Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #5231 |  Ecuador, miércoles, 26 de junio de 2019 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

ECUADOR A ELECCIONES ¡BURLÁNDOSE DE SU PROPIA DEMOCRACIA!

2019-03-25 19:01:00
Análisis
8766

Por: Dr. Francisco Herera Aráuz exclusivo para www.ecuadorinmediato.com

El presente es un informe que busca consignar para la historia la forma, modo y manera en que se llevó a cabo un proceso electoral en Ecuador, el del 24 de marzo de 2019. La disputa del poder, en medio de las criticas condiciones al que le llevaron a la nación por un proceso "transitorio", solo refleja la manera como la clase política gobernante conduce a la democracia en medio de las burlas de su propia legalidad, al grado extremo de atentar contra ella misma, pese a tener la oportunidad del voto y la voluntad popular.

 

 

ECUADOR A ELECCIONES ¡BURLÀNDOSE DE SU PROPIA DEMOCRACIA!

El presente es un informe que busca consignar para la historia la forma, modo y manera en que se llevó a cabo un proceso electoral en Ecuador, el del 24 de marzo de 2019. La disputa del poder, en medio de las criticas condiciones al que le llevaron a la nación por un proceso “transitorio”, solo refleja la manera como la clase política gobernante conduce a la democracia en medio de las burlas de su propia legalidad, al grado extremo de atentar contra ella misma, pese a tener la oportunidad del voto y la voluntad popular. 

Estas elecciones siempre constaron en el programa político de la nación. Por ello, se procedieron a los preparativos con dos años de anticipación, sabiéndose que las mismas se constituirían en una gran calificación de la clase política a mitad del período presidencial de Lenin Moreno (2017-2021). Lo irónico es que en este tiempo se generó un proceso de afectación de la democracia ecuatoriana, y las sombras de duda que le acompañan a los comicios pareciera ser el resultado de un golpe de estado contra esa misma democracia, por mal uso y burla de la legalidad nacional en la que le metió el actual gobierno.

 

Argumentando “salir de la dictadura de Correa” la clase política que se tomó el poder por asalto, tan solo por saber cooptar al presidente Moreno, lográndole arrancar en forma ilegal e inconstitucional una consulta popular para que la nación entre en un “período de transición” que consistía en destruir todo lo dejado por el anterior gobierno e instaurar un nuevo aparato del estado que les permita gobernabilidad sin consecuencias ni responsabilidades en su contra.

 

Y aquí viene la cascada de irregularidades con las que se usa a la democracia y las urnas, para justificar todo este mal momento del Ecuador.

El llamado a las urnas de este 24 de marzo de 2019 tuvo tres direcciones provocadas por tres consejos electorales distintos, elegidos a modo y conveniencia de los transitorios, y que hoy provocan la gran sospecha nacional de lo que se está votando, tanto que de esos resultados la patria se sonroja.

 

El primer mal rato se da con el CNE heredado del período anterior, y que tiene en sus cuestionantes la sombra de un presunto fraude que le ha seguido hasta la fecha, y que le cuestiona el acceso al poder del mismísimo presidente Moreno Garcés. Presionado por tal estigma se prestó en forma fácil a manipular las leyes, las normas, los plazos y los tiempos, para convocar a la consulta popular de febrero/2018. Los consejeros presididos por Nubia Villacís dieron paso y, aprobaron con su voto, todas las violaciones a la ley para que se de esa consulta, de paso hicieron de la voluntad popular un sainete y de los resultados un burlesque de ilegalidades, pero lo aprobaron y facilitaron la transición. No más tardar de tres meses después, a junio/2018, ese CNE fue destituido de sus cargos por obra y gracia del abuso que ellos mismos habían propiciado.

Se dio paso entonces a la conformación de un CNE (transitorio) que entró en vigencia desde ese mes presididos por el rector universitario Gustavo Vega Delgado, con la misión de organizar los comicios seccionales que se venían. Fue inexplicable el papel que tenían que cumplir estos “transitorios electorales” pero, su mayor logro fue negar la presencia de la misión de observadores electorales de la OEA, a pretexto de que este organismo cuestionó en sus informes la legalidad de la consulta de febrero/18, y la deslegitimó duramente. La peor imagen para la historia que pudo dar Vega Delgado fue la orden para que se borre de los ventanales del CNE la certificación de la OEA con el ISO electoral que Ecuador se había ganado (gráfica). Tanto adulo con el poder no puede ser olvidado y menos tolerado, pero así actuó.

 

Rápidos y furiosos optaron por nombrar un nuevo CNE, esta vez presidido por militante del movimiento indígena Diana Atamaint (PK), los consejeros Enrique Pita (CREO), Luis Verdesoto (ID), José Cabrera (PSC), Estela Acero (AP). Y, otra vez a burlarse de la democracia y las leyes, integraron el organismo electoral los representantes de los partidos políticos que por la constitución están prohibidos de ser parte de los organismos de control que les controlan a ellos. En un acto de cinismo público el presidente transitorio JC Trujillo y su banda pudo más, les ordenó que vayan no más a ser parte del organismo rector del sufragio y ellos, ni cortos ni perezosos, acudieron a cumplir la orden sin pudor alguno con la tolerancia y aplauso violatorio de los partidos.

Desde ese momento, octubre/2018, comenzó una cadena de ataques a la democracia ecuatoriana, propiciados por el propio poder electoral. Aunque parezca extraño pero fue y es el CNE actuante, el que ha hecho tabla rasa de las leyes electorales ecuatorianas, que se ha burlado de las normas legales y, ha promovido un carnaval contradictorio, que merece ser castigado moral y jurídicamente por lo grotesco del mismo.

 

Como si hubiesen nacido impregnados por el ADN de la corrupción, empezaron con la disputa por los cargos, puestos y empleos. Entre ellos mismos se peleaban por la presidencia del CNE, para luego irse en busca de la troncha electoral para el reparto de las direcciones provinciales. La queja de entre ellos mismos que el partido socialcristiano (PSC) se “llevó la mayor parte de las direcciones provinciales” conmovió el panorama y todo para hablar de fraude a favor de este grupo político, lo que sigue siendo la peor burla a la democracia que se dé, lo grave es que sale de entre ellos mismos, de entre los vocales consejeros del organismo electoral.

Tal reparto de cargos y puestos sacó a luz la mediocridad de quienes se tomaron el cne de la transición, expresada en la demora en la calificación de listas y candidatos. Fue indignante que, hasta entrado marzo 2019, ya con la campaña electoral en marcha, Ecuador no supo cuántos candidatos tenía en forma legal y definitiva. Entre ellos se impugnaban, se borraron listas enteras, se eliminaron candidaturas integras, se afectó a provincias completas, todo porque ellos mismos se descalificaban. Más grosera violación a la democracia no pudo haber visto la nación con este grupo de consejeros que actuaban de manera infame con su propio país.

 

Pero, fueron más lejos aduciendo que había problemas con los padrones y miles de falsos registros, encargaron el control de lo informático a un veedor como Enrique Mafla (MPD), que es la persona que más fácilmente habla de fraude electoral, para que nos asegure que no habrá fraude ni excesos en los padrones. Ya veremos resultados de esta veeduría, o del burlesque montado. Pero, aprovechando de esos vacíos denunciados y sin rubor alguno sacó a cerca de 200 mil ciudadanos extranjeros del padrón y les quitaron el derecho al voto, pese a que la constitución manda que los ciudadanos de otras nacionalidades que viven más de 5 años en el país pueden votar en el país. Es decir, da la impresión de que hay un caos provocado con el manejo informático y los empadronados. Que quede para la historia estos datos y nombres.

El caso de la pauta publicitaria electoral es una prueba palpable de cómo actuó  este CNE contra las leyes, las normas, los protocolos electorales. Reformaron el reglamento de promoción electoral para permitir la participación de los medios digitales pero, en cuanto supieron que entraba Ecuadorinmediato optaron por violarlo todo. Nos discriminaron, mintieron, se escondieron. No aceptaron ni siquiera una sentencia en ley del propio Tribunal Contencioso Electoral (TCE) que mandó que se inscriba a nuestro medio, y por limpiarse con la sentencia el máximo organismo del sufragio llegó al extremo de emitir informes con falsedades firmados por funcionarios que adujeron que no presentamos la documentación en regla, siendo esto tan falso como su comportamiento.

 

Pero, lo que faltaba es que usen al propio Procurador General del Estado Íñigo Salvador para que se meta en el proceso electoral y argumente que no se cumplan las sentencias electorales. Tan grosera injerencia no puede ser tolerada y será reclamada en la justicia internacional.

Lo peor que se vio es que el CNE violente toda lógica con la democracia ecuatoriana con el caso de las elecciones del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social.

 

Aprobado en la consulta ilegal del 4 de febrero, el quinto poder ahora se elige por votación popular. Todo lo hicieron para que sean elegidos los suyos, los transitorios, los gallo-hervidos pero, como no han sido seleccionados entre los 43 candidatos, hacen todo lo posible para que no se los elija. Han llegado a extremos graves: descalificar a los candidatos, impedirles hacer campaña, censurar sus spots televisivos, atentar contra sus derechos políticos, afectar a su honra, no permitir que sean apoyados o respaldados por alguna persona y, hasta el extremo de querer eliminar estas elecciones y a anular las mismas.

Lo ridículo de la actuación de este CNE se da con el conteo del voto nulo. Aduciendo unas matemáticas falsarias quisieron hacer pasar divisiones del voto cuando era positivo fraccionado en 7, mientras que si era nulo se lo multiplicaba por 3. La OEA reclamò tanta manipulación en la definición del voto nulo y, al ver que no se aceptó tales absurdos corrieron a consultar al TCE  - si, a ese mismo al que no quisieron cumplir su sentencia, para que les solucione este problema de quebrados - y tampoco han sido validados con tanta mediocridad de estos consejeros de circo. Y lo último que les faltó es, a horas  querer descalificar a cuatro candidatos al CPCCS: Mora, Dávalos, Desintonio y Espinoza, porque les apoyó en pronunciamiento público el expresidente Rafael Correa. Mas grotesco no se pueden ver. Ahora si hay una sospecha crítica de que en esta elección puede haber el fraude que tanto han gritado.

 

Queda para la historia, que todos los que pasaron como funcionarios del CONSEJO NACIONAL ELECTORAL DE LOS TRANSITORIOS cumplieron con un papel nefasto y violatorio de las leyes, las normas y protocolos electorales. Que hicieron de las elecciones una burla para la democracia, y que eso debe ser castigado, para que nunca se vuelva a repetir con nuestra nación tan maltratada por esta clase política indecente y  deshonesta. (FHA) 

 

COLABORE CON DONACIONES A ECUADORINMEDIATO PARA QUE ESTOS ARTICULOS SIGAN SALIENDO PARA USTED (Click aqui)

 ________________________________________________________________________________________________________

 Dr. Francisco Herrera Araúz es Director General de Ecuadorinmediato.com
 Ecuamex Agencia productora de contenidos editoriales para @ecuadorinmediato.com 2019
 Fuente fotos Archivo Ecuadorinmediato

 

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.