Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4866 |  Ecuador, viernes, 21 de septiembre de 2018 |  Ver Ediciones Anteriores
urgente

The Guardian: Ecuador gastó USD$5 millones en operaciones de espionaje para Julian Assange

2018-05-15 18:57:00
Política Exterior
1709

Archivos muestran espionaje a invitados en Embajada de Londres

Ecuador financió una operación multimillonaria de espionaje para proteger y apoyar a Julian Assange en su embajada central de Londres, empleando una compañía de seguridad internacional y agentes encubiertos para monitorear a sus visitantes, personal de la embajada e incluso a la policía británica, según documentos a los que ha tenido acceso The Guardian.

Durante más de cinco años, Ecuador colocó al menos $ 5millones en un presupuesto de inteligencia secreta que protegía al fundador de WikiLeaks mientras tenía visitas de Nigel Farage, miembros de grupos nacionalistas europeos e individuos vinculados al Kremlin.

Otros invitados incluyeron hackers, activistas, abogados y periodistas.

En el período previo a las elecciones presidenciales de EE. UU. En 2016, su sitio web de denuncias WikiLeaks lanzó varios lotes de correos electrónicos relacionados con el partido Demócrata y la campaña de Hillary Clinton.

El mes pasado, el Comité Nacional Demócrata presentó una demanda contra el gobierno ruso, la campaña de Donald Trump y WikiLeaks, alegando una conspiración para ayudar a cambiar las elecciones de Trump.

Los documentos muestran que el programa de inteligencia, llamado "Operación Invitado", que luego se conoció como "Operación Hotel" -junto con acciones encubiertas paralelas- tuvo un costo promedio de al menos $ 66,000 al mes por seguridad, recopilación de inteligencia y contrainteligencia para " proteger a "uno de los fugitivos de más alto perfil del mundo".

Una investigación de The Guardian y Focus Ecuador revela que la operación contó con la aprobación del entonces presidente ecuatoriano, Rafael Correa, y del entonces canciller, Ricardo Patiño, según las fuentes.

Correa ha defendido la decisión de dar asilo político a Assange y describió el comportamiento del Reino Unido hacia Ecuador como "intolerable". Ni él ni el gobierno ecuatoriano tuvieron ningún comentario inmediato.

Desde junio de 2012 hasta fines de agosto de 2013, “Operación Hotel” costó a Ecuador $ 972.889, según documentos pertenecientes a la agencia de inteligencia del país, conocida como SENAIN.

La agencia utilizó un presupuesto de "gastos especiales" para pagar la instalación de cámaras CCTV en la embajada semanas después de la mudanza de Assange.

Al mismo tiempo, los documentos muestran que una compañía de seguridad internacional fue contratada para filmar y monitorear en secreto toda actividad en la embajada. La compañía instaló un equipo que brindaba seguridad las 24 horas, los 7 días de la semana, con dos personas en turno a la vez, con base en un piso de £ 2,800 al mes en una mansión eduardiana a la vuelta de la esquina de la embajada de Knightsbridge.

Incluso el entonces embajador ecuatoriano en el Reino Unido, Juan Falconí Puig, parece desconocer la operación hasta que en mayo de 2015 se envió a la embajada un proyecto de ley de impuestos municipales para el apartamento. El acuerdo tuvo que ser explicado al embajador en una conferencia a Patiño, según una fuente.

El personal de seguridad registró en detalle las actividades diarias de Assange y sus interacciones con el personal de la embajada, su equipo legal y otros visitantes. También documentaron sus cambios de humor.

El equipo consultó a Assange sobre cada persona que busca visitarlo. Los invitados pasarían por una zona de seguridad, dejando sus pasaportes con personal allí, según las fuentes y documentos vistos por The Guardian.

Los pasaportes se usaron para crear un perfil que describía la visita y proporcionaba los detalles del fondo de todos sus visitantes.

Preocupados porque las autoridades británicas podrían usar la fuerza para ingresar a la embajada y apoderarse de Assange, los funcionarios ecuatorianos idearon planes para ayudarlo a escapar.

Incluyeron el contrabando de Assange en un vehículo diplomático o el nombramiento de él como representante de las Naciones Unidas en Ecuador para que pudiera tener inmunidad diplomática para asistir a las reuniones de la ONU, según documentos vistos por The Guardian con fecha de agosto de 2012.

Además de darle asilo a Assange, el gobierno de Correa aparentemente estaba preparado para gastar dinero en mejorar su imagen. Se le pidió a un abogado que diseñara una "estrategia mediática" para conmemorar el "segundo aniversario de su asilo diplomático", en un intercambio de correos electrónicos filtrado en 2014 visto por The Guardian.

Esto incluyó una conferencia de prensa conjunta con él y Patiño en Londres, y la publicación de un artículo de opinión para The Guardian. La tarifa que incluye otros costos sería de $ 180,960 para la consultoría de medios de un año.

Pero los documentos mostraron la forma en que la relación entre Assange y sus anfitriones se deterioró con el tiempo.

En una violación extraordinaria del protocolo diplomático, Assange pirateó el sistema de comunicaciones dentro de la embajada y tenía su propio acceso a internet por satélite, según una fuente que deseaba permanecer en el anonimato. Al penetrar el firewall de la embajada, Assange pudo acceder e interceptar las comunicaciones oficiales y personales del personal, afirmó la fuente.

En 2014, la compañía contratada para filmar a los visitantes de Assange advirtió al gobierno ecuatoriano que estaba "interceptando y recopilando información de la embajada y de las personas que trabajaban allí".

El costo creciente de la operación de vigilancia de “Operación Hotel” también fue un problema para la oficina del controlador financiero de Ecuador.

Carlos Pólit, el entonces contralor general, escribió al entonces jefe de inteligencia, Pablo Romero, en marzo de 2013, preguntando cómo se podrían haber gastado $ 411,793 en gastos especiales en cinco meses sin un solo recibo.

Más de la mitad de esa suma, 224.699 dólares, se gastó en tres agentes encubiertos de la Operación Hotel: un capitán de la armada ecuatoriana, un coronel y un operador de contrainteligencia. Normalmente recibían pagos mensuales en efectivo de aproximadamente $ 10,000, según las cuentas oficiales, por servicios clasificados como "operaciones de inteligencia y contrainteligencia".

Romero dijo que la documentación relacionada con "la seguridad de nuestro invitado" debía reducirse al mínimo dada la "alta sensibilidad del caso".

Pero los gastos de Operación Hotel eran una fracción de los gastos especiales de la agencia de inteligencia. En los primeros dos meses de Assange en la embajada, Senain gastó 22,5 millones de dólares en otras 38 operaciones con nombres clave, como "agentes encubiertos", "contrainteligencia" y "Venezuela", según documentos oficiales.

Documentos vistos por The Guardian muestran que Senain realizó pagos multimillonarios a compañías de vigilancia de Internet por software de espionaje. Uno fue Hacking Team, una compañía de ciberseguridad con sede en Italia.

El equipo de piratería no respondió a una solicitud de comentarios. Los documentos muestran que Senain contrató directamente o subcontrató a través de otras compañías entre 2012 y 2015.

No está claro cómo el gobierno ecuatoriano utilizó las herramientas de vigilancia. Pero los periodistas de investigación que trabajan en Ecuador dicen que a menudo se han visto obligados a trasladar sus sitios web al exterior para evitar los ciberataques y los intentos de piratería informática. Otros han sido procesados por los tribunales. Enfrentando multas y cargos criminales, algunos fueron forzados al exilio.

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, cerró Senain en marzo en respuesta a lo que llamó el "clamor ético de los ciudadanos".

Dijo que la medida tenía la intención de "garantizar las necesidades de seguridad del país", en lo que parecía ser una referencia directa a los recursos que la agencia había dedicado a proteger a una persona que tenía muy poco que ver con la seguridad de Ecuador.

La contraloría de Ecuador está investigando cómo Senain gastó $ 284.7 millones entre 2012 y 2017, la mayor parte en gastos especiales como actividades relacionadas con Assange. Alrededor del 80% del presupuesto total se destinó a dichos gastos el año pasado, según un comunicado en el sitio web de la contraloría.

Este artículo fue escrito en colaboración con Fernando Villavicencio y Cristina Solórzano de Focus Ecuador

Fuente: The Guardian

(PAY)

 

 

 

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.