Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #5231 |  Ecuador, viernes, 15 de noviembre de 2019 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

SE VA JC. TRUJILLO, SE ACABA LA TRANSICIÓN…PERO DEJAN HACIENDO DAÑOS

2019-05-06 18:53:00
Análisis
13088

Por: Dr. Francisco Herrera Aráuz para www.ecuadorinmediato.com

Mirar el rostro desencajado del doctor Julio César Trujillo, la mañana del 1 de mayo del 2019, en medio de gritos y ofensas en su contra, da para la confusión del mismo como de otros. En verdad, o no entendió que se ganó el repudio de una parte de la nación o es un tipo muy cínico que se fue a meter a la marcha de los trabajadores para justificar notoriedad ya que siente que la transición acaba, y quiere borrar la estela de daños que la misma nos dejó en Ecuador.

 

 

SE VA JC. TRUJILLO, SE ACABA LA TRANSICIÓN…PERO DEJAN HACIENDO DAÑOS

Mirar el rostro desencajado del doctor Julio César Trujillo, la mañana del 1 de mayo del 2019, en medio de gritos y ofensas en su contra, da para la confusión del mismo como de otros. En verdad, o no entendió que se ganó el repudio de una parte de la nación o es un tipo muy cínico que se fue a meter a la marcha de los trabajadores para justificar notoriedad ya que siente que la transición acaba, y quiere borrar la estela de daños que la misma nos dejó en Ecuador.

 

Queda para la historia que la Transición fue denominada a un acto de traición y odio político que impulsó una parte de la clase dirigente de Ecuador que, tras perder por más de una década el favor popular y las elecciones, se arrimó al gobierno de Lenin Moreno (2017-2019) para imponer una serie de acciones y decisiones que bordearon lo ilegal y antijurídico a pretexto de “sacar a la nación del Correismo”.  Tras falsificar una consulta popular que nunca contó con la aprobación constitucional se alzó con el logro el “7 veces Sí” el pasado 4 de febrero de 2018 con el que se nombró con dedicatoria del presidente de la República, en complicidad con la Asamblea Nacional, nombrar a un Consejo de Participación Ciudadana y Control Social – Transitorio (CPCCS-T).

Siete son los del conciliábulo, ese que reunió a tres abogados: Miriam Félix, Xavier Zabala, Pablo Dávila; un radiodifusor, Eduardo Mendoza; un militar retirado general Luis Hernández; un dirigente indígena, Luis Macas, todos ellos unidos en torno al doctor Julio César Trujillo, abogado también este y de cuya figura se escudó la clase dirigente para utilizarlo y manipularlo por ser conocedores de su pasado cínico-político, que les fue muy útil para la ocasión. A esos siete mírenlos como culpables de los daños que se relatan a continuación, si no es por acción lo serán por complacencia y complicidad.

 

Nunca podrá olvidar el Ecuador lo que este consejo de los transitorios hizo, y lo digo porque fue todo un espectáculo desagradable el que se quiso consolidar como una especie de “gobierno de la traición”.  A este espacio abierto se allegaron todos los perdedores, los que de alguna manera buscaban con olfato fino el recoger las migajas de algún empleo o la ambición codiciosa de un cargo. Allí danzaron alrededor los que habían perdido algún concurso de méritos, los que habían fracasado en los exámenes de suficiencia, los que no fueron nombrados pese al palanqueo,  los opositores a Lenin Moreno que pronto se olvidaron los insultos contra este y aprovecharon de la desmemoria para hacerse de un puestito. Fue oprobioso el proceso de esta transición a ninguna parte.

Desde marzo de 2018 que se posesionó el consejo transitorio a la fecha se han llevado a cabo más de 160 destituciones o remociones de los cargos, han sido cerca de 10 concursos de nombramientos y, se han dado una serie de acciones de intervención en las instituciones, siendo la favorita de este grupo la función judicial contra la que se han esmerado en dañarla por tratar de apoderarse de la misma, y todo por poner a sus “arrimados”  por conveniencia, pero que resultaron mediocres, y ese daño heredan a la nación.

 

Pruebas al canto. El consejo de la judicatura, transitorio igual, fue una acre disputa de cargos y empleos o colocación de jueces, afanes de interferir de manera morbosa en la conducta sexual de los abogados entre Merlo, Rigail Santisteban y Albán, que degeneró en insultos. Fue insoportable ver como dejaron a la justicia, sin concurso de fiscales, sin evaluación de jueces, sin revisar los procesos y su ordenamiento jurídico, con la corrupción campeante entre juzgados y fiscalías en una escalada imparable que en dos años ha puesto a la función judicial en condición de mercado de lágrimas, pasiones y odios.

El estado en el que queda la justicia en Ecuador es desastroso. El clamor de ciudadanos, abogados y operadores ante la función judicial, es por una infinita cantidad de acusaciones sin pruebas, casos forjados, escándalos en condición de juicios sin sustento, inculpaciones a jueces y fiscales de cobros, conductas irregulares, enriquecimientos injustificados, sentencias incoherentes, acciones antijurídicas y, sobre todo pesa la denuncia de que “se están “forjando” casos, para perseguir al correismo”. Es un grave daño que dejan esta transición y el doctor JC Trujillo, quien ha llevado la voz cantante de los insultos al proceso de la revolución ciudadana. ¿Alguien tiene duda de esto?,  pues muy simple, miren como el actual Consejo de la Judicatura definitivo está atado de pies y manos para desenredar el enredo infame. Van a tomar años tratar de solucionar las afectaciones que han hecho a la moral de la República.

 

Los concursos para nombrar funcionarios a los organismos de control, todos ellos se vieron envueltos en escándalos, a muchos les saltaron conflictos de distinto orden, siendo destructivo ver como desde el grupo transitorio saltaron preferencias, se dieron objeciones a las personas “porque habían trabajado en el gobierno anterior”  como gran motivo para impedirles acceder a una posibilidad de ser nombrados. Al grupo transitorio se le contagió el cinismo de JC Trujillo, y sin pudor alguno se mostraron persecutores para cometer los delitos de odio con el caracterizaron sus acciones para descalificar a los concursantes por su pensamiento o ideología. Y así eligieron a superintendentes, defensores del pueblo o titulares de entidades de control.

De nada sirvieron las quejas y reclamos por honestidad en los concursos, para los transitorios el precio que obligaron a pagar al país fue el humillante tráfico de influencias para nombrar a los preferidos. A tanto llegó el drama que al Defensor Público Penal no pudieron nombrarlo porque fue demasiado el cinismo que imponía Trujillo y los suyos, que ni siquiera los arrimados como veedores soportaron y se retiraron con asco.

 

Lo del nombramiento de la doctora Diana Salazar como Fiscal General del Estado, da una muestra del daño que puede causar un proceso tan corrupto como el de la transición. De entrada el doctor Trujillo bramó contra los concursos a los que calificó como “amañados”.   Entonces la experiencia que acabamos de pasar con los transitorios es funesta ya que por ley tuvieron que tomar exámenes y, así lo hicieron para fiscal, con el consabido problema que la señora Diana Salazar sacó un pobre 10/20 en el examen de alta especialización del derecho penal.  Para nombrarla no tuvieron reparo en violentar la ética, el respeto a la institucionalidad y a la moral pública de la nación, logrando acumular méritos desconocidos  con los cuales impusieron en el cargo a la señora.

El punto no es la nota en sí, sino el conocimiento total y de excelencia que debe tener un Fiscal General del Estado ya que el derecho penal es la rama que mayor sabiduría exige, porque de ese saber del fiscal o el juez dependen vidas, honras y sanciones. El que no haya completado un examen con suficiencia académica respetable más bien le hizo daño a ella y al consejo transitorio que lo impuso. Más, lo crítico resulta para el país el que tengamos una fiscal que desde sus primeros actos denote que actúa con consigna de los designadores porque asalta el temor de que su presencia es tan solo para acabar con el correismo con lo que empezó todo esto. Una muestra es lo de “INA Papers” proveniente del portal “La Fuente” desde marzo 2019 y que no mueve un solo papel en su despacho ya que el acusado es el propio presidente Moreno, mientras que el caso de los supuestos aportes de Odebrecth para Alianza Pais en la campaña de 2013, originario de la misma fuente motiva una actuación relámpago de persecución infinita.

 

Dejar una “Justicia con Consigna” es el daño mayor de la corrupción de los transitorios fue el que le hacen la sociedad ecuatoriana, ya que desencadena a futuro los reclamos por imponer a funcionarios sin la capacidad suficiente, al tiempo de mirar azorados como se “siembran” casos sin pruebas para perseguir a todo aquel que huela a correismo, con lo que cualquiera que fuese inculpado desde ya debe atenerse a comportamientos prejuiciados y persecutorios por odio, y es lo que se teme le ocurra a la doctora Salazar como a los nuevos jueces o magistrados. El estado se convierte en atrabiliario autorizado con el “7veces sí”.

 

Pero quedan más daños en el inventario de las traiciones:

Lo ocurrido con la Corte Constitucional es el resultado evidente de una selectividad discrecional que le comienza a pasar factura a la legalidad del país. Hicieron todo por seleccionar a los actuales jueces constitucionales, sin importar que no sean especialistas en derecho, sin considerar sus conocimientos y las notas mediocres de 14/20. Para JC Trujillo y los transitorios fue suficiente enumerar un listado de méritos,  opiniones y participación en juicios que se tramitaron en la corte anterior, o sino prefirieron nombrar a los amigos del doctor, entre los que estuvieron los autores del libro que exalta “el pensamiento del doctor Trujillo”  que fue suficiente para ser esos beneméritos magistrados. Total, ahora la corte se enfrenta a sus propios decires porque con la lengua suelta opinaron con desfachatez sobre los casos que hoy tratan, y los afectados los enrostran con sus propias palabras ya que fueron ofensivos en los días en los que usaron la prensa para ser elegidos, creando un conflicto de ética para los jueces que no saben cómo tratar, o sino, se vuelve ofensivo que se diga en una de las resoluciones ante el pedido de consulta popular para tratar las privatizaciones, que el país no entendería eso, se confundiría, ¿Irónico verdad?  Tal maltrato a la legitimidad no puede ser explicado a la nación, el daño ya está hecho.

 

Pese al espectáculo indignante que significó la actuación de Pablo Celi, que se quedó como “Contralor auto-sentado” destruyendo la notificación de su destitución, el consejo de los transitorios no hizo nada. El grupo de JC Trujillo aplaudió a Celi de la Torre y decidió que sea el único que no fue evaluado, ni calificado, ni sujeto a derecho. Mientras tanto el ciudadano fungiendo de funcionario público, usurpando el cargo, no puede exhibir su nombramiento legalmente otorgado, pero ha hecho de las suyas provocando una inseguridad jurídica bárbara, ya que deja –al menos según despacho de la Fiscalía General del Estado- más de 200 casos denunciados que no pueden ser tratados por incapacidad legal. ¿Se puede dimensionar el daño que está causando? Para colmo de males los transitorios no llaman a elegir a un nuevo contralor dejándolo como utilitario para la persecución para acabar con el correismo y, así cumplir con la consigna de la traición para la que se hicieron con el poder.

 

Entonces, asombra que JC Trujillo se sienta con derecho al aplauso, y que salga a la calle a reclamar la simpatía de la gente sin que no le cueste más de un insulto, al que él mismo se arriesgó – o le arriesgaron- manipulándole el pasado 1 de mayo. Al mentado personaje le tocó tragarse sus palabras y admitir que hay mucho resentimiento en la calle y que él ha provocado a la nación ya que por ese odio político contra el  correismo lo absorbió azuzado por los anticorreistas que actúan como se bautizó León Febres, como “perros con hambre”.   A Trujillo le cobraron las deudas morales que deja con su mala boca  con la que despreció a los demás acabando con su honra,  a gritos le afrontaron sus daños y queda para la historia como un ser humano que se destruyó solo por la traición.

 

Pero, en cuanto al Ecuador, me permito advertir que los daños de JC Trujillo y los transitorios son una especie de Bomba de Tiempo”  que nos estallará a todos, y todo por habérselo permitido con indiferencia, esa que mata lentamente y que ahora azuela a la nación. (FHA)

  

 COLABORE CON DONACIONES A ECUADORINMEDIATO PARA QUE ESTOS ARTICULOS SIGAN SALIENDO PARA USTED (Click aqui)

 ________________________________________________________________________________________________________

  Dr. Francisco Herrera Araúz es Director General de Ecuadorinmediato.com

 Ecuamex Agencia productora de contenidos editoriales para @ecuadorinmediato.com 2019

  Fuente fotos Archivo Ecuadorinmediato 

 

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.