Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #5231 |  Ecuador, viernes, 15 de noviembre de 2019 |  Ver Ediciones Anteriores
exclusivo

ECUADOR: LA FISCAL GENERAL Y "LA JUSTICIA DEL DESPECHO"

2019-07-08 19:30:00
Análisis
11951

Por: Dr. Francisco Herrera Aráuz para www.ecuadorinmediato.com

No puede existir peor momento para una nación que vivir de la injusticia, nada más grave que presenciar como las cúpulas dirigentes que provocaron todo un cúmulo de males con la transición, ahora vean los resultados. El irrespeto por las leyes que erigió a la doctora Diana Salazar como Fiscal, es ahora calificado por ella como un sistema "patriarcal y caduco", cuando le cuestionan a la funcionaria impuesta y no le dan la razón. El despecho que siente la mencionada doctora es buena parte su culpa por haberse integrado a un grosero proceso de manipulación en el que nos metieron por odio político. Estamos en la era de la "justicia del despecho" que pasa factura a las miserias.

 

ECUADOR: LA FISCAL GENERAL Y “LA JUSTICIA DEL DESPECHO”

No puede existir peor momento para una nación que vivir de la injusticia, nada más grave que presenciar como las cúpulas dirigentes que provocaron todo un cúmulo de males con la transición, ahora vean los resultados. El irrespeto por las leyes que erigió a la doctora Diana Salazar como Fiscal, es ahora calificado por ella como un sistema “patriarcal y caduco”, cuando le cuestionan a la funcionaria impuesta y no le dan la razón. El despecho que siente la mencionada doctora es buena parte su culpa por haberse integrado a un grosero proceso de manipulación en el que nos metieron por odio político. Estamos en la era de la “justicia del despecho” que pasa factura a las miserias.

 

Bien se dice que “Se cosecha lo que se siembra”.

El odio político aplicado en Ecuador, en nombre del anticorreismo, llevó a la nación a la Transición, tras una consulta popular ilegal e inconstitucional, todo provocado por el presidente Lenin Moreno y el grupo de asalto al poder que ahora nos gobierna. El doctor Julio César Trujillo, en forma abusiva y prepotente impuso a sus anchas el nombramiento de la doctora Diana Salazar como Fiscal General del Estado, pese a la nota de 10/20, pese a que no cumplía los requisitos de carrera judicial, pese a que su examen de suficiencia en conocimiento penal fuese cuestionable. Nada le importó, solo la impuso generando un daño severo a la nación y su justicia como a la propia señora, a quien le está costando caro haber llegado de esa forma al tan ansiado cargo.

 

El grave problema de haber nombrado de esa forma a la Fiscal General del Estado, por parte de quienes manejan la transición fue buscar desde ese y otros espacios el uso y manipulación de la justicia para el odio político para así saciar las venganzas del anti-correismo, atropellando el derecho y la ética política.  Usando los recursos de la traición del morenismo, y el azuzar de las noticias, todo dio un marco para destruir la poca institucionalidad que se tenía en el área de la investigación penal. Es indudable que cooptar la Fiscalía  requería contar con alguien a quien utilizar fácilmente y, más aún, si esa persona exhibe fragilidades en el conocimiento, total se pueden asumir las decisiones en secreto mientras se remedia al público con el linchamiento mediático para acusar a quienes sean propicios como “víctimas de las circunstancias”.

Por usar la justicia de tan mala manera, la transición y el anti-correismo le han puesto a la doctora Salazar en un sitial incómodo en el que debe enfrentar sus propios errores y los de quienes la nombraron. Es una gruesa factura que le pasan las condiciones de su nombramiento frente a sus propios compañeros de la función judicial, los cuales, ahora, le muestran desprecio por su actuación y burla por el desconocimiento.

 

Pruebas al canto. El caso “Arroz verde” en su primera edición del escándalo ha sido una muestra de esta confrontación. La audiencia inicial contra Alexis Mera y María Duarte fue una colección de errores de la señora Fiscal Salazar, que no pudo sustentar porqué acusó a los señalados por el delito de concusión. La presentación del caso careció de la oralidad necesaria que se dio con una lectura atropellada de documentos, todo esto solo denotó el desconocimiento de la fiscal con el delito señalado, terminando por aparentar que la preparación del mismo por parte del personal de apoyo de la fiscalía fue insuficiente, y que entre todos ellos desconocían mucho del derecho y jurisprudencia como para tal acusación.

El pedido de órdenes de prisión contra Mera, Duarte y Vinicio Alvarado prosperó en parte. Lo grave fue que la Jueza Daniela Camacho, siempre sonriente y oportuna cuando se trata de casos contra los correistas, le dio la razón a la doctora Diana Salazar, y tomen en cuenta este detalle, porque luego será una especie de boomerang contra las dos. Más crítico es que todo se sustente en un cuaderno de dudosa reputación que es usado a diestra y siniestra para acusar y complacer al odio político, así sea forjado o no.

 

El pasar de los días sacó a la luz las tremendas fallas en el trámite del proceso. Los jueces tuvieron que aceptar el habeas corpus para Vinicio Alvarado, ya que se dictó prisión contra alguien que ni siquiera estaba vinculado al proceso. Mal golpe para Diana Salazar, malo para Daniela Camacho.

Lo siguiente fue la reformulación de cargos. La Fiscalía no puede explicar hasta ahora ¿Por qué acusó de concusión a Mera, Duarte, Martínez, Alvarado y Terán en el caso “arroz verde”? La repercusión de esta presunta equivocación en el caso penal pone en riesgo hasta la vida de los inculpados. Entonces, la doctora Diana Salazar concurre ante los jueces a pedir que se cambie el delito y se exhiben acusaciones de otros, entre ellos la tan común  asociación ilícita, cohecho y tráfico de influencias. Si es criticable que no sea concusión, peor es que la Fiscal lo haga por tres delitos distintos a los que acusó en principio y al mismo tiempo, lo que es ilegal. Digo, ¿Qué falló aquí? Qué tan mal estuvieron la investigación de la fiscal, la falta de sustento en el derecho y/o el supino desconocimiento. No podía ser de otra manera, la Jueza Daniela Camacho, prontamente aceptó semejante disparate jurídico.

 

Viene entonces el habeas corpus en favor de Alexis Mera. Nada peor que un caso mal llevado a juicio, porque el acusador queda en ridículo. Los jueces Flores y Enríquez, conocidos por su anticorreismo galopante, se vieron obligados a cumplir con la ley sentenciar la salida de prisión del exsecretario jurídico porque existió desde siempre en el caso un “exceso de la justicia”, reconociendo las fallas del debido proceso. La Fiscal Salazar hizo todo por impedir la liberación, al punto de acusar a los jueces de no haberla escuchado, pero igual se dio la disposición.

Agrava el hecho que haya concurrido con otro recurso ante la Jueza Daniela Camacho para exigir que se mantenga en prisión a Alexis Mera, aduciendo acumulación en otro caso, mas resulta que en la reformulación de cargos ella no solicitó la ratificación de la orden de prisión. ¿Desconocimiento?, ¿Ignorancia?, ¿Falta de criterio jurídico?, no se sabe. Lo cierto es que, esta vez sin sonrisas cómplices de por medio, la doctora Camacho tuvo que negarle el pedido a la doctora Salazar por una escandalosa equivocación de la Fiscal General del Estado, mientras en el corrillo de jueces, fiscales y abogados es creciente la preocupación por tales actuaciones erráticas que están costando la vida de las personas, a las que les arruina el desconocimiento jurídico de la mencionada funcionaria impuesta por obra y gracia de la transición.

 

Y la lista sigue, sigue con fuerza venganza y odio inspirados desde Trujillo y sus cómplices anticorreistas, sumados a una “prensa rabiosa”  que ya no puede disimular tanto desparpajo.

Lo del ciudadano sueco Ola Bini no puede ser más bochornoso. Inculpado de manera falsa por la ministra María Paula Romo, la Fiscal Diana Salazar logra la detención del activista informático. Nunca se precisó del delito del cual se le acusó,  nunca se clarificó la forma de llevar adelante la investigación con un presunto abuso en su allanamiento y apropiación de sus pertenencias. Nunca se explicó la entrega de la soberanía de la justicia al permitir que los Estados Unidos, el FBI, la CNN y otros se entrometan en el caso, con la posible anuencia de la doctora fiscal. Lo cierto del hecho es que tiempo después, con 59 días de detenido in justamente, los jueces, como una forma de humillar a la funcionaria actuante, tuvieron que acceder lo grave del hecho y dar el habeas corpus en favor de Bini, con el escándalo internacional consiguiente. Hasta ahora la Fiscal Salazar, la ministra Romo, el ministro Michelena y otros no pueden justificar los motivos para tener un inocente preso, con el abuso del poder exhibido. Una más, señora Fiscal, una más.

 

Igual pasa con el caso de Ricardo Patiño, al que no saben de qué acusarlo. Primero fue el discurso ante su gente en Cotopaxi el año pasado. Hasta la justicia indígena ha sido usada para perseguirle al exministro; luego, fue la inculpación de amistad sospechosa entre Ola Bini y Patiño Aroca que para la ministra Romo, ese fue el gran motivo para determinar que ellos habían sido promotores de una serie de delitos informáticos contra el presidente Moreno. Con palo de ciego la Fiscal Salazar se suma al coro del odio político y encauza la persecución. Total, hasta ahora, tampoco se tiene claro ¿De qué acusan a Patiño? No hay respuesta, solo comentarios entre abogados, jueces y magistrados de lo indebido del hecho que al parecer “se montó” para usar la justicia para acabar con el correismo.

 

Y en ello tenemos que ver nosotros. A ecuadorinmediato, en medio de una paranoia presidencial por las filtraciones de fotos y correos del mandatario se nos quiso inculpar de aquello, de un presunto fotomontaje, entonces la presidencia ordenó la clausura de nuestro medio con una denuncia falsa y Andrés Michelena corrió a acusarnos aduciendo que tenía “25 denuncias más en nuestra contra”. Ahora, cuando demostramos que es falso todo eso y, pedimos la intervención de la Fiscal Diana Salazar para que Radio Sucesos 101.7FM nos dé la grabación de las acusaciones de Michelena debidamente transcrita y certificada, con la cual iniciaremos las acciones legales.  En  un abierto como grosero desconocimiento de nuestros derechos se niega a tramitar el pedido dejado en su despacho hace más de un mes atrás. No hay ninguna razón, solo se niegan en silencio e inacción. Otra más doctora Salazar, otra más.

Y como “con lo que falta está completo”,  el secretario anticorrupción Iván Granda, quien ha hecho el ridículo conjunto con la doctora Diana Salazar, al anunciar acusación contra “19 testaferros del correismo” que ninguno de los dos tiene la honestidad de explicar, ahora anuncia que Ecuador va a negociar con Odebrecht la indemnización de daños. Digo, después de todo lo que se ha conocido del grupo empresarial delictivo brasileño, como es posible que usted no haya procedido a encauzar el proceso contra Odebrecht, contra sus directivos, contra los sobornadores, coimadores y chantajistas. ¿Qué van a negociar con los brasileños?, y si lo hacen será con su anuencia porque aquí cometieron delitos en Ecuador y no se quiere investigar ni acusar nada.

 

 

Lo más criticable de la gestión de la Fiscal Diana Salazar es el silencio, desconocimiento, inactividad e indiferencia en el caso INAPapers en el cual está señalado el presidente Moreno, su familia, su entorno de amigos, un grupo de tramitadores y lobistas. El escándalo es mayúsculo pero no hace caso, se niega a pedir la apertura de la cuenta N° 100-4-1071378  del Balboa Bank. Ahí cabe la duda ¿Qué sí sabe del caso la señora Fiscal General para que no actúe?, lo digo porque en boca de uno de sus principales promotores de investigaciones desde La Fuente, el periodista Christian Zurita, usted no puede irse en contra del presidente Moreno en estas condiciones políticas. Y siguen más, y se acumulan más y más.

Por las reacciones de la doctora Salazar se evidencia que ya siente el repudio oculto de jueces, abogados y fiscales, que en las salas de justicia comentan desde la forma como le impuso el abusivo Julio César Trujillo, hasta los evidentes errores de desconocimiento del derecho, que le rodean de una pésima imagen. Ese acusar de despecho por una justicia “patriarcal y caduca”  es la confirmación de que siente caso a caso, pedido a pedido, fallo tras fallo, que su gestión inicio cuestionada, sigue cuestionada y seguirá ese rumbo del rechazo.

 

Por ello, el camino asumido de cuestionar a los jueces porque no le dan la razón fue equivocado. El reclamar una “evaluación” de la calidad de los jueces cuando ella tiene una baja nota en su examen, que le marcó para toda la vida y que se confirma en cada equivocación jurídica al llevar las causas, le pone en riesgo del ridículo. Sin embargo, lo cuestionable es lanzarse a exigir la injerencia de otras funciones del estado en la justicia fue detestable, tanto por el pedido para sancionar a los jueces, como acudir ante la opinión pública con un descalificado como Pablo Celi de la Torre, contralor autosentado, al que más bien debió haberle indiciado en el proceso de usurpación de funciones por haber roto su destitución. Es decir, suena detestable reclamar lo ilegal de otros apoyado en una ilegalidad cínica y rampante de la que se presume la doctora Salazar si sabe, pero lo olvida en el caso.

Miren lo que están cosechando por este infausto nombramiento, todo un marco de atropellos de la ley, la inseguridad jurídica espantosa y la destrucción del estado de derecho, en cada caso, en cada escrito en cada palabra mal usada por la Fiscal Diana Salazar. De esto son culpables los transitorios, los odiadores, los morenistas, los anticorreistas y la prensa rabiosa, al poner en el cargo a una persona de sus hechuras para uso y abuso como si todo fuese digno de ser presentado en el “lindo canal” que genera una masa crítica que, ahora, por vergüenza, no puede sostener ni aceptar esto.

 

Al final, tal como ocurrió con el sabio griego Diógenes, cuando uno de los suyos reclama airoso que se le acepte sus equivocaciones le dijo: “Apártate de mí con tu sinrazón y no me tapes la luz” A buen entendedor no se necesitan ni señas (FHA).

ESTOS ARTÍCULOS REQUIEREN DE SU APOYO PARA SEGUIR HACIENDO UN PERIODISMO RESPONSABLE VAMOS AL CROWFUNDING DE ECUADORINMEDIATO 2019 (Click aquí) 


GRACIAS POR SU APORTE  www.aportesecuadorinmediato.com

 ________________________________________________________________________________________________________

  Dr. Francisco Herrera Araúz es Director General de Ecuadorinmediato.com
 Ecuamex Agencia productora de contenidos editoriales para @ecuadorinmediato.com 2019  

  Fuente fotos:  Archivo Ecuadorinmediato

 

 

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.