Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #5231 |  Ecuador, martes, 19 de febrero de 2019 |  Ver Ediciones Anteriores

El caso Galarza se cierra, pero las dudas subsisten

607

EXPRESO

La comisión conformada para investigar a Ana Galarza resolvió que solo tiene competencias para pronunciarse sobre la denuncia de Ronny Aleaga, el legislador correísta que pidió la apertura del proceso. Y como la denuncia de Aleaga (haber gestionado cargos públicos) estuvo desde el principio tan desastrosamente mal planteada que ni él mismo la entendía (de hecho, nunca la pudo explicar sin incurrir en contradicciones), la asambleísta de CREO se ha salvado. La Comisión solo propone una sanción administrativa por uso indebido de tarjeta magnética.

Esto no impide que Amapola Naranjo, la integrante correísta de la comisión, haya decidido aferrarse a su libreto y presentar (lo hizo el viernes oficialmente) un informe de minoría en el que solicita la destitución de Galarza. Aspira así trasladar el debate al Pleno, donde el informe de la comisión (es decir, de Raúl Tello y Lourdes Cuesta) no es vinculante.

El caso es que la acusación de gestionar cargos públicos está desacreditada. Primero, por su propio origen, pues resulta que el beneficiario de esa supuesta gestión es el propio denunciante (el exasesor Lenin Rodríguez), quien durante casi un año disfrutó del cargo gestionado y le pareció muy bien.

Segundo porque el mismo Rodríguez puso a Galarza como fuente de referencias en su hoja de vida y las pruebas apuntan a que si algo hizo ella para facilitar su colocación en el despacho de Jeannine Cruz, fue eso: dar referencias. Cruz lo certifica.

En cuanto al resto de denuncias que surgieron a lo largo del proceso, todas fueron descartadas. Con ello, muchas preguntas quedaron sin respuesta. ¿Hubo cobros indebidos? ¿Trabaja realmente a tiempo completo la asesora Carmen Alvarado y recibe la totalidad de su sueldo? ¿Son confiables los registros de asistencia que Ana Galarza avala con su firma? ¿Ejecuta su esposo, Francisco Sevilla, algún tipo de función pública en su despacho? ¿Utilizó la asambleísta a sus empleados para realizar sus trabajos académicos personales? La comisión rehusó investigar nada de esto. 

Detalle curioso: fue por el escándalo de los cobros indebidos que la Asamblea resolvió, el pasado 6 de septiembre, abrir un proceso de supuesta autodepuración. Sin embargo, en ninguno de los expedientes abiertos hasta la fecha, el tema de los cobros indebidos ha podido ser llevado a debate en el Pleno.

Incluso en el caso de Norma Vallejo, la comisión que la investigaba (de la cual formó parte Ana Galarza) decidió dejar de lado ese tema, que era el más evidente, y destituirla por gestión de cargos públicos. Lo otro, lo de los cobros, se prefiere no tratar. Por algo será.

 

En la tarjeta cabe de todo

Tarde se reivindica Ronny Aleaga y abandona el libreto de su acusación original: gestión de cargos públicos. El viernes, indignado por la resolución de la comisión, recordó que tras las informalidades detectadas en el despacho de Ana Galarza se esconden delitos graves: concusión, uso doloso de documentos falsos, piponazgo... Todo eso se esconde tras el mal uso de una tarjeta, dijo.

 

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.