Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #5231 |  Ecuador, lunes, 20 de mayo de 2019 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

ECUADOR: LA CODICIA ROMPIÓ EL SACO Y EL ODIO LOS VOLVIÓ CÓMPLICES

2019-02-25 19:00:00
Análisis
20237

Por: Dr. Francisco Herrera Aráuz exclusivo para www.ecuadorinmediato.com

Mirar con severidad lo que pasa en el Ecuador de estos momentos exige a todos las debidas explicaciones de la clase política, empezando por el propio presidente Lenín Moreno Garcés. Ha llegado la hora de que den cuenta de sus actos y respondan todos quienes son parte de la clase dirigente, en especial "los de la transición" los motivos y los ¿Por qué?, ya que da la impresión que nos llevaron a este estado de cosas. Ellos sabían de todo lo que se acusa al actual mandatario y decidieron aprovecharse para imponer su chantaje. Hoy, ante el estallido del problema solo callan.

 

 

ECUADOR: LA CODICIA ROMPIÓ EL SACO Y EL ODIO LOS VOLVIÓ CÓMPLICES

 

Mirar con severidad lo que pasa en el Ecuador de estos momentos exige a todos las debidas explicaciones de la  clase política, empezando por el propio presidente Lenín Moreno Garcés. Ha llegado la hora de que den cuenta de sus actos y respondan todos quienes son parte de la clase dirigente, en especial “los de la transición”, los ¿Por qué?, ya que da la impresión que nos llevaron a este estado de cosas. Ellos sabían de todo lo que se acusa al actual mandatario y decidieron aprovecharse para imponer su chantaje. Hoy, ante el estallido del problema solo callan.

Cuenta la fábula: “Un día la verdad y la mentira se encontraron. La verdad estaba con sus ropas limpias y pulcras, mientras que la mentira usaba un traje andrajoso y sucio, fue la segunda quien al pasar por un rio invitó con engaños a nadar a la primera. Una vez dentro del agua la mentira se aprovechó y salió para robarse los vestidos de la verdad y escapó fingiendo ser aquella; la verdad se encontró solo con el traje andrajoso y decidió no ponérselo para continuar hacia su morada sin ropa alguna, la gente le recriminó entonces porque no podía descubrir a la mentira y comprobó que jamás le gusta la verdad desnuda”

 

Los últimos dos años la nación ha vivido un espectáculo verbal intenso de inculpaciones, acusaciones y discursos ofensivos de unos contra otros en los cuales el lenguaje de la traición ha sido el que más ha resonado. Más de uno señala al presidente Lenin Moreno Garcés por irse en contra de un proceso que él mismo creyó y fue parte durante la década anterior junto a Rafael Correa, pero no logra explicarse el gran motivo por el cual el mandatario incurrió en esa conducta perniciosa de volverse atrás en sus creencias y principios, de sus propias palabras y proclamas y hasta atacar a  sus ex amigos y conocidos a los que ahora persigue con saña. La teoría de la conspiración se agita intensamente a cada paso que ha dado el gobernante,  ahora más que nunca.

Por los años junto al actual presidente, por la militancia, la cercanía, el conocerle de cerca frente a su actual circunstancia dio pábulo al desconocimiento que afirmaba con duda “¡Ese no es Lenin Moreno!”, para luego tratar de hallar una justificación para el errático comportamiento que busca explicar si el mandatario ecuatoriano está siendo chantajeado por los grupos de presión política y económica. A más de uno se le ha escuchado distintas versiones sobre el pasado del presidente, sus actuaciones políticas o su injusto ataque que le tiene postrado de por vida, y a ratos atisbó en sus palabras un “¡Algo le saben!” que le muestra ese actuar tan contradictorio y equivocado. Como que lo hace obligado, obedeciendo órdenes indeseables que le ponen en riesgo hasta su propio prestigio personal y, además, no tienen una explicación racional.

 

Lo que se ha denunciado en estas últimas horas contra el presidente Lenín Moreno es grave, tiene un tono de altísimo peligro para su integridad y honorabilidad personal, como para la de un Presidente de la República, y también para la nación toda, enfrentada a un presumible caso de corrupción que le conmueve hasta el extremo.

¿De qué se le acusa? Pues, en un principio de mantener una relación estrecha con su hermano, Edwin, junto a la pareja Macías-Patiño, y en especial con el lobista Conto Patiño, conocido negociante intermediario de las empresas privadas y consorcios internacionales para contratación con Ecuador. Se le inculpa de una relación directa para abrir una cuenta en un paraíso fiscal como Belice en el 2013, cuando terminó su segundo mandato como vicepresidente. De depósitos cuantiosos y manejo de transferencias en cifras altas de dólares y euros. De la constitución de la empresa off shore denominada INA, con asiento en Panamá, desde la cual se hicieron pagos de dineros y compras de muebles lujosos, entregados a modo de encargo del matrimonio Macías Patiño para la pareja Moreno-Gonzáles en su residencia diplomática en Ginebra-Suiza, a la que -según el Secretario Andrés Michelena- le convirtieron en vulgar bodega. Y, además, por la presuntuosa adquisición de un departamento en Alicante-España, al tiempo de mantener una vida fastuosa en sus días de enviado especial de la ONU.

 

Considerado funcionario público, porque el Estado ecuatoriano pagó sus sueldos con el erario nacional, saltan a luz pública una serie de presuntos correos electrónicos de Xavier Macías Carmigñani, de Edwin Moreno Garcés, de la empresa china Sinohydro, del ex embajador chino Cai-RunHuo, en los que se piden borrar nombres, comunicaciones supuestas de Macías pidiendo donaciones, cuotas de pago a nombre de Lenin Moreno para “sus” obras de construcción de casas, al tiempo de exigir cancelación de cuotas atrasadas  que le correspondían al “embajador” Moreno, quien se hallaba molesto por esos días por acuerdos que supuestamente tendrían con la empresa china, que no habían cumplido. Súmese a ello, la oferta de negocios por la posible elección como futuro presidente de Ecuador, de proyectos hidroeléctricos como Zamora o Coca-Codo-Sinclair.

Todo este muestrario de conductas supuestamente irregulares hace presumir que aquí podría existir corrupción evidente. Un funcionario público no puede tener cuentas en el exterior en paraísos fiscales, un mandatario debe declarar estas cuentas y relaciones familiares con dichos dineros en su declaración de bienes. No puede un empleado diplomático público pedir dinero o exigir cuotas y menos donaciones, tampoco comprometer sus gestiones a la contratación pública de proyectos o planes de gobierno. Ni se diga el adquirir bienes a su nombre o de otros, o de su familia sin que conste la debida justificación del origen del dinero. Peor aún recibir en su residencia, que tiene inmunidad diplomática, muebles de dudosa procedencia en condición de encargo. ¡No, no, no se puede! Y menos aducir inocencia si hay tantas sospechas como presuntas pruebas juntas.

 

La nación debe tener en claro que al ser inculpado el presidente Lenin Moreno Garcés, él, su entorno de amistades y hasta su propia familia, lo menos que se espera es una explicación que salvaguarde su inocencia. El presidente de Ecuador debe defender su honor, él y solo él,  y no sus ministros de Estado o consejeros presidenciales, que cada vez le afectan más con sus sandeces y justificaciones burdas. Sobre todo, preocupa que el discurso del mandatario contra su mentor y ahora principal rival político, Rafael Correa, fue de corrupción misma que ahora lo envuelve. Es más, causa indignación el que por menores razones, como parentezco familiar o versiones de un corrupto de Odebrecht, hayan sido suficientes para sancionar al entonces vicepresidente Jorge Glas, y que ahora cuando se descubren estos hechos se aduzca que son obra del correismo con el que quieren justificarlo todo, desde su propia incapacidad hasta la más purulenta corruptela. Eso espera la nación y más temprano que tarde, que explique… ¡Que explique!

Bien se dice que No es el poder lo que corrompe sino todo lo que se hace para no separarse del mismo”.  Aquí hay toda una revelación sobre el presunto chantaje al que someten al actual mandatario y al gobierno en general. ¿Por qué se presume chantaje? Porque al saberse de estos actos de presunta corrupción, se puede obligar a una persona a que actúe en función de quien le sabe, y que cumpla sus deseos con el fin de mantenerse en el poder, pese a que dichos actos pueden y deben ser castigados. Eso explicaría el comportamiento sinuoso del presidente ecuatoriano, aclarándose todo lo que hasta ahora parecía parte de una obscura conjura que solo responde a hilos muy finos que manejan un guiñol adaptado para la escena.

 

Si quieren especular grueso fíjense en la Transición. A ella nos lleva obligado e inexplicable el presidente Moreno Garcés, que conduce a la nación a un desastre aún a contraparte de su mismo discurso previo al ganar las elecciones. Sus actos erráticos que rompen la legalidad no son los de una persona consecuente con su papel frente a la historia. Por ello veo tanta pasividad en el mandatario ante lo atrabiliario de los Transitorios que se organizaron como horda codiciosa de poder, que no respeta las leyes, que no respeta a la honra de las gentes, que pone funcionarios incapaces e ineptos a dedo, que se vuelve oprobiosa con sus afanes de arrasar y manipular la justicia a su antojo y sembrar casos para acusar sin pruebas y sancionar sin ley. De esa que tiene en sus filas a jueces mediocres con nota de dudosa calidad intelectual en con cursos tramposos, o que organiza un proceso electoral para impedir que sean electos los que no son de su raza y para ello protagonizan un caos premeditado. Todo esto se pudo haber logrado a punta de chantaje, de presión, de inmoralidad.

Pero, hay algo más. En la campaña electoral del 2017, mucho se comentó y acuso al candidato Moreno Garcés de este y otros temas. Es más, muchos hablaron de las formas del financiamiento de la estadía del mandatario en Suiza y sus bemoles con las empresas chinas, y fueron sus feroces opositores. Sin embargo, en cuestión de horas, una vez que se instaló en el poder se unieron con odio político concentrado a respaldar rabiosamente a Lenín Moreno. En segundos se transformaron en defensores del neo-morenismo y asumieron todas sus traiciones, comportándose de manera indigna ante la nación, ya que hicieron todo lo que antes criticaron, y destruyeron a  la patria a punta de sus miserias.

 

Mas, cuando salta esta denuncia, comienzan a correr como hampones en batida y se dan las deserciones, se filtran las inculpaciones entre ellos y otros más guardan silencio o quieren pescar a río revuelto llamando a enjuiciar sin ton ni son evitando señalar con el dedo que cada vez apunta más cerca de su proclamado líder de oportunidad. Como si fuera poco, unos tantos más se niegan a procesar la denuncia, en la fiscalía corren huyen y se esconden y el auto-contralor ilegal se niega a juzgar a su presunto protegido, evidenciando una vez más la canallada. A la hora de asumir las culpas, los primeros en escapar en estampida han sido los neos que hicieron del morenismo su bandera de última hora, hoy ya no están han abandonado el barco.

Y por ello, como el odio les unió, ahora el odio les une en complicidad obsecuente. Los medios de la gran prensa inmunda, los lindos canales, las radios denunciólogas, y los famosos anal-listas  gritones, hoy han optado por el oprobioso silencio, traicionado a su deber y faltando a su obligación ante la nación toda. Hoy se muestras cómplices y encubridores silenciosos que no saben cómo disimular y peor callar, sin en buena medida son los grandes causantes del chantaje. Ellos también tienen que unirse a la presunta culpa que hoy se denuncia, porque no quieren decir nada de lo que antes denunciaron, peor no se puede traicionar a la patria.

 

Bien se dice que “¡El primero que te compra, es el primero que te vende!”,  ¿Será que para los promotores del chantaje y la transición ya es momento del recambio y el actual mandatario dejó de serles útil? Entre ellos se han traicionado, no se puede pedir peor papel ante la historia y, en cuanto a estas presunciones escritas de mi parte, no me asombraría que me salgan con ataques, porque es cierto muy cierto aquello que “¡A nadie le gusta la verdad desnuda!”(FHA)


SINTONICE EL PODER DE LA PALABRA/ ELECTORAL CON FRANCISCO HERRERA ARÁUZ DE 8H00 A 9H30

www.ecuadorinmediato.com/eiradio   o en google play obtenga la APP ECUADORINMEDIATO RADIO

_________________________________________________________________________________________________________________

 Dr. Francisco Herrera Araúz es Director General de Ecuadorinmediato.co

 Ecuamex Agencia productora de contenidos editoriales para @ecuadorinmediato.com 2018 

 

Fuente fotos Archivo Ecuadorinmediato /Twiiter)

 

 

 

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.