Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #5231 |  Ecuador, lunes, 16 de diciembre de 2019 |  Ver Ediciones Anteriores

DISCURSO FINAL DE CANCILLER DE ECUADOR ANTE OEA. Medellín, 3 - junio - 2008

1495

Min.RR.EE / Ecuamex

Al iniciar mi presentación debo destacar la trascendencia de la Resolución RC 25/RES 1/08, adoptada por los Cancilleres de América, el 17 de marzo pasado. Dicha resolución tuvo y tiene especial significado pues reiteró la plena vigencia de la Carta de la Organización de los Estados Americanos, de sus principios fundacionales y, respondió con fuerza al rechazar la violación de derechos consagrados en la Carta de la OEA. Por ello, resulta indispensable que esta Reunión de Consulta valore su trascendencia, pondere su verdadero significado y tome nota de que los propósitos de la resolución no se han logrado aún. Es pues imperante que la misma sea observada y cumplida en su totalidad, en aras de la credibilidad de nuestra Organización.


No es mi interés reiterar los enunciados de dicha resolución, pero considero mi obligación, en representación del Gobierno y del pueblo ecuatorianos, expresar que el 17 de marzo, los Ministros de Relaciones Exteriores de la OEA rechazamos la incursión colombiana en territorio ecuatoriano, ocurrida el 1º de marzo de 2008, y al hacerlo, establecimos el fundamento jurídico para que mi país, como el Estado afectado por dicha violación, sea resarcido conforme lo establece el derecho internacional. En esta perspectiva, el Ecuador considera que los buenos oficios del Secretario General de la OEA constituyen un medio adecuado para alcanzar ese fin. De ahí que aceptamos las excusas de Colombia que constan en la Resolución RC 25 / RES. 01/08 y confiamos en que esas excusas se traduzcan en el reconocimiento de las reparaciones por el grave daño causado por la comisión de un ilícito según lo prescribe el derecho internacional.

El Ecuador quiere aprovechar esta ocasión para dejar plena constancia ante las Delegaciones aquí presentes y ante la Comunidad Internacional, de su comprensión y solidaridad con el pueblo y el Gobierno colombianos por los sufrimientos que han vivido a causa de las acciones de grupos irregulares y del narcotráfico, que han ocasionado innumerables víctimas de hermanos colombianos. Sin embargo, la lucha ante esos flagelos no puede desbordarse de las fronteras colombianas, menos aún contraviniendo la soberanía e integridad territoriales de otros Estados. Rechazamos las acciones y los métodos de los grupos irregulares y organizaciones criminales principalmente vinculados al narcotráfico.

El Ecuador, partiendo de la responsabilidad que le compete como vecino y hermano de Colombia, y sobre la base de sus responsabilidades internacionales, ha realizado efectivas acciones contra grupos irregulares colombianos clandestinamente infiltrados en su territorio. Así, durante el Gobierno del Presidente Rafael Correa, fueron destruidas 47 bases subversivas clandestinas en territorio ecuatoriano en el año 2007. En el transcurso del presente año, se han destruido 12 campamentos clandestinos, 7 desde el 1º de marzo de 2008. Ello demuestra claramente la voluntad del Gobierno del Presidente Correa de combatir a grupos irregulares en su territorio para lo cual ejerce una presencia significativa en su frontera norte de 11000 efectivos militares y policiales, que representan el 25 % de su fuerza pública, distribuidos en 14 destacamentos militares a lo largo de la frontera de cerca de 600 kilómetros.

Con relación a la lucha contra el narcotráfico internacional, el Ecuador es el país más exitoso de la región andina. A lo largo de tres décadas, y en aplicación de una política de Estado de cero tolerancia frente al cultivo, procesamiento y tráfico de estupefacientes, ha alcanzado importantes logros reconocidos por la OEA, la comunidad interamericana y organizaciones como el “International Crisis Group”. La lucha contra el narcotráfico la realizamos por convicción y en cumplimiento de las obligaciones asumidas frente a la comunidad internacional. El Ecuador ha puesto en práctica una legislación acorde con los principios de la “Convención de la Naciones Unidas contra el Trafico Ilícito de Estupefacientes y Sustancia Psicotrópicas”, de 1988, y varios otros instrumentos internacionales sobre la materia, de los cuales el Ecuador es parte.

Adicionalmente, y como consecuencia del conflicto colombiano, el Ecuador se ha convertido el país americano que mayor número de solicitudes de refugios ha recibido y procesado. En los últimos siete años, con la colaboración del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, ha recibido 55.691 solicitudes de refugio, de las cuales el 97 % corresponden a ciudadanos colombianos. De dichas solicitudes de refugio, se ha concedido la calidad de refugiados a cerca de 16.000 personas y, estimamos que hasta julio de 2009, se habrá concedido refugio a un total de 50.000 personas. Esta situación demuestra la voluntad del Gobierno ecuatoriano de ejercer su facultad soberana de resolver solicitudes de refugio, sobre la base de los principios de responsabilidad y solidaridad compartidas. Es además una demostración de apoyo y solidaridad de Ecuador con Colombia.

Señoras y Señores Cancilleres:

La Delegación del Ecuador ha recibido con interés el informe presentado por el Secretario General de la Organización de los Estados Americanos, José Miguel Insulza, sobre la misión de buenos oficios que le fue encomendada por este órgano de consulta, mediante Resolución RC 25/RES. 1/08, de 17 de marzo pasado.

Mi país aprecia los esfuerzos desplegados por el Secretario General, por su representante personal, el Embajador Víctor Rico, y por el equipo de funcionarios de la Organización que han colaborado, con profesionalismo, en esta labor. Ella, sin embargo, no se encuentra concluida, y si bien al momento muestra algunos avances, es necesario construir acuerdos vinculantes y mecanismos de carácter permanente, en la línea de crear y consolidar el ambiente de confianza que se requiere para la normalización total de las relaciones entre Ecuador y Colombia. Ante un serio quebrantamiento del derecho internacional e interamericano, del cual el Ecuador fue víctima, la reconstrucción de la confianza debe sustentarse en fundamentos sólidos que solucionen los efectos de 1º de marzo y prevean que la situación nunca más se produzca, como lo establece la resolución de la OEA.

Con el ánimo de contribuir para ese fin, y con sustento en la profunda convicción que el Ecuador tiene en los principios establecidos en la Carta de la Organización de los Estados Americanos, deseo compartir con ustedes nuestra visión respecto del momento en que se encuentra el proceso de buenos oficios.

Para ello, permítanme referirme a los objetivos específicos del mandato MIB/OEA, señalados por el Secretario General en la reunión del Consejo Permanente de la Organización, el pasado 21 de mayo. Los objetivos del mandato son: “a) prestar sus buenos oficios para el restablecimiento de un clima de confianza entre Ecuador y Colombia y la implementación de un mecanismo de observación del cumplimiento de los compromisos asumidos en la Resolución de la XXV Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores; b) proponer, promover y coordinar con los Estados involucrados, el establecimiento de medidas de confianza concretas; y, c) verificar el cumplimiento de los compromisos asumidos por los Estados, tanto en el marco de la citada resolución, como aquello que resulte de las medidas de confianza que las partes se comprometan en su implementación”.

Tales objetivos reflejan las expectativas mínimas de la gestión que le hemos encomendado al Secretario General y, por lo tanto, constituyen el referente con el que los Estados Miembros de esta Organización debemos confrontar, evaluar y apreciar los avances y el camino que aún nos queda por recorrer. Es importante también, señalar que tales objetivos constituyen un todo, por lo que nada estará acordado hasta que todo esté acordado.

Para alcanzar el objetivo del restablecimiento verdadero del clima de confianza y la implementación de un mecanismo de observación, mi país considera que es indispensable que cese, de manera inmediata, la campaña de desacreditación y desvalorización que se ha realizado en contra del Ecuador y su Gobierno, que ha llegado incluso a hacer afirmaciones que significan la falta de respeto y de la dignidad del Jefe de Estado ecuatoriano y que no admitimos pues no tienen sustento alguno. Asimismo, se requiere, entre otras acciones, que el Gobierno colombiano reconozca y aprecie, en su justa dimensión, los enormes esfuerzos que el Ecuador ha realizado, realiza y realizará para combatir y repeler, en su territorio, a grupos irregulares colombianos y al narcotráfico, y que Colombia se comprometa al reforzamiento de su presencia militar en la frontera. Apreciamos las iniciativas del Secretario General para promover un diálogo a nivel de Viceministros, así como para identificar las medidas que cada uno de nuestros países esperan que el otro adopte, a fin de crear el clima apropiado para avanzar en dicho dialogo.

Del mismo modo, con relación al primer objetivo, es esencial la implementación de un mecanismo de observación de la OEA para el cumplimiento de los compromisos asumidos en la Resolución RC 25/RES. 1/08; mecanismo que, en nuestro criterio, debe contemplar una presencia permanente en la zona. El Ecuador desea una total transparencia en la frontera, que se conozca de primera mano la situación y que proteja al Ecuador, víctima de los efectos del conflicto colombiano, desde hace siete años.

En cuanto al segundo objetivo, que se refiere a la necesidad de establecer medidas de confianza concretas, me es grato informarles que en la reunión de Altos Mandos Militares de Ecuador y Colombia, realizada en Panamá el 21 de mayo de 2008, se convino, por propuesta del Ecuador, restablecer la vigencia, en forma temporal, de la “Cartilla de Seguridad para Unidades Militares y de Policía Fronterizas de Ecuador y Colombia”, y establecer los canales de comunicación adecuados para su funcionamiento, hasta que se definan los nuevos mecanismos que normen las relaciones entre ambos países, y eviten, mientras tanto, una eventual escalada militar, a partir de nuevos incidentes en la frontera, que ya se han producido a partir del 1º de marzo, al menos en dos ocasiones.

En el marco del diálogo de los Viceministros de Relaciones Exteriores de Ecuador y Colombia, con el apoyo de la Secretaría de la OEA, se trabaja sobre la definición de un sistema de cooperación, evaluación y seguridad, que actuará en las instancias político y militar, con funciones y atribuciones adecuadas para hacer frente a los problemas e incidentes relativos a la seguridad fronteriza, mediante la identificación e implementación de medidas de fomento de la confianza mutua y de alertas tempranas.

He de destacar que para el Ecuador resulta indispensable que este sistema, en sus etapas de establecimiento y consolidación, cuente con el apoyo y el acompañamiento de la OEA.

Con referencia al tercer objetivo, aquél relacionado con la verificación del cumplimiento de los compromisos asumidos por los Estados, tanto en el marco de la citada resolución, como en aquello que resulte de las medidas de confianza a cuya implementación se comprometan las partes, el Ecuador considera que hay una ineludible obligación para la OEA. Esa obligación atañe a su credibilidad y autoridad relativas a honrar las responsabilidades resultantes de los acuerdos, y en tal virtud, el acompañamiento de la Organización es indispensable, porque también lo es el monitoreo de compromisos. Consecuentemente, destaco en esta oportunidad que el Ecuador está abierto y dispuesto a considerar las propuestas concretas que en este plano le presente el Secretario General, conjuntamente con aquellas que el Ecuador ha adelantado con tal fin.

Señoras y Señores Cancilleres:

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.