Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #5231 |  Ecuador, lunes, 16 de diciembre de 2019 |  Ver Ediciones Anteriores

EL TIEMPO (Cuenca) Ventas en el supermercado bajo el ojo ciudadano

2019-07-13 08:30:00
Sucesos
770

Una de las inspecciones efectuadas esta semana por técnicos de la Agencia de Control Sanitario a los supermercados que funcionan en Cuenca

En lo que va del año se han registrado 34 denuncias de la ciudadanía sobre las condiciones sanitarias de productos en los comisariatos del Austro. Hay cuatro factores que el consumidor debe tener en cuenta para verificar si lo que compra cumple con la normativa sanitaria vigente.

Desde enero hasta la fecha se han registrado cuatro clausuras a supermercados por no presentar condiciones sanitarias óptimas para el almacenamiento y venta de productos, esto a través de 34 denuncias ciudadanas y 120 controles efectuados por la Agencia de Regulación y Control Sanitario, ARCSA, en Azuay, Cañar y Morona Santiago.

La coordinadora zonal de dicha institución, Diana Rodríguez, informó que a más de las clausuras, el organismo ha emitido ocho recomendaciones a supermercados para que mejoren sus prácticas de conservación y comercialización de productos, y se han hecho 490 visitas a establecimientos para verificar el cumplimiento de la normativa sanitaria.

Las denuncias ciudadanas han llegado hasta las autoridades a través de llamados y alertas de los consumidores de forma directa ante la Agencia de Control o mediante la aplicación ARCSA móvil, que puede descargarse de forma gratuita a través de las tiendas virtuales para Android o IOS.

El médico familiar, Carlos Maldonado, indica que verificar el estado de los productos es sumamente importante, ya que puede prevenir infecciones intestinales, reacciones alérgicas, intoxicaciones e incluso la muerte en casos extremos.

Alertas

La coordinadora del ARCSA destaca que hay cuatro pasos a seguir para determinar si un producto es o no apto para el consumo humano.

Los dos primeros tienen que ver de forma directa con el etiquetado del producto. El consumidor debe verificar la fecha de caducidad y revisar si este presenta o no registro o notificación sanitaria.

Rodríguez explica que los productos caducados o por caducar deben ser retirados de las perchas por el riesgo que implica su consumo y recuerda que el registro sanitario brinda la garantía al consumidor de que lo que está comprando se rige a las normas de calidad y salubridad vigentes.

Otro paso es la verificación del envase en el que viene el producto. Si este presenta alteraciones como mordiscos, roturas o muestras de residuos orgánicos, debe ser reportado como defectuoso. En los dos últimos operativos del ARCSA se determinó que los envases de ciertos artículos de venta al público tenían restos de excremento de roedor.

Por último, si el consumidor no está seguro de la marca, procedencia o presentación del producto, puede verificar su lote en la aplicación ARCSA móvil, que le mostrará si el artículo está suspendido, es falsificado o ha sido retirado de las perchas por incumplir la normativa de control sanitario.

Rodríguez explica que la participación de los ciudadanos en el control sanitario es de vital importancia, ya que los consumidores están en contacto diario con los artículos que pueden resultar defectuosos o estar en mal estado. “Es nuestra responsabilidad cuidarnos entre todos”, asegura. (I)

Inspecciones. El ARCSA efectúa 10 inspecciones de rutina por semana en los supermercados que funcionan en la ciudad.

Sanciones. Los comisariatos que incumplan la normativa vigente recibirán sanciones que van desde un llamado de atención hasta la clausura.

Denuncias. Las denuncias ciudadanas son anónimas y se contestan en un plazo de máximo 72 horas, indicó la coordinadora del ARCSA.

4

clausuras de comisariatos se han registrado en lo que va del 2019.

En lo que va del año se han registrado 34 denuncias de la ciudadanía sobre las condiciones sanitarias de productos en los comisariatos del Austro. Hay cuatro factores que el consumidor debe tener en cuenta para verificar si lo que compra cumple con la normativa sanitaria vigente.


Desde enero hasta la fecha se han registrado cuatro clausuras a supermercados por no presentar condiciones sanitarias óptimas para el almacenamiento y venta de productos, esto a través de 34 denuncias ciudadanas y 120 controles efectuados por la Agencia de Regulación y Control Sanitario, ARCSA, en Azuay, Cañar y Morona Santiago.


La coordinadora zonal de dicha institución, Diana Rodríguez, informó que a más de las clausuras, el organismo ha emitido ocho recomendaciones a supermercados para que mejoren sus prácticas de conservación y comercialización de productos, y se han hecho 490 visitas a establecimientos para verificar el cumplimiento de la normativa sanitaria.


Las denuncias ciudadanas han llegado hasta las autoridades a través de llamados y alertas de los consumidores de forma directa ante la Agencia de Control o mediante la aplicación ARCSA móvil, que puede descargarse de forma gratuita a través de las tiendas virtuales para Android o IOS.


El médico familiar, Carlos Maldonado, indica que verificar el estado de los productos es sumamente importante, ya que puede prevenir infecciones intestinales, reacciones alérgicas, intoxicaciones e incluso la muerte en casos extremos.


Alertas
La coordinadora del ARCSA destaca que hay cuatro pasos a seguir para determinar si un producto es o no apto para el consumo humano.
Los dos primeros tienen que ver de forma directa con el etiquetado del producto. El consumidor debe verificar la fecha de caducidad y revisar si este presenta o no registro o notificación sanitaria.


Rodríguez explica que los productos caducados o por caducar deben ser retirados de las perchas por el riesgo que implica su consumo y recuerda que el registro sanitario brinda la garantía al consumidor de que lo que está comprando se rige a las normas de calidad y salubridad vigentes.


Otro paso es la verificación del envase en el que viene el producto. Si este presenta alteraciones como mordiscos, roturas o muestras de residuos orgánicos, debe ser reportado como defectuoso. En los dos últimos operativos del ARCSA se determinó que los envases de ciertos artículos de venta al público tenían restos de excremento de roedor.


Por último, si el consumidor no está seguro de la marca, procedencia o presentación del producto, puede verificar su lote en la aplicación ARCSA móvil, que le mostrará si el artículo está suspendido, es falsificado o ha sido retirado de las perchas por incumplir la normativa de control sanitario.


Rodríguez explica que la participación de los ciudadanos en el control sanitario es de vital importancia, ya que los consumidores están en contacto diario con los artículos que pueden resultar defectuosos o estar en mal estado. “Es nuestra responsabilidad cuidarnos entre todos”, asegura.  (I)


Inspecciones. El ARCSA efectúa 10 inspecciones de rutina por semana en los supermercados que funcionan en la ciudad.
Sanciones. Los comisariatos que incumplan la normativa vigente recibirán sanciones que van desde un llamado de atención hasta la clausura.


Denuncias. Las denuncias ciudadanas son anónimas y se contestan en un plazo de máximo 72 horas, indicó la coordinadora del ARCSA. 
4
clausuras de comisariatos se han registrado en lo que va del 2019.

En lo que va del año se han registrado 34 denuncias de la ciudadanía sobre las condiciones sanitarias de productos en los comisariatos del Austro. Hay cuatro factores que el consumidor debe tener en cuenta para verificar si lo que compra cumple con la normativa sanitaria vigente.

Desde enero hasta la fecha se han registrado cuatro clausuras a supermercados por no presentar condiciones sanitarias óptimas para el almacenamiento y venta de productos, esto a través de 34 denuncias ciudadanas y 120 controles efectuados por la Agencia de Regulación y Control Sanitario, ARCSA, en Azuay, Cañar y Morona Santiago.

La coordinadora zonal de dicha institución, Diana Rodríguez, informó que a más de las clausuras, el organismo ha emitido ocho recomendaciones a supermercados para que mejoren sus prácticas de conservación y comercialización de productos, y se han hecho 490 visitas a establecimientos para verificar el cumplimiento de la normativa sanitaria.

Las denuncias ciudadanas han llegado hasta las autoridades a través de llamados y alertas de los consumidores de forma directa ante la Agencia de Control o mediante la aplicación ARCSA móvil, que puede descargarse de forma gratuita a través de las tiendas virtuales para Android o IOS.

El médico familiar, Carlos Maldonado, indica que verificar el estado de los productos es sumamente importante, ya que puede prevenir infecciones intestinales, reacciones alérgicas, intoxicaciones e incluso la muerte en casos extremos.

Alertas

La coordinadora del ARCSA destaca que hay cuatro pasos a seguir para determinar si un producto es o no apto para el consumo humano.

Los dos primeros tienen que ver de forma directa con el etiquetado del producto. El consumidor debe verificar la fecha de caducidad y revisar si este presenta o no registro o notificación sanitaria.

Rodríguez explica que los productos caducados o por caducar deben ser retirados de las perchas por el riesgo que implica su consumo y recuerda que el registro sanitario brinda la garantía al consumidor de que lo que está comprando se rige a las normas de calidad y salubridad vigentes.

Otro paso es la verificación del envase en el que viene el producto. Si este presenta alteraciones como mordiscos, roturas o muestras de residuos orgánicos, debe ser reportado como defectuoso. En los dos últimos operativos del ARCSA se determinó que los envases de ciertos artículos de venta al público tenían restos de excremento de roedor.

Por último, si el consumidor no está seguro de la marca, procedencia o presentación del producto, puede verificar su lote en la aplicación ARCSA móvil, que le mostrará si el artículo está suspendido, es falsificado o ha sido retirado de las perchas por incumplir la normativa de control sanitario.

Rodríguez explica que la participación de los ciudadanos en el control sanitario es de vital importancia, ya que los consumidores están en contacto diario con los artículos que pueden resultar defectuosos o estar en mal estado. “Es nuestra responsabilidad cuidarnos entre todos”, asegura. (I)

Inspecciones. El ARCSA efectúa 10 inspecciones de rutina por semana en los supermercados que funcionan en la ciudad.

Sanciones. Los comisariatos que incumplan la normativa vigente recibirán sanciones que van desde un llamado de atención hasta la clausura.

Denuncias. Las denuncias ciudadanas son anónimas y se contestan en un plazo de máximo 72 horas, indicó la coordinadora del ARCSA.

4

clausuras de comisariatos se han registrado en lo que va del 2019.

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.