Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #5231 |  Ecuador, viernes, 15 de noviembre de 2019 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

ECUADOR ENTRE EL CINISMO Y EL SILENCIO

2019-07-01 13:30:00
Análisis
11709

Por: Dr. Francisco Herrera Aráuz para www.ecuadorinmediato.com

A la nación le cuesta vivir el día a día con el presente régimen del presidente Lenín Moreno, porque le toca soportar un espectáculo de agresión de quienes pareciera lo único que buscan es saciar sus intereses y ambiciones personales, en un constante "ensuciar la patria" de la que hacen gala con cada escándalo que queda en la impunidad de la justicia, con el silencio cómplice de la "gran prensa" ecuatoriana que se ha vuelto cómplice y encubridora de tanta ignominia.

 

 

ECUADOR ENTRE EL CINISMO Y EL SILENCIO

            A la nación le cuesta vivir el día a día con el presente régimen del presidente Lenín Moreno, porque le toca soportar un espectáculo de agresión constante, de quienes pareciera lo único que buscan es saciar sus intereses y ambiciones personales, en un constante “ensuciar la patria” de la que hacen gala con cada escándalo que queda  en la impunidad de la justicia, con el silencio cómplice de la “gran prensa” ecuatoriana que se ha vuelto cómplice y encubridora de tanta ignominia.

 

Ocurrió desde los primeros días de esta debacle gubernamental, fue Pablo Celi de la Torre el personaje envuelto en la trama, mismo que al haber sido destituido el 25 de mayo de 2017 como contralor subrogante, cuando Carlos Pólit era todavía el Contralor General del Estado, al recibir de manos de sus compañeros el 7de junio de ese año a destitución y se abalanzó sobre ella  para  romperla en pedazos, según video que recorrió el mundo y se “autonombró” Contralor contra toda legalidad. El video, como la nota de Ecuadorinmediato de esos días cuenta con lujo de detalles como se dio esta operación política tan cínica. (click aquí)

Pablo Celi de la Torre, hombre de pasado siniestro en la izquierda política ecuatoriana, siempre hizo gala del cinismo como su forma de comportamiento, ese que le movió a actuar en contra de las normas, las leyes o el sentido común, sin un sentido de respeto por la legalidad o la ética de los demás. Su actitud divisionista para acabar con el FADI y generar LN destruyó a una potente agrupación de comunistas y socialistas. Su paso por otros grupos como el PRE, o hasta Alianza PAIS no son sinó reflejos de ese cínico actuar que llegó hasta encubrirse en el caso “Mochila Escolar” promoviendo que se culpe solo a sus compañeros, hasta la propia ministra Sandra Correa, mientras él daba la vuelta en gira de observación al departamento de estado norteamericano en pleno golpe contra el presidente  Abdala Bucaram Ortiz

 

Esta es su “obra cumbre”. Una vez destruidos los papeles se hizo del apoyo del gobierno del presidente Moreno, en palabras de  la ministra de Justicia Rossana Alvarado, de la Asamblea Nacional con la anuencia del presidente José Serrano  y, meses más tardes del todopoderoso como abusivo doctor Julio César Trujillo con los transitorios incluidos, que le reconocieron su condición de “contralor autonombrado”. Es un acto de cinismo puro a todos les contagió el disimulo para aceptar, aunque sea tapándose las narices a la presencia de Celi, saben que es ilegal e inmoral su presencia como “autoridad” pero lo toleran porque es de su conveniencia.

Y Pablo Celi de la Torre hizo y deshizo de la moral pública con sus actos en la Contraloría. Desconoció sus propios informes firmados en favor de Odebrecht, sus actos conjuntos con el corrupto Carlos Pólit, y comenzó a tomar “venganza prestada” del gobierno de Lenin Moreno, ejecutando acciones pro enjuiciamientos contra los correistas porque ¡había que acabar con ellos!, disponiendo investigaciones falsarias, que terminaron cuestionadas en la Fiscalía o en los tribunales de justicia, por no tener sentido ni sustento legal o jurídico, o auditar la deuda externa, los viajes del anterior mandatario, los estados de emergencia, los gastos de estricto cumplimiento presupuestario anterior, todo en una gran farsa contra el propio estado ecuatoriano.

 

Y claro, como no podía ser de otra manera el engaño y el cinismo hizo mella en los “transitorios trujillistas” que, junto con su cómplice mayor Julio César Trujillo, lo ampararon y protegieron en estos dos años ilegales. No lo evaluaron, no llamaron a concurso de contralor y, dejaron una disposición que los blinda en su cargo hasta el 2022 ¿Qué cinismo más impúdico verdad? Tanto que hasta la presente fecha Pablo Celi de la Torre no puede mostrar un nombramiento legal, ni un acto de posesión en su cargo o promesa de ley ante la Asamblea, como corresponde a un contralor, y menos validar con un documento su acto de usurpación que comete a diario con la anuencia de la clase politiquera nacional, y el silencio cómplice de la gran prensa que no chista media palabra sobre el tema y ya van dos años de cinismo.

En sus labios el discurso anticorrupción ha sido permanente, como parte de la moda del régimen morenista, hasta que le estalló en su cara el escándalo de su sobrino carnal directo José Raúl De la Torre Prado, que ha aflorado nuevamente el cinismo de su tío el contralor autonombrado, Pablo Celi de la Torre quien lo ha negado una y otra vez que tenga que ver con él y con su accionar como contralor autosentado y autogestionado.

 

Resulta que el pasado 13 de junio de 2019, en el aeropuerto internacional de Miami-FL, la justicia norteamericana detuvo a Raúl De la Torre, junto a Roberto Barrera, los dos funcionarios de EP Petroecuador, en su condición de asesores, con una alta suma de dinero por más de US$ 250.000 dólares, en efectivo, que los mentados ciudadanos ecuatorianos pretendían ingresar a los Estados Unidos sin justificación de su origen.

Poco a poco se fueron sabiendo los detalles de tal hecho delictivo. Para empezar, De La Torre salió de Ecuador con ese dinero en forma por demás irónica como “segura”  ya que la policía nacional, el ministerio del interior y, quien sabe hasta la propia ministra María P. Romo, no explican quien autorizó una escolta especial que se da a quien lleva dinero en efectivo. Así y todo llegó a USA y nunca pudo explicar el origen de esos montos, y con qué autorización dejó su trabajo en Petroecuador.

 

La pantomima circense de Petroecuador es asquienta. Salieron primero con un comunicando tratando de desmontarse del individuo ya que no era “asesor de gerencia” sino uno simple como liquidador de la refinería del Pacifico, para luego asegurar que el 14 d junio de 2019, o sea un día después de su prisión, lo cancelaron por “incumplimiento de trabajo” que no se sabe si se refiere a su ausencia de su sitio laboral, o que otro tipo de “¿incumplimiento?” hubo. Días más tarde, o sea el viernes 28, el gerente de EP Petroecuador Pablo Flores emitió una declaración sorprendente “De la Torre no manejaba dineros de la empresa”, entonces ¿De dónde salió tanto dinero en efectivo?, Eso es corrupción pura y dura, y en este gobierno de la “cirugía mayor”  que hasta ahora no explican.

 

El asambleísta de Galápagos, Washington Paredes, que al parecer maneja mucha información en el tema ha afirmado que este dinero en manos de De La Torre era fruto de contrataciones de seguridad por más de US$ 400.000 dólares; Que no es la primera vez que logra introducir dinero a Estados Unidos y, que serían varios viajes Y; hay una cuenta con varios millones de este individuo y otros más. Claro, como es un De La Torre la investigación se diluye y el gobierno enmudece y con su silencio cómplice de corrupción hace valido aquello de “El que calla otorga”.

Peor se puso la cosa cuando los reporteros pudieron tomar declaraciones del escurridizo contralor autonombrado Pablo Celi de la Torre, sobre el escándalo de corrupción en Petroecuador sobre su benemérito sobrino, y asombró la respuesta por su cinismo ya que “es un pariente lejano” al que no le reconocía cercanía de ningún tipo. Mas, lo que ocurre es que el mentado José Raúl de la Torre Prado fue un alto funcionario de la Contraloría General del Estado entre los años 2011 al 2015, en pleno auge del Subcontralor Celi de la Torre, su tío carnal, con quien trabajó directamente. Como en el país han aplicado la lógica de ser familiar o amigo es un delito, y lo impusieron groseramente los asambleístas morenistas como justificativo para el caso de Jorge Glas y su tío Ricardo Rivera, entonces, ahora que la familia Celi De la Torre- con los De la Torre- Prado, que nos expliquen porque entre tío y sobrino “¡Algo han de saber!”.

 

Que la nación haga conciencia que ha soportado tanto cinismo por el silencio cómplice de quienes han aupado tata ilegalidad como inmoralidad. Así, los abogados y juristas de la sociedad ecuatoriana hemos tenido que soportar a un individuo actuar contra la ley, uno que rompió su destitución y someternos a sus disposiciones fruto del odio político. Lo grave es que la Federación Nacional de Abogados, su presidente el doctor Ramiro García Falconí han callado demasiado; la academia de facultades del derecho son ciegos, sordos y mudos al respecto.

A los transitorios se lo enrostró siempre que ellos sostuvieron a Celi en ese cargo, ahora que sufran las consecuencias de la corrupción de los “De la Torre”, porque jamás quisieron cortar este oprobio. Y a los empleados de la Contraloría se les recrimina tanto sometimiento, ¿Es que acaso no hay un gremio de respetables funcionarios en esa institución que impidan que Pablo Celi de la Torre siga de ilegal en esa institución?

 

El Gobierno de Lenin Moreno hizo y deshizo de Pablo Celi De la Torre, lo usó hasta el cansancio, ahora que le comienza a “apuntar el dedo cada vez más cerca”  tiene que responder por este contralor autonombrado y la corrupción de la que se le acusa hoy por hoy al régimen morenista, ahí tienen las consecuencias. Es más, tienen que asumir como régimen y estado ecuatoriano las consecuencias de las actuaciones ilegales y nulas de este individuo. Ven lo que hace el manipular el cinismo de una persona que ha sido utilizado para el odio político con el que han destruido una parte de la moral de la República.

El silencio indiferente de la Fiscalía General del Estado con relación a Pablo Celi De la Torre, es ofensivo, han tolerado que este individuo rompa su destitución y en vez de juzgarlo por usurpación en cargo procedieron a enjuiciar a quien lo notificó la doctora Sabeth Chaumon  y en la justicia se “perdieron los papeles” con lo cual despareció presuntamente la destitución, pero felizmente hay copias. La fiscal Diana Salazar no topa el caso, no asume la acción penal directa en el caso de Raúl de la Torre, pasa y tolera todo lo que venga de esta benemérita familia y asume la complicidad del silencio, lo que afecta más a y más a su paso con desconocimientos de pánico sobre las leyes que tiene que aplicar la Fiscalía.

 

Que se puede pedir de la “gran prensa” que lo recibe oronda a Pablo Celi de la Torre en sus pantallas, abre sus páginas y extiende sus micrófonos a quien ahora, abusando de tanto silencio cómplice, está ensuciando a ese tipo de prensa, de la que felizmente nos exceptuamos ya que hemos sido el único medio que reclama desde junio del 2017 al “contralor autonombrado”. Y claro, como no hay ni una nota de quien reclama de Celi De la Torre, tanto se callan que hace caso omiso del reclamo del colectivo “Va por Ti Ecuador” que le pide algo simple, que exhiba el nombramiento, el acta de posesión o algo que justifique su legalidad, porque de lo contrario le toca asumir el juicio de usurpación en el cargo que tiene que terminar con Pablo Celi de la Torre en la cárcel por el delito cometido.

La mayor obligación de este momento del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social es rescatar la legalidad y moral de la Contraloría General del Estado es sacar a Pablo Celi de la Torre de esa entidad, evaluar su actuación legal, pedir a la fiscalía que inicie el juicio por usurpación y convoque a concurso para elegir a un nuevo Contralor en forma limpia, ordenada y sobre todo legal como justa.

 

El más grande oprobio para una nación es tener que soportar a los cínicos con su actuar impune, como si se sintieren con derecho a insultarnos con sus actos y que los aceptemos como válidos. La más grave inmoralidad ante el delito es el silencio cómplice y, en esas estamos (FHA)

 

 ESTOS ARTÍCULOS REQUIEREN DE SU APOYO PARA SEGUIR HACIENDO UN PERIODISMO RESPONSABLE VAMOS AL CROWFUNDING DE ECUADORINMEDIATO 2019 (Click aquí) 


GRACIAS POR SU APORTE  www.aportesecuadorinmediato.com

 ________________________________________________________________________________________________________

  Dr. Francisco Herrera Araúz es Director General de Ecuadorinmediato.com
 Ecuamex Agencia productora de contenidos editoriales para @ecuadorinmediato.com 2019 

 

  Fuente fotos:  Archivo Ecuadorinmediato / EcuadorNoticias/Expreso.ec /Eluniverso.com

 

 

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.