente, pero va a capitalizar lo que nadie se imaginaba y lo está haciendo a través de radio y redes sociales”, sostuvo. Alegando que cuando se unen estos dos elementos, más la televisión, lo que es la campaña total de aire con la de tierra, y la digital, será el “As”, el imbatible.

Desde el punto de vista de Franklin Ramírez, en el marco de esta contracción del conflicto, hay una suerte de distancia mayor de la ciudadanía con el juego político. “No me extrañaría que, por primera vez, desde el ciclo de la Revolución Ciudadana, incluso haya una reducción de la participación electoral. Desde que entró Correa ha ido sistemáticamente subiendo”.

“La participación empezó en el 76, terminó en el 84, más o menos, y no me extrañaría que ahora haya un descenso en la participación porque no es el oficialismo ni el morenismo, sino la mega coalición anticorreísta. Va a ganar por el hecho de ser una mega coalición, por peso, por fuerza y por volumen, pero no porque haya movilizado, efectivamente, ni emocional ni estratégicamente a la población hacia sus tesis”, manifestó.

Argumentando además, que esta mega coalición se ha dado casi por inercia, porque “jugaron bien”, recordando, por ejemplo, el caso ODEBRECHT, la prisión de Glas, por todo el drama político que se vivió desde la campaña hasta el encarcelamiento del Exvicepresidente en torno al tema de la corrupción. “Esa inercia ha pesado mucho en un Sí que no ha sido construido por buenas razones”.

“Cuando vemos al Ministro de Educación haciendo campaña por el Sí diciendo que es por la niñez es como que no se logró traducir un mensaje político claro: por la defensa de la democracia, por la institucionalidad, etc. Por eso es que ahí a Correa le dejan un terreno más amplio para colocar sus posiciones, sus tesis más políticas y eso también explica el crecimiento de Correa. Entonces, esa mega coalición anticorreísta que gana por inercia, por peso, sin claridad de ideas, sin movilizar y entusiasmar al electorado. Además, el 5 de febrero va a tener que repartirse esa votación”, añadió.

El SÍ tiene varios propietarios el NO tiene uno, hay varias tesis, como la de Gustavo Larrea, que dice que van a pulverizar a Correa, esto significa, sacarle su voto mínimo histórico, creo que si el Sí tiene en las preguntas 2,3 y 6 un 70%-75%, el correismo queda herido de muerte, pero si conserva su votación sobrevive el huracán en las peores condiciones, pero si llega a un 40% de apoyo popular, continuaría vigente.

Escenario si gana el No en la Consulta Popular

Franklin Ramírez, lo veo poco probable, que gane el NO, imaginemos esto en un escenario de ciencia ficción política, pero la consulta sería que hace Moreno, lo reconoce como aliado o lo aplasta, por este mismo motivo, ya que sería muy peligroso políticamente

Por su parte, Fabricio Betancourt, explica que las encuestas están fallando y cada vez fallarán más, por lo cual se tienen que observar las tendencias sociales con mucho cuidado: “Creo que en la pregunta del Consejo de Participación Ciudadana, será una de las preguntas con mucho cuidado, pero las personas no van a decir tal pregunta se ganó con tanto, sino ganó Correa o ganó Moreno”.

Elías Levy, subrayó que desde su punto de vista, si gana el No el accionar de Rafael Correa será clave, y su ausencia sería un factor fundamental: “Correa viajará el 6 de febrero, pero es difícil capitalizar un resultado desde Bélgica, el problema es que ha dicho que no va a volver, con lo cual se puede desvanecer en los próximos años lo que podría lograr, es difícil hacer política desde lejos”.

David Chávez, coincide con el pensamiento de Franklin Ramírez y cree que es casi improbable que gane el NO, por lo cual considera que a más de mostrar la tendencia, no alcanzaría los esfuerzos de Correa para ganar la Consulta, pero si pasa el 30% debería considerarlo como una victoria, además sostiene que después de la Consulta, iniciarán los reclamos por el apoyo en Campaña.

“El 05 de febrero van a empezar a disputarse, o a pelearse por quien va al Consejo de Participación Ciudadana, todo el mundo va a reclamar su parte del pastel, su apoyo no es gratuito, evidentemente hay acuerdos previos y van a concretarse luego de la Consulta”, dijo.

Para concluir el panel, los especialistas dieron su punto de vista sobre el rumbo del país y el cambio que pueda tener después de la Consulta Popular, independientemente de cuál de las dos posiciones sea la que obtenga un voto mayoritario.

Elías Levy, manifestó que la Consulta en términos políticos es casi innecesaria, debido a que el Presidente Moreno, hubiera pasado leyes o decretos sin necesidad de convocar a un referéndum: “Realmente el 05 de febrero no tengo un escenario de lo que va a pasar, al igual que en los últimos ocho meses, no he visto grandes políticas de estado, pero si estoy seguro que Moreno v a ver qué tipo de apoyo real tiene en todos los ángulos, desde ahí se podrá juzgar a un Gobierno”.

Franklin Ramírez expresó que lo más probable es que el país tenga un ‘chuchaqui político’, porque el Morenismo va a quedar más fragilizado de lo que empezó esta campaña, por su fragmentación popular: “Veo como gran triunfador a la derecha política a las élites, que tendrá capacidad de aumentar el poder político que tiene, el poder mediático y decirle al Gobierno sus demandas y peticiones”.

Fabricio Betancourt, por su parte sostuvo que es preocupante que en el país existan más partidos políticos que líderes políticos en el país, ya que no existe ni madurez política ni acierto político, para estabilizarse: “Vemos esto con preocupación si no existe esa madurez, ya que una Constituyente sería el mejor escenario para que regrese Correa, pero hasta mientras existe un canibalismo político, que se disputará el poder”.

David Chávez, recalca que el escenario en el cual se va a mover el Gobierno luego de la Consulta Popular, es el de una legitimidad con menor estabilidad política, debido a que los conflictos que va a desatar el reparto de favores políticos va a desestabilizar al Gobierno: “Se quedaría como una fuerza minoritaria y con aliados de derecha que es como dormir con el enemigo. Además, vamos a entrar en un escenario muy complejo, pero veremos si la estrategia que tiene el Gobierno es viable, ya que volver a Montecristi como profesan es muy complicado”.

(PAY) – (JPM) – (PF)

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.