Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4866 |  Ecuador, miércoles, 14 de noviembre de 2018 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

DECLARACIÓN: Rafael Correa: "En su versión, Raúl Chicaiza dice que los que secuestran a Fernando Balda eran sus socios y trabajaban con él" (AUDIO)

2018-06-22 07:57:00
Entrevistas
8071

Audio

Junio 21 - Rafael Correa I

Expresidente aseguró que testimonio de exagente de inteligencia es falso y fue pactado durante encuentro que mantuvo con fiscal Paúl Pérez

"Si he dispuesto algo es en estricto apego a la ley", aseguró el expresidente de la República, Rafael Correa, haciendo referencia a la investigación sobre el presunto secuestro del político Fernando Balda, en el cual fue vinculado el pasado 18 de junio. En este marco, hizo referencia a la versión que rindió, ayer, uno de los implicados en el caso, el exagente de inteligencia de la Policía Nacional, Raúl Chicaiza. Según relató el Exmandatario, en el testimonio del procesado, indica que quienes secuestraron a Balda eran "sus socios y amigos y que trabajaban con él".

Contextualizando la situación, el Exjefe de Estado recordó que, cuando ganó la Presidencia de la República, Lenín Moreno, la oposición y los medios de comunicación aseguraron que era “fraude”. Tras lo cual, las nuevas autoridades insistieron en que había crisis, pese al crecimiento de casi 3% del PIB. “Y en Perú, él dijo que no perdía las esperanzas de ver a un Presidente preso –se refería a mí-“.

“Me han acusado del caso Petrochina, Singue, crimen organizado, tráfico de influencias, de financiamiento de las FARC, de ser permisivo con el narcotráfico, de sobreendeudamiento, etc. Como todo les falló, ahora ya somos secuestradores. Está clara la manipulación. El Ecuador está volviendo a ser la Banana Republic”, criticó.

Reprochó además, las acciones dadas por parte del fiscal Paúl Pérez, de quien dijo ha sido “nombrado a dedo” con una consigna en su contra. “Ni con toda la campaña que han hecho nos pudieron derrotar. Sacamos 37% solos, contra todo el mundo, en la última consulta popular. Somos, de lejos, la mayor fuerza política del país”.

“Luego sacan a Consejo de la Judicatura, de forma absolutamente arbitraria, grosera, brutal. Los supuestos defensores de derechos humanos, mira cómo se entregan, cómo tratan de destrozar la reputación de Gustavo Jalkh –el hombre más capaz para ese cargo en todo el país-. Los sacan, ¿quiénes tienen que asumir? Los alternos. No, pues nombran a dedo a políticos, a un Marcelo Merlo, claramente vinculado a los socialcristianos, y ellos manejan la justicia, entonces, ¿qué esperan?”, reprochó.

Recriminando además, las actuaciones de la jueza Daniella Camacho: “Quiere que me levanten la inmunidad de la Asamblea como Expresidente porque los supuestos hechos sucedieron cuando yo era Presidente y el Parlamento, como no tiene los votos dice que el pedido es improcedente. Eso se aprueba con 83 votos y la Jueza, en vez de hacer respetar la orden judicial, se allana al desacato del Legislativo y me llama a audiencia de vinculación con celeridad, ¿qué pueden esperar de algo así? Le están haciendo daño a la Patria, están destrozando al país por persecución política”.

“Como él mismo se encargó, en redes sociales, de decir que estaba en Colombia, lo supe. Muy probablemente les dije: señores, hay que preparar la deportación de este señor, pero eso es todo lo que dice el Presidente”, manifestó Correa e hizo alusión a su, en ese entonces, asesor de seguridad, Rommy Vallejo, a quien se le comentaban este tipo de casos.

El Exmandatario lamentó que los medios hayan “mezclado” las cosas: procesos de deportación con el supuesto intento de secuestro y afirmó que, en su versión, el Exsecretario de Inteligencia no lo acusa en ningún momento. “Dice que fue a hablar con la Dirección de Policía colombiana. Es más, si esta payasada sigue, tendremos que llamar al actual Comandante de la policía colombiana que fue el oficial con el cual habló para decir que esta persona (Balda) es fugitiva de la justicia, está irregularmente en Colombia, por favor, hay que deportarlo”.

“Eso es perfectamente legal y hasta obligación del Estado. Por un minuto imagínense que el prófugo hubiera sido un amigo del Gobierno de Correa, ¿no estarían acusándonos de exactamente lo contrario? Esto es una gran farsa y están mezclando dos cosas: deportación, que se logró en octubre; y supuesto intento de secuestro”, reclamó.

Recordó además, los términos en los cuales Fernando Balda fue deportado asegurando que estaba ligado a actividades irregulares. “Revisen el testimonio de Chicaiza. El acusado, el preso debería ser Balda. Yo me pude acercar a él (a Balda) porque me ofreció equipos de espionaje ilegales, me mostró en ese momento cómo podía entrar en cuentas, entró a la cuenta de Fernando Alvarado, después interceptó la llamada de su socio Franklin Herrera, se dedicaban a la piratería informática”.

“El mismo Balda me dijo que debería tener mucho cuidado porque este es un crimen trasnacional, que su socio, Franklin Herrera (colombiano) vino para vender sus equipos a Ecuador a hablar con Chicaiza, dijo que tenía que irse a Manta porque ya tenía equipos instalados. Revisen el testimonio del policía Chicaiza y verán quién debe estar tras las rejas”, insistió.

En todo caso, comentó, la deportación es algo perfectamente legal y, en su momento, tendrán que llamar a la policía colombiana para que den su testimonio. Sin embargo, en una de las declaraciones del exagente en su versión señala que conversó con Correa para hablar del tema del secuestro por dos ocasiones: antes y después del presunto hecho.

Ante aquello, Correa negó conocer a Raúl Chicaiza y también haber hablado con él, al tiempo, se preguntó “¿quién puede creer que un Presidente va a hablar por altavoz con un policía para decir algo de un secuestro y que ya cuando fracasa, incluso directamente el Presidente lo llama, le digo: compañerito, no te preocupes que el flaco te va a arreglar todo? Yo, a Pablo Romero, jamás lo he tratado como flaco, no he tenido la confianza para aquello. Todo es una gran farsa”.

 “Recuerden que el día anterior, Chicaiza pasó 6, 7 horas en la Fiscalía preparando ese testimonio. Las cosas son obvias, ¿qué operación de inteligencia en el mundo se hace con cheques? Aquí lo hacen con cheques y se registra como operación secuestro. Por favor, que tengan un poquito más de imaginación. Todo esto es un montaje, probablemente hubo exceso policial, una revancha entre bandas”, cuestionó.

Según Correa, en el testimonio de Raúl Chicaiza, él dice que quienes secuestran a Balda eran sus socios y amigos y trabajaban con él. “Eso dice él en su versión y en eso, ¿qué rayos tiene que ver el Presidente de la República? Son cinco colombianos, 4 hombres y 1 mujer, y trabajaban con él. La mujer no, pero por lo menos unos 2 o 3, eran amigos de Balda y son ellos los que lo secuestran”.

“Me parece que eran militares o Balda se hizo amigo de militares, de policías, del bajo o del alto mundo, y se dedicaba a actividades irregulares, pero incluso así, nadie puede atentar a sus derechos y yo no estoy diciendo eso, pero que no me lo pongan como la referencia moral del país, de los opositores políticos. Estamos hablando de un delincuente fugado y que seguía en actividades irregulares en Colombia, a tal punto que fue deportado en duros términos para el Gobierno colombiano”, comentó.

A criterio del Exmandatario, el testimonio de Chicaiza es, por demás, falso. “¿A quién se le puede ocurrir que, al siguiente día de un fallido intento de secuestro, el Presidente llama directamente a un policía y le dice: ‘compañerito’ -Yo no sé si le tomaron el pelo, si es que está diciendo la verdad, o todo es un show, pero además-: ‘no te preocupes que el flaco va a resolver el problema’ refiriéndome a Pablo Romero?”.

La policía Diana Falcón es otra de las involucradas en el tema y, supuestamente, habría ratificado la versión de Chicaiza. Sin embargo, para Correa, ese testimonio nunca podría ser confirmado porque no pasó. "Que el abogado de Balda pruebe lo que dice, que lo he llamado antes y después, ¿cómo se prueba? La llamada, un audio, el registro de llamadas, pero no tienen nada. Chicaiza dice que no tiene nada”.

“Yo nunca he hablado con él, no lo conozco. Todo esto es un gran montaje, una gran pantomima, un gran complot porque no sabían cómo involucrar al Presidente de la República. Entonces, ¿hay un exceso policial en Colombia? Si es que lo hubo –porque las relaciones de Balda eran terribles, como una pelea entre bandas porque la gente que lo captura, algunos trabajaban con él- no es culpa del Presidente de la República”, añadió.

Rafael Correa recordó también que Fernando Balda asegura haber conocido a Chicaiza el 9 de mayo del 2012 en un encuentro con Álvaro Uribe, expresidente de Colombia, y opositores ecuatorianos. Mientras que, en su testimonio, Raúl Chicaiza afirmó que en dicha cita estaban hablando de cómo desestabilizar al Gobierno.

“El 9 de mayo, resulta que el Secretario de Inteligencia era Raúl Patiño y no era Pablo Romero. Raúl pidió permiso o renuncia a finales de mayo y queda encargado Pablo Romero, a quien yo no conocía. Me demoré un mes en nombrarlo porque muchas veces no se tiene a mucha gente experta en seguridad y había las referencias”, detalló.

Por ejemplo, dijo, el primer Secretario fue Francisco Jijón, pero no lo conocía, fue nombrado en base a su currículum. “Creo que yo recién conocí a Pablo (Romero) a finales de junio, entonces, ¿cómo los cheques salieron el 5 o 6 de junio? Él recién entra a trabajar el 4 de junio como encargado de inteligencia, 5 o 6 de junio salen los cheques. Entonces hay muchas inconsistencias”.

Sobre las declaraciones de del abogado de Pablo Romero, Stalin Oviedo, dijo: “Estuve revisando los testimonio de Chicaiza lo que si es cierto que las reuniones se hicieron en Colombia. Lo dije hasta en una sabatina, mostré que estaban los opositores estaban con Uribe. Por supuesto si en una reunión están estas personas hablando de desestabilizar al gobierno y hablan de la piratería informática es deber de la SENAIN para hacer un operativo dentro del marco de sus competencias”.

“Pero creen que al Presidente le están diciendo que los gentes con número de cedula tanto, tanto están haciendo algún operativo, eso no pasa. Lo que nos dicen es que hay un operativo y nos explican la razón del operativo. Esos son los reportes que te dan pero uno no sabe cuáles son los agentes infiltrados. Yo nunca he escuchado, ni siquiera, el apellido de Chicaiza”, acotó.

En cuanto a la gestión que tuvo Balda en Alianza PAIS, Correa aclaró que hubo disputas con Ricardo Patiño “porque quería encargarse a toda costa de la parte económica” y “claramente quería hacer negocios. De ahí se lo marginó. Lo que hizo es cambiarse a la oposición y ahora sale abrazado con Andrés Páez, con Guillermo Lasso”.

“Sobre mi caso y Balda lo que ocurrió en el 30-S yo dije alguna vez  que lo habían contratado para dispararme y luego se notó que era mentira. Después se puso una acusación en la Fiscalía diciendo que he querido atentar, en otros términos, contra su pudor. Esto fue una gran payasada. Este tipo pone una denuncia que cuando yo lo he invitado al despacho se supone que yo iba a atentar contra su pudor cuando en esta fecha yo estaba en Guayaquil y la Fiscalía no le dio trámite”, comentó.

Rafael Correa aseguró que se va recurrir las medidas cautelares de la jueza Daniella Camacho. “La señora concedió cosas mayores que lo que pidió el fiscal Paúl Pérez. Lo que se había pedido era que yo me presente periódicamente en una delegación diplomática en Bélgica y la jueza decidió que me presente cada 15 días en Ecuador. ¿Cómo voy a cumplir eso?, yo no tengo residencia en Ecuador. Es claro que mi residencia está en Bélgica. Hasta hice cambio de recinto de votación por eso en las últimas elecciones no pude votar en Ecuador. Todo el mundo sabe esto”.

Sobre el asilo político a Bélgica dijo que tendría que hablar sobre el tema con sus abogados. “Vamos a hablar, porque esto es una trampa. Se pide un imposible para que te pongan prisión preventiva. Este juicio será de nueve o diez años creo yo “

Acerca del caso dijo que en Colombia este fue tratado como un secuestro simple atenuado. “Es decir, el secuestro más sencillo, sin violencia y sin buscar beneficio, en este caso debería llamarse detención arbitraria según el Código anterior. Pero como esto prescribió ahora quieren acusar de delito con violencia eso no fue lo que se juzgó en Colombia. Ellos no pueden cambiar los hechos. Podrán involucrar más gente o lo que quieren pero no se pueden cambiar los hechos. Hay que ver quién más está involucrado”.

“Yo no tengo ningún nexo de con esto y esto pasará como uno de los procesos más ridículos de la historia. Tomaremos la decisión en su momento dependiendo de la respuesta de la jueza con mis abogados porque eso es lo que quieren que no me presente, impedir que pueda volver y que el caso dure hasta 10 años. Si tratan de con esa prisión preventiva sacar la alerta roja al expresidente no lo van a lograr nunca”, concluyó.

(JPM – BGV)

Fuente: “El Poder de la Palabra”, de Ecuadorinmediato.com/Radio

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.