Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #5231 |  Ecuador, viernes, 19 de julio de 2019 |  Ver Ediciones Anteriores

OTROS DIEZ MEXICANOS HABRÍAN MUERTO EN ATAQUE COLOMBIANO A ECUADOR

1412

La Jornada.com.mx

El ministro del Interior de Ecuador, Gustavo Larrea, expresó que su gobierno “lamenta mucho la muerte de un grupo de mexicanos que posiblemente realizaban una investigación sobre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en territorio ecuatoriano”, si acaso llegara a confirmarse lo que, en principio, ha revelado la estudiante Lucía Morett, quien le informó que ella no era la única mexicana que se encontraba en el campamento donde ocurrió la masacre, en el departamento de Sucumbios.
Y añadió: “No debemos perder de vista que lo que pasó ahí fue una masacre, la peor masacre ocurrida en la historia de Ecuador, y los responsables de esa masacre deben ser sometidos a un debido proceso.”

En entrevista telefónica con este diario, Larrea indicó que la joven Morett “no ha precisado aun” cuántos connacionales habían acudido a la zona bombardeada por el ejército de Colombia el primero de marzo, pero “refiere que eran al menos diez”.

Dijo que son cinco familias mexicanas las que, hasta ahora, se han acercado a la embajada ecuatoriana preguntando por el paradero de algunos jóvenes que viajaron a Ecuador y debían haber regresado a México en estas fechas, pero no han vuelto.

La estudiante hospitalizada en Quito, de 24 años, no ha podido ampliar sus declaraciones a las autoridades ecuatorianas “porque su estado de salud y la operación a que fue sometida no se lo han permitido.”

Solicitó, por tanto, “que si alguna familia cree que un ser querido puede estar entre los muertos nos envíe las huellas dactilares para que podamos hacer la investigación y determinar si, efectivamente, son profesores y estudiantes de México.”

Hasta la noche del jueves, explicó Larrea, ninguno de los 22 cuerpos recogidos horas después del bombardeo en la zona fronteriza ha sido identificado. “Seguimos rastreando la zona; hoy encontramos el cuerpo número 23 y no podemos descartar que haya más hasta no haber terminado de peinar la zona.”

Larrea rechazó que a las víctimas del bombardeo se les llame, a priori, “guerrilleros”. Dice a La Jornada: “Aquí no se asesina a nadie; el Estado no mata. Si alguien transgrede la ley se le garantiza el debido proceso. Será una fiscalía la que determine qué hacían esas personas en ese campamento”.

–En el contexto de estos hechos está el Plan Colombia…

–Somos la víctima no deseada del Plan Colombia, una iniciativa que ha sido ineficaz. No ha parado la guerra, no ha controlado el narcotráfico, no cuida la frontera, no tiene presencia institucional a lo largo de la franja divisoria.

–¿Considera su gobierno que el ataque al campamento de las FARC lo decidió únicamente Colombia, o cree que hubo intervención de Estados Unidos?

–No podemos afirmar nada en este sentido. Lo que hemos podido determinar es que en el bombardeo se utilizó tecnología militar de punta. Pero eso no nos extraña porque, precisamente en el marco del Plan Colombia, el ejército colombiano ha sido dotado de esa tecnología.

–Acerca de lo que ha afirmado el gobierno de Colombia sobre las evidencias que presuntamente encontró en el campamento, ¿usted se reunió con Raúl Reyes?

“Ingrid estaría libre”

–Sí, me reuní con él. Y el asunto que tratamos fue la liberación de Ingrid Betancourt, de tres contratistas estadunidenses y de diez policías colombianos. Ese fue el propósito de mi reunión con él. Si no hubiera sido por ese ataque, hoy Ingrid estaría libre.

–Los presuntos responsables son militares colombianos. ¿Qué va a hacer su gobierno para que sean juzgados?

–Lo primero, un exhorto al gobierno colombiano para que interrogue e investigue a los presuntos responsables. Pero si no logramos una satisfacción en Colombia, vamos a llevar el caso ante la Corte Penal Internacional.

–¿Pedirán la extradición de los responsables?

–Desde luego que sí.

–¿Hay antecedentes de este tipo de incursiones del ejército colombiano en territorio ecuatoriano?

–Los hay. El último incidente más grave lo registramos en noviembre, justamente a 15 kilómetros de donde ocurrió la masacre. Soldados colombianos ametrallaron una zona donde había población ecuatoriana, campesinos indígenas. Ellos presentaron la denuncia y nosotros, como gobierno, presentamos una nota diplomática, protestando. Han sido muchas las notas diplomáticas que hemos presentado.

■ SRE: no hemos sido informados de nada
Claudia Herrera Beltrán Enviada

Santo Domingo, 6 de marzo. Al gobierno de Ecuador le corresponde investigar e identificar si eran mexicanos o no algunos de los fallecidos durante los hechos que culminaron en el bombardeo del ejército colombiano contra un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en territorio ecuatoriano, señaló la titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Patricia Espinosa Cantellano.

Desde la ciudad de Santo Domingo, donde participa en los trabajos de la Cumbre de Río, la funcionaria aseguró que el gobierno de Ecuador “no nos ha comunicado nada oficialmente, no nos ha confirmado nada”, sobre el presunto fallecimiento de diez mexicanos en ese incidente.

A su salida del hotel El Embajador, adonde acompañó al presidente Felipe Calderón en distintas actividades diplomáticas, indicó que la embajada mexicana acreditada ante Ecuador se ha mantenido en contacto tanto con las autoridades de ese país como con Lucía Morett, la joven herida durante el bombardeo, para investigar cualquier información adicional que sea relevante.

A pregunta de este diario sobre si México participará en el proceso de identificación de los cuerpos, respondió que en estas situaciones las autoridades del país en donde ocurren los hechos deben llevar a cabo las investigaciones, incluyendo la identificación de los cadáveres.

La canciller Espinosa dijo que desconoce cuándo recibirán información del gobierno ecuatoriano. “Entendemos que son investigaciones complicadas, que involucran la identificación de cuerpos, y estamos al pendiente en un contacto cotidiano en México con el embajador y con Ecuador también”, declaró la titular de la cancillería.

En México, la SRE aseguró este jueves que no cuenta con información que confirme la muerte de mexicanos en el campamento de las FARC bombardeado el pasado fin de semana.

La postura de la cancillería se dio a conocer anoche, luego de que al mediodía reportes de prensa informaron que más de diez mexicanos perdieron la vida en los acontecimientos, según declaraciones del ministro de Seguridad Interna de Ecuador, Gustavo Larrea.

La SRE informó que se comunicó con funcionarios ecuatorianos para precisar si, efectivamente, contaban con información que confirmara el fallecimiento de más connacionales.

En dicho diálogo, puntualizó la cancillería, las autoridades de Ecuador precisaron las declaraciones recogidas por las agencias de prensa y subrayaron que no han asegurado que un grupo numeroso de mexicanos hubiera perdido la vida en el ataque.

De manera adicional, el gobierno de Rafael Correa refirió que al momento de la conversación no contaba con datos que permitieran confirmar la identidad de las personas que fallecieron ni sus nacionalidades. Aunado a ello, reiteró su disposición a colaborar con México en dicho proceso.

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.