Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4866 |  Ecuador, jueves, 16 de agosto de 2018 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

ECUADOR "PAZ Y UNIDAD" SÍ. PERO CORRIGIENDO EN FORMA RESPONSABLE (DOCUMENTO)

2018-04-16 18:55:00
Análisis
6476

Documentos

Por: Dr. Francisco Herrera Aráuz exclusivo para www.ecuadorinmediato.com

Luego del fatídico momento que soporta el Ecuador, debemos entrar en el momento de la reflexión. Tras secarnos las lágrimas y remover el dolor, es momento de asumir en conciencia la necesidad de recuperar el equilibrio y; adoptando una posición autocrítica busquemos corregir lo andado frente a una serie de sucesos que nunca hemos vivido históricamente y que hoy nos cobra una lección duramente aprendida.

 

     Fue el pasado viernes 13 de abril, a las 12h59, y tras cumplirse las 12 horas de ultimátum que el presidente Lenín Moreno había dado a los secuestradores del equipo periodístico del diario El Comercio, que tuvo que informar que habían sido asesinados. En medio del duro momento que enfrentó la nación, Lenin Moreno tuvo palabras para llamar a todos a reflexionar en lo ocurrido y clamar por la paz y la unidad, que justo se habían perdido en estos tiempos. Para ello se abrió a la crítica y enmienda de errores que surjan a modo de catarsis de lo que estamos viviendo para sanear la rabia, indignación, dolor y pesar.

     Con el sentimiento y sensibilidad a flor de piel, por la muerte de los tres, es muy difícil hacer un análisis sereno y profundo. De hecho, la rabia e indignación nos generaron una reacción altamente negativa, como la de la noche del jueves 12 contra los ministros de estado, a los que algunos de los periodistas, en una pobrisima rueda de prensa, ante la falta de respuestas llegaron al extremo de pedir sus renuncias y acusarlos de incapacidad para resolver la crisis con la sensación extendida de “¡No hicieron nada!”.

     Sin embargo, debemos seguir. El estado ecuatoriano deberá asimilar este hecho como lo que fue: un proceso mal manejado, por ignorancia e inexperiencia, ya que en verdad en muchos sectores, autoridades o grupos y personas “No se supo que hacer”. Hoy pagamos el precio de haber concebido al conflicto vecino como lejano, y tener una actitud cómplice por lo silenciosa como distante.

     El presidente Moreno Garcés clamó por la paz y la unidad asumiendo que se ha fallado, ya que se tienen que tomar en cuenta los criterios contrarios y por ello viene este texto que trata de evaluar lo ocurrido, aún en forma temprana.

 

     Lo primero que debe tomarse en cuenta con la tragedia ocurrida es la responsabilidad que insurge en el manejo del frente diplomático y el contexto internacional.  Históricamente por más de 60 años Ecuador no se involucró jamás en el conflicto colombiano, que soportó desde las guerrillas hasta el crimen organizado, desde el narcotráfico hasta la guerra de carteles. Qué no hizo Colombia porque asumamos sus problemas directamente, ya que parte de las consecuencias si las hemos soportado con: la migración masiva, los desplazados y refugiados y, la contaminación delictiva en las líneas de frontera con la negociación de precursores químicos, venta clandestina de armas y uniformes, así como víveres y subsistencias para los irregulares.

     El pasado 12 de marzo de 2018 en la cita de Pereira-Colombia, los ministros de Defensa de Ecuador y Colombiamantuvieron conversaciones e intercambio de información para lucha  contra el terrorismo en la zona, consiguiendo al parecer acuerdos para que ese tipo de operaciones conjuntas  Ecuador- Colombia sean tomadas como un involucrar directamente a Ecuador en su conflicto y el reconocido “desborde de la paz” así como las consecuencias que aquello ha retrotraido . A partir de ello, pareciera que -por las voces de los voceros de ese país- nosotros somos los culpables del narcotráfico, de los guerrilleros y disidentes de las FARC y, de las consecuencias de su accionar irregular, que llegó al punto extremo de la ejecución de los 3 ecuatorianos miembros del equipo periodístico, sin reconocer que si estaban en su territorio y que el delito se cometió en su jurisdicción, sin admitir jamás que ellos también lo perseguían y ejecutaron operativos que pudieron haber generado la reacción violenta de los presuntos guerrilleros.

     Entonces, ahí es donde debemos optar por la corrección necesaria. El presidente Moreno sabrá apreciar que tiene que generar las debidas garantías y variables en favor de Ecuador frente a este acuerdo, y la asamblea nacional debe también optar por cuestionar su aprobación de esta entente con Colombia. Háganlo, ahora, es de su responsabilidad que no nos involucren en mayor escala en el problema. De igual manera, la diplomacia ecuatoriana debe sacarse de sus comportamientos el proceder temporal que llevan con cada gobierno, ya que en esta ocasión la ministra actúa luchando contra el correismo y por la candidatura a la presidencia de las naciones unidas.  Reconozcan su error y procedan a rever su actitud, y en una lógica de estado vuelva a poner en vigencia el Plan Binacional de Integración Fronteriza 2014-2022 entre Ecuador-Colombia alcanzado entre Rafael Correa y Juan Manuel Santos, y que tiene una mirada diferente de la relación, ampliamente favorable a los pueblos, reforzando la doctrina de seguridad y desarrollo.

 

     Si lo ocurrido tiene un nivel participación de las fuerzas armadas y policía, frente a un problema de violencia, creo que debe darse una mirada al frente militar y de seguridad. Por lo que se ha visto al momento, el discurso de siempre los militares ha sido el estar en plena preparación de sus tareas específicas para defensa de la soberanía nacional. Como damos por cierto esta afirmación, surgen dudas de cómo van a enfrentar este conflicto si el presidente acusa de un plan perverso aplicado en la última década para desmantelar para destruir a las FF.AA. y tiene a su lado a quienes habrían sido parte de esa destrucción en condición de ministros de estado y canciller de la república, a esos que estuvieron en ese frente, y lo peor de todo es el silencio de culpabilidad admitida de esos funcionarios.

     Con ese aserto presidencial, vale la pena preguntarse si el frente militar asume en su totalidad el acuerdo forjado con Colombia y tiene que luchar en el terreno. Saltan dudas por las expresiones de los mandos que reclaman para no usar los fusiles chinos aduciendo que no se han comprado las debidas municiones, dando como alternativa la adquisición de nuevas armas. No será mas explicable que se adquieran los cartuchos para esas armas y evitar entrar en una carrera armamentista que siempre cuesta y mucho. Destruir la SENAIN en este momento fue una equivocación severa que causa víctimas y surge el interrogante critico: ¿Quién asesora al presidente en los campos de seguridad nacional? Es más, a estas horas se cuestiona ¿Cuenta el presidente con la confianza adecuada del mando militar bajo sus órdenes? Será cuestión de imágenes que se han transmitido en esta crisis y que hay dudas al respecto por la posición presidencial al conformar un equipo asesor de seguridad que cuenta con destacados y reconocidos militares y policías, pero no con el Mando Militar, con sus oficiales superiores y la integridad de los uniformados. Aclarar esto es indispensable para disipar temores en la opinión pública.

 

     Si ante una situación crítica como la que vivimos, los periodistas reclaman y le piden la renuncia al ministro del Interior, César Navas, es porque algunos problemas se han dado en este frente, el de la Comunicación Estratégica. Sean la Presidencia, la SECOM y el ministro han manejado su imagen de manera torpe y desastrosa desde el inicio de gobierno, actuando en forma ligera y discresional, dando información vital para la nación solo a ciertos medios negándose ir a otros. Por supuesto si de eso hizo costumbre, al final actuó tal como lo había hecho con anterioridad pagando caro por sus silencios ya que la prensa ecuatoriana no solo había perdido a sus tres miembros, sino que la nación ha perdido a 7 compatriotas en un conflicto absurdo, pero mas humillante se volvió el que nos enteremos por las revelaciones, información y confirmaciones que difundía la prensa colombiana que tenía plena libertad para informar del secuestro de los ecuatorianos, mientras el ministro Navas calificaba de irresponsables  a las noticias verdaderas. Por supuesto, a la hora de confirmar la certeza del asesinato de los 3 colegas, no pudo hacerlo ya que antes había callado y descalificado.

     Mas grave es la actitud que se asume cuando se deja que culpen a otro de fallas que se sabe son falsas y calumniosas. Si para el gobierno el régimen anterior quiso destruir a las fuerzas armadas,  se llegó al extremo de lo grave con el dicho presidencial del mandatario ecuatoriano para quien todo se redujo con aquello que  “Teníamos paz porque se permitió el paso de la droga”, con lo cual echo por la borda el intenso trabajo cumplido justo en la década pasada con las inmensas capturas de droga que Ecuador había logrado con el reconocimiento de la comunidad internacional, una intensa lucha que el presidente desconoció por descalificar a su antecesor y mentor. Grave error, eso aleja no ayuda y, destruye honras de quienes tuvieron un papel respetable en el tema, si justo militares y policías. Aquí también hay mucho que corregir, en comunicación en información y sobre todo en el discurso presidencial con muchos excesos que la prensa ecuatoriana ha callado o tolerado en forma silenciosa.

 

     Es necesario que el presidente Moreno Garcés y su gobierno revisen y fortalezcan su frente interno. Su tiempo de gobierno ha sido una fracturación constante de la nación, por luchar contra su mentor y diferenciarse del correismo. A estas alturas esa actitud le ha traído serias consecuencias por la falta de credibilidad en lo certero y veraz de su discurso como de sus actos, ya que no se puede justificar un gobierno y su inacción con una lucha fratricida. A estas horas se aprecia a un gobierno frágil, que no cuenta con un respaldo popular masivo y menos de su agrupación con la que llegó al poder. Si bien la oposición se ha manejado con discreción ante esta tragedia, ya han comenzado a alzarse las voces que piden renuncias, salidas, sanciones y señalar de responsabilidades. El régimen debe hacer caso de estas voces, porque el tema va ganando calle fácilmente y el tan decantado respaldo de la consulta popular de febrero parece haberse diluido, y el plan económico a todas luces denota que no es de la satisfacción de sus promotores -el sector empresarial- que no evidencian un respaldo al régimen por esta nueva crisis política.

     Corregir sería importante si se cambia de discurso como actitud cuidando el entorno del presidente Lenin Moreno. Deben darse muestras evidentes que no se actúa con la estrategia del odio con el que al parecer le han llevado estos 11 meses al mandatario, especialmente de aquellos que antes estaban con su mentor, pero al verse descubiertos justamente en sus relaciones con el conflicto colombiano hoy le han llevado al extremo de separarse de sus amigos, votantes y respaldos. Debe separarse de los consejos políticos de los que promueven que los seres humanos son simios a los que hay que explotar sus más bajas pasiones para conseguir resultados en las urnas. Deberá el presidente recomponer su relación con su partido, y actuar en consonancia con su origen, no respondiendo a presiones y odios políticos que le están costando muy caro al país. Cambié, corrija.

      Al final, el régimen debe asumir con todos como nación, que todo da para pensar de que están involucrando al país en una Guerra ajena, con todo el sentido que aquello conlleva, con el juego miserable del aparato político militar mundial, en cuyas redes podemos caer con extrema gravedad. Debe exigir a Colombia, una vez mas, que esta vez si cumpla con sus responsabilidades, que asuma que el crimen fue cometido en su territorio, que lo enfrente con la enterza sin desplazar a nuestra patria este critico conflicto. Si no asume esa actitud y por ende su propia responsabilidad, difícil lograr enfrentar esta nueva amenaza que le ha caído a la nación e los tiempos históricos del gobierno de Lenin Moreno Garcés (FHA)

COLABORE CON DONACIONES A ECUADORINMEDIATO PARA QUE ESTOS ARTICULOS SIGAN SALIENDO PARA USTED (Click aqui)

 ____________________________________________________________________________________________________________________

Dr. Francisco Herrera Araúz es Director General de Ecuadorinmediato.com
Ecuamex Agencia productora de contenidos editoriales para @ecuadorinmediato.com 2018
*Encuestas Marzo 208 Informe Confidencial, Opinión Pública Ecuador y Cedatos
Fuente fotos.  Presidencia Ecuador/  Ecuadorinmediato.com Archivo

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.