Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4866 |  Ecuador, viernes, 20 de abril de 2018 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

ECUADOR: LA CLASE GOBERNANTE SIGUE DERRUYENDO EL ORDEN CONSTITUCIONAL

2018-03-19 21:51:00
Análisis
4873

Por: Dr. Francisco Herrera Aráuz para www.ecuadorinmediato.com

Una vez elegida la presidenta de la Asamblea Nacional, una sensación de rabia e indignación contenidas explotó en el sentimiento de muchos de quienes en Ecuador siguen la política en lo cotidiano, siendo las redes sociales el termómetro más apropiado. Se había violado la Constitución, una vez mas en este ultimo tiempo, y la impotencia de mirar como la clase gobernante ecuatoriana sigue su propia "hoja de ruta" a hurtadillas del orden legal, aumenta la desazón para cuestionar de que sirve la legislatura si actúa bajo violación de las leyes, mientras destruye la constitucionalidad junto al gobierno imperante.


     La larga historia política de la nación esta empapelada de leyes y constituciones, a las cuales se las aprueba como la gran solución. Sin embargo, la clase política, y en especial que llega al gobierno de turno se ha vuelto una especie de marioneta inútil, incapaz de guiar sus propios destinos, sin respetar las leyes y normas constitucionales que aprueba y desaprueba, dando con ello a entender que no hay modelo político que valga en el país, al que la clase gobernante le vuelve ingobernable.

 

     El actual gobierno del presidente Moreno Garcés, al igual que sus anteriores, tiene a su haber un funesto precedente para actuar al margen de la constitución. El haber convocado a Consulta Popular el pasado 4 de febrero de 2018, pese a todo lo que pueda decir y defender, tiene un arco violatorio de la Constitución que le pesará a futuro, ya que por violentar el Art 104.- de esa carta la consulta No tuvo Informe Constitucional, el ciudadano votó a ciegas y no se sabe si que aprobó fue válido, legal y respetuoso de esa Constitución.  Ese es un punto fundamental que genera la atención más trascendente en el debate y la acción jurídica que sigue, porque ahora se nota que se tienen que acomodar los resultados a que calcen en una realidad contradictoria, ya que no se sabe hasta donde llegar y a cuantos afectar para que se cumpla lo de las urnas.

     No importó que se haya violado la ley, ni tampoco sirvió de nada el que se reclame a la clase gobernante a que se encuadre en lo legal, entre todos ellos decidieron mantenerse al filo de la norma, poniendo a la nación -una vez más- en una condición de sociedad inestable e ingobernable, de cuya fama gozamos ante el mundo, para satisfacer sus caprichos y venganzas, para acabar con el Correismo justificando con ello el llamado a las urnas para su actuación. La presidencia del presidente Moreno, la Asamblea del presidente Serrano, la función electoral de la presidenta Villacís, y la Corte Constitucional del presidente Ruiz, entre todos ellos hicieron caso omiso de cualquier observación de orden constitucional o de respeto al orden jurídico con el que llamaron a la consulta, que hasta de la propia OEA clamó por el respeto a lo escrito y aceptado por todos, y se salieron con la suya poniendo al país como pretexto de que eso es lo que quería, cuando es lógico que una sociedad no quiere votar para violentar las leyes, aun cuando insistan en que “Respetan el espíritu de Montecristi”.

 

     Siempre se dice que lo mal que hacemos una vez requiere de males mayores para tapar lo anterior, y eso pareciera ser es lo que ocurre ahora cuando comienzan a caer como en efecto cascada una serie de hechos en los cuales nuevamente se ve involucrada la Constitución de Ecuador y su debida respetabilidad. Al parecer esta rama del derecho, que es una de las más difíciles de entender y aplicar porque esta sujeta a constante debate, de interpretación distinta, vive su peor momento en Ecuador si le ponemos al frente a una serie de ignaros en condición de expertos, o sabedores a medias que nunca han leído la constitución -como es el caso de algunos asambleístas- que proclaman su ignorancia a gritos en cada presentación en el foro legislativo, haciendo gala de su incultura y desconocimiento, pero tienen el atrevimiento de actuar ­en muchos casos violando la norma constitucional.

     Es precisamente eso lo que ha ofendido a la conciencia colectiva ecuatoriana, el debate en medio de miserias que ve en la Asamblea Nacional, con autoridades que conspiran para destruir el orden constituido, que se forjan y falsifican informes para tratar de deformar la historia de la nación. Mas alá del lenguaje vulgar, solo puede ver, gestos, actos y palabras para defender perversos intereses, sean del titular legislativo, del ex contralor prófugo, o de su reemplazante forzado, del fiscal de la nación, de la subrogante, de empleados funcionales o policía utilitarios. El desfile de inculpaciones como revelaciones que han salido de ese triste espectáculo pone a dudar de ellos y de la clase gobernante: ¿De veras respetan la Constitución? ¿Para qué sirven las leyes para estos dignatarios públicos? El peor de los silencios es la más amarga de las respuestas, porque no pueden explicar que sus actos atropellan esa carta política fundamental del estado, a la que juran defender en sus discursos y ensucian con sus acciones.

     Entonces, para saldar cuentas de este mal suceso que vivimos con la crisis de los audios, algunos de los intervinientes de la clase gobernante de turno y sus adláteres han optado por volver a violar la Constitución, obviar lo escrito en las leyes y asumir la consabida frase que retrata en toda su intensidad la corrupción de la clase gobernante que alude a una “Salida Política” como la solución a todo esto. Entiéndase que desde fuera vemos a esa salida como el más grosero ejemplo de como violar las leyes, las normas y disposiciones constitucionales, para acomodar a los intereses de los politicastros de turno que gobiernan el Ecuador. Si, esa es la peor de las acciones, justificarlo todo con la política para reemplazar a la legalidad y el estado de derecho, poniendo en la impunidad desde simples infracciones hasta los golpes de estado.

 

     Lo deplorable de este proceso de desgaste constitucional que sufre el Ecuador en estos tiempos, es que el deterioro va en aumento. Como la crisis era en la asamblea, entonces en ese mismo espacio es donde deben llegarse a los acuerdos para la salida y eso implica entrar en un nuevo paso indebido, que para toda la clase gobernante es plenamente justificable: la negociación política parlamentaria. Han entrado en ese escabroso terreno donde lo único que apreciamos desde fuera es la entrega de cargos, la asignación de cuotas de poder, las ententes legislativas, los pactos de trastienda, las alianzas contra-natura, los amarres de votación, los nombramientos de ultima hora y las resoluciones de medianoche. Qué tipo de respetabilidad puede ofrecer una función gobernante plagada de este tipo de bochornos en los que la mayor justificación es que se unen en el peor invento de la corrupción política de las “mayorías móviles”  creación del principal aliado del gobierno, Gustavo Larrea, quien junto con el régimen justifican que para todo  deben dialogar y parlamentar Total se unen para violar la constitución y las leyes, bajo el peor de los asertos que es el que En la Asamblea Nacional, ¡toda…toda…toda negociación es corrupción¡ y el tiempo nos da la razón.

     Insisto en señalar que ya con el antecedente de violación constitucional de la consulta popular, lo que vino a la asamblea fue ir directo a la frase de quien lo hace en lo pequeño lo hace en lo grande y viceversa. De nada sirvió que los analistas, juristas y abogados o líderes de opinión respetables, hagan notar la existencia del Art 121 de la Constitución que da paso a la sucesión ordenada de los vicepresidentes. Es evidente que como no convenía a la clase gobernante procedieron a violentar la Constitución y ahí les tienen unidos la nación a Alianza PAIS con Socialcristianos, Suma, Integración, Independientes, ID y de lado avalando con su candidata a CREO, todos al unísono como parte de la negociación política. El que Revolución Alfarista haya protestado, se haya salido de la votación solo parece haberlos consolidado mas en la lógica del poder tomado al que se trepan sin reparo ni pudor al grito de “¡Abajo el Correismo!” lo que pareciera les autoriza a todo.

 

     La elección de la presidenta en la persona de Elizabeth Cabezas, independientemente del respeto que se merece esta señora asambleísta, siempre será visto para la historia como una nueva violación a la Constitución. La reorganización total de la asamblea, destruyendo comisiones, consejo de administración y todo cuanto quede como cargo en la asamblea, bajo el amparo del discurso del asambleísta Raúl Tello, que es una muestra de la codicia política, no es sino ese espíritu del atropello de la Constitución que se lo hace de manera condenable y que violenta la obligación que tienen especialmente los legisladores de respetar y hacer respetar la Constitución y las leyes.

     La reacción que este nuevo acto violatorio a la ley no se ha hecho esperar en las redes sociales, fue casi instantánea y se publicó la tarde misma del 14 de marzo, y refleja la rabia frente al acto impune del gobierno y la asamblea, que violan la Constitución y nos enrostran en la cara sus actos como si fuesen normales. La grafica con la que ilustro este comentario, tomada del medio de comunicación irónico como “El Mercioco” no es sino una muestra del grado insultante que muestra nuestra clase gobernante con el mal uso y atropello a la Constitución de Ecuador. Véanse reflejados, ese es el espejo de sus violaciones que no pueden decir que son heredadas, porque las mismas se han dado en estos días, en estos 9 meses de pleno ejercicio del actual régimen. No pueden culpar al pasado del maltrato que le dan a la principal ley de la república. Dan para la burla, la mofa la ironía, pero también la rabia e indignación tanto maltrato. Bien graficado el mal ejemplo.

     Uno como periodista y como ciudadano siente que muchas veces en este tipo de comentarios se queda solo, que cae en el vacío y que no logra ninguna respuesta. Sé que la clase gobernante ecuatoriana sigue desarmando la nación y su estado de derecho, pero es mejor decirlo que callarlo, es mejor advertirlo: Una sociedad no puede vivir sin ley, un gobierno no puede mantenerse sin respeto a la legalidad, un país no logra subsistir violando sus propias normas. Tanta provocación al pueblo que se le gobierna tiene un límite y si sigue así, por lo general, suele hallar una trágica respuesta, Es mejor advertirlo a tiempo. (FHA)

__________________________________________________________________________________________________________

Dr. Francisco Herrera Araúz es Director General de Ecuadorinmediato.com
Ecuamex Agencia productora de contenidos editoriales para @ecuadorinmediato.com 2018

Fuente fotos. ElMercioco/Ecuadorinmediato

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.