Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #4866 |  Ecuador, martes, 13 de noviembre de 2018 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

La Profecía de Munay llega a salas de cines de Guayaquil, Quito y Cuenca (AUDIO)

2018-10-26 07:46:00
Cultura
783

Audio

OCTUBRE 25 - ÑAUPANY PUMA - DIRECTOR PELÍCULA LA PROFECÍA DE MUNAY

Película dirigida por Ñaupany Puma, se estrena este viernes 26 de octubre

Con el propósito de transmitir que en estos tiempos de caos, necesitamos urgentemente cambiar la forma de relacionarnos con nosotros mismos y con el planeta; el sacerdote solar Ñaupany Puma presenta su tercer largometraje titulado La Profecía de Munay. La madre naturaleza siempre ha servido de inspiración para las creaciones de Puma, quien desde niño se ha destacado en el arte y ha expresado sus saberes y visiones a través de la música, el dibujo, la pintura, la escultura, la escritura y el cine.

"Empezamos hace un año con una visión clara porque ya había hecho varias películas, pero decidí retirarme y hacer una familia, por eso dejé el camino del arte. Pasaron casi cinco años, y cuando asistí al homenaje que me hizo la Casa de la Cultura por mi última película que ganó en varios festivales; el público me preguntó por qué no hay más películas, entonces hice mi promesa en la capital que haría otra, y un años depués la terminé", comentó Ñaupany Puma, y agregó que La Profecía de Munay da continuidad a sus producciones anteriores.

En el audiovisual, Puma emprende un viaje místico con un grupo de peregrinos de distintos países. Las leyendas ancestrales y la magia de la naturaleza revelarán mensajes profundos, para comprender las fuertes transformaciones a las que nos enfrentamos en el nuevo tiempo, y muestra que el camino para traspasar las adversidades es desarrollar la energía creadora de amor. 

"Me involucré con el arte a los 10 años de edad, empecé a dibujar, a pintar, a hacer esculturas, cerámicas, trabajos en madera; fue un proceso largo. Después me dediqué a la música, tengo varias composiciones y discos; luego publiqué libros, todos estos trabajos llevaban el mismo mensaje: qué estamos haciendo con el planeta, con la madre tierra", señaló.

"De pequeño tuve muchas visiones sobre el dolor de la tierra, el sufrimiento que le estamos causando, y ella nos da lo contrario; su amor, el agua, el aire, los alimentos, la vida; y no somos recíprocos. Desde niño tuve esa sensibilidad de que hay que hacer algo y empecé con el arte", acotó.

Ñaupany Puma ha creado una nueva forma de cinematografía en cada una de sus producciones, pues es desde la conexión con la madre naturaleza donde nace su inspiración y creación para plasmar sus obras de arte. 

"Despues de los libros empecé con el arte del cine, no tenía idea de cómo hacerlo, pero investigué y obtuve unas becas. Realicé unos 15 cortometrajes y después pasé a largometrajes, uno fue "Hijo del sol", otro "Pachakutik tiempo del cambio", el que más éxito tuvo, la vieron 5 millones de personas en tres idiomas; y La Profecía del Munay la presento después de cinco años", dijo. 

"Todas la películas se basan, como mis pinturas, en las visiones de los ancestros y las comunidades, eso lo plasmo en el arte que tengan conexión con la naturaleza. Yo vivo en la naturaleza, y hay mucha gente que en las ciudades viven en su caos y enfermedades; entonces les ayudo, doy consejos y transformo sus vidas con el mesaje de la naturaleza", explicó.

 La Profecía del Munay, muestra en 81 minutos la vivencia de un peregrinaje donde se encuentra como solución, encender la verdadera energía del corazón, Munay.

"Mensajes de paz, armonía, humildad; se reflejan en la película. Ayudar a mejorar el planeta no es tan difícil, solo es un momento de conciencia, parar todo y pensar: qué estoy haciendo en este mundo. Preguntarnos si somos parte de la destrucción y del caos del mundo que creamos, o soy parte de la armonía. Todos lo podemos hacer, los medios de comunicación, por medio del arte, o cocinando, trabajando, pero que sea desde el corazón" manifestó Puma.

Resaltó que no debemos olvidar que en América se vivió por miles de años, una conexión espiritual entre el ser humano y la madre naturaleza, con la cual mantenían un equilibrio y bienestar.

"Tengo pendiente un proyecto para inicios del próximo año, que es llevar la película a varias ciudades como peregrino. Cuando hice la primera película, di la vuelta al mundo caminando en los centros de energía de las culturas solares; con la segunda película peregriné por América durante un año, así hice "Hijo del sol"; ahora para mi tercer largometraje peregriné con un grupo de personas por todo el Ecuador, por la Costa, Los Andes y La Amzonía".

"El próximo año quiero peregrinar con la película, caminaré por toda Latinoamérica, presentando el mensaje del Ecuador y el mensaje espiritual de la naturaleza. Además, presentaré una campaña de cómo amamos la naturaleza; muchos dicen que la aman pero en palabras, esta vez quiero que lo hagamos. Si vamos al río, hay que cuidarlo; si no hay árboles, hay que sembrarlos; si las playas están sucias, hay que limpiarlas; demostremos que amamos la tierra para motivar a otras personas. Esto lo quiero hacer en el día, y en la noche presentar la película para quienes nunca han podido verla", indicó.

En la película estilo documental participaron unas 16 personas entre peregrinos y equipo audiovisual. En el proceso de grabación recorrieron tres centros de energía ubicados en la Costa, Andes y Amazonía ecuatoriana.

"Ahora nos sonreímos al ver el trabajo terminado, pero el proceso no fue así, fue un año de trabajo duro, especialmente para el equipo de producción que cagó sus máquinas, cruzando ríos hasta la cintura, subiendo montañas de cuatro o cinco mil metros de altura, con todo lo que hay en la selva, serpientes, mosquitos, y a lo que no están acostumbrados en la ciudad, como los carros, que para mí son como serpientes. Para ellos fue otro mundo, como si fueron a un planeta diferente a filmar", comentó el sacerdote solar.

Recuerda que para realizar este proyecto convocó a varios camarógrafos, técnicos, sonidistas, asistentes; pero muchos aceptaron empezar la aventura sin saber lo que realmente les esperaba.

"Varios se inscribieron y quisieron ir, pero al llegar sus rostros cambiaron. Los peregrinos sí tenían idea, son de grandes ciudades, muchos de Quito y otros de Europa y Estados Unidos. Ellos estaban saturados de esa vida, tenían conflictos internos y externos, no sabían qué hacer y cómo continuar su vida, querían un cambio, pero no sabían cómo hacerlo, y se comunicaron conmigo".

"Cada mes me escriben grupos de personas que quieren hacer el peregrinaje, un retiro en la naturaleza. Cuando seleccioné a los que participarían en la última película les dije que esta vez sería diferente porque serían filmados, no todos estuvieron de acuerdo; pero aceptaron quienes querían una respuesta y tenían problemas grandes".

Otros de los objetivos de la cinta es tratar de lograr conciencia en los espectadores de la importancia de convivir con la naturaleza, con pequeñas o grandes acciones que transformen y mejoren la vida.

"Como director no podía controlar todo, pero siempre estoy con la naturaleza; si había lluvia o sol se filmaba, dependíamos del clima, de las circunstancias, de las cámaras; por eso fue un momento especial para los peregrinos y para los camarógrafos, aunque los peregrinos pensaban que solo sería un retiro, no esperaban que sea tan extremo", contó Puma.

Descataca que su familia es protagonista de la película, su niña tenía un año cuatro meses de edad cuando empezó el proyecto audiovisual, y su esposa, que es quiteña y dejó la ciudad para unirse a su estilo de vida y al peregrinaje, tuvo varios momentos difícil durante el rodaje.

"No fue fácil para ella hacer este recorrido con una bebé, pero mi niña ya nació con esta energía de la naturaleza. Cuando hice el pre-estreno en Cuenca realicé una ceremonia en el Templo del Sol y mi niña se adelantó para hacer la ceremonia, tal como yo la hago y habló frente a las cámaras", recuerda con emoción.

En 1996, Ñaupany a través de su escuela de saberes ancestrales Munay Suyu, comenzó a ayudar a miles de niños y jóvenes de escuelas y comunidades andinas, que sufrían discriminaciones sociales. Después de algunos años extendió su ayuda a varios países de Latinoamérica, como Perú, Bolivia y México. 

En el 2006 fue galardonado por el Institute For Cultural Awareness (ICA-USA) con la "Pipa de la Paz", Chanupa. En el 2007 fue seleccionado como representante del Ecuador en el Círculo de Abuelos Sabios del Planeta.

ECUADORINMEDIATO.COM

(FO)

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.