Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #5231 |  Ecuador, jueves, 22 de agosto de 2019 |  Ver Ediciones Anteriores

Denuncian secuestros por hambre en Ecuador

2004-11-08 09:02:16
Policiales
1866

Se plagió a un chico por comestibles / Diario El Gong - Temuco Chile.

Aunque no se justifica, el hambre que padecen ciertas personas las ha llevado a idear nuevas formas de delinquir, lo que se ha convertido en una nueva forma de extorsión que se estaría cometiendo dentro de las diferentes cadenas de supermercados de Guayaquil.
El sistema de delinquir tiene que ver con el secuestro momentáneo de niños, quienes son devueltos a sus padres a cambio de entregar a los antisociales comestibles y artículos de primera necesidad.

Según lo narrado, uno de los hechos ocurrió en un concurrido centro comercial, cuyo nombre y ubicación, así como la identidad de los protagonistas se mantiene en reserva por razones obvias.

'Era sábado en la tarde, aproximadamente las cuatro, cuando llegué junto a mi hijo hasta un concurrido supermercado. Mi objetivo era hacer las compras semanales de comida. Al ingresar al local, me acerqué hasta la hilera de carritos metálicos y coloqué, como de costumbre, a mi hijo de dos años en la parte delantera del cochecito. Había bastante gente recorriendo las perchas en busca de los productos.

Mientras escogía los enlatados y carnes, entre los clientes había alguien que observaba todos mis movimientos. Tal vez confiada de que nada le pasaría a mi hijo, por escasos segundos, mientras dudaba en qué marca de atún comprar, me descuidé de él. Cuando volteé para poner las latas dentro del carrito, sentí que un frío intenso recorrió mi cuerpo. Mi pequeño había desaparecido como por arte de magia.

Antes de que saliera de mi garganta un grito desesperado, un sujeto de tez blanca, cuyo rostro escasamente recuerdo, se me acercó y casi susurrándome al oído, me pidió que no hiciera nada, que me quedara tranquila, indicándome que mi hijo estaba bien. Todo había sucedido tan rápido que llegué a pensar que el tipo era profesional. Señalando hacia donde se hallaba una mujer bajita que vestía en forma sencilla, pude ver que mi bebé estaba entre sus brazos.

Le rogué que no le haga daño al niño que a cambio le daría lo que estaba a mi alcance.

La respuesta de aquel individuo que fingía ser mi acompañante fue inmediata. Quería que llenara el carro de las compras con todo tipo de comestibles y productos de primera necesidad.

Mientras él se encargaba de escoger los alimentos, yo trataba de no perder de vista a la mujer y a mi hijo. De repente, mi desesperación se acrecentó cuando vi que aquella desconocida salía del lugar.

Mi único deseo era que todo terminara de una vez por todas. Luego en la caja firmé un voucher por un valor elevado. Sin embargo, no me importó, porque el bienestar de mi bebé no tenía precio. Una vez en el exterior, todo ocurrió en cámara lenta. Mi hijo al verme empezó a llorar. Yo no podía hacer nada. Mientras aquel hombre en silencio colocaba en una camioneta fletada las fundas repletas con comida, la fémina trataba de controlar al bebé para no despertar sospechas.

Todos quienes salían del local estaban ajenos a lo que acontecía. Cuando el hombre terminó de ubicar las fundas, subió al carro. Posteriormente lo hizo su acompañante, quien finalmente y desde el interior del vehículo me entregó al niño para no darme tiempo a gritar o siquiera a seguirlos.

En ese momento no me importaba nada, solo volver a abrazar a mi asustado hijo. Sin embargo, y aunque desde ese día prefiero ir sola al supermercado a veces me pregunto cuántas mujeres, tal como me pasó a mí, son víctimas del hambre que padecen otras personas', según informó diario-extra.com.

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.