Donaciones
EL PERIÓDICO INSTANTÁNEO DEL ECUADOR
Donar
Conozca más
Edición #5231 |  Ecuador, viernes, 18 de octubre de 2019 |  Ver Ediciones Anteriores

El espionaje policial actúa en tres niveles

2005-02-28 08:03:05
Policiales
5068

Esxisten grupos que actúan de forma encubierta / El Comercio

En la Policía Nacional hay un grupo de agentes que nunca visita sus cuarteles y se mueve de forma encubierta. Fue creado con la asistencia de EE.UU. y ni siquiera la fuente de este Diario, un ex Comandante General, conoce la identidad de sus investigadores.
Existen tres grupos de policías dedicados a los servicios de Inteligencia. Los agentes del grupo encubierto integran el máximo nivel en las tareas de “vigilancia de seguridad”, concepto que es creación del ex jefe de la Fuerza, general (r) Édgar Vaca, en su manual “Inteligencia policial”.

El primer círculo de espionaje en la Policía, básico, es comandado por la Dirección General de Inteligencia (DGI). Opera en una casa y un edificio de El Inca, al noreste de Quito, y concentra la valiosa información que luego filtra a otras unidades: Policía Judicial, Migración, Antinarcóticos, Dinapen, etc. Y, a su vez, nutre de datos a los dos círculos superiores.

En el segundo nivel está la Unidad de Investigaciones Especiales (Uies), la cual está dirigida por un teniente coronel, y en el tercero, y más especializado, está el grupo de agentes entrenados por Estados Unidos.

En el primer círculo los uniformados pueden infiltrase en una banda delictiva para recopilar información y lograr la captura de sus miembros.

La Uies tiene acceso a casos de drogas, pero también a investigar el frente social y político. Asimismo, puede ayudar a investigaciones internacionales de otros países como sucedió con la captura del guerrillero de las FARC, Ricardo Palmera (a) Simón Trinidad, en el 2004, en el cual la Uies intervino directamente. El tercer grupo, el encubierto, tiene capacidad, incluso, para hacer inteligencia fuera del país.

“Aunque están físicamente separadas, en algún momento pueden intercambiar información, a través de la DGI”, manifiesta un oficial de Antinarcóticos.

Los agentes de la DGI, sin embargo, son la base del trabajo especializado de Inteligencia en la Policía. Tienen como misión identificar los peligros dentro de las organizaciones políticas, gremiales y estudiantiles, dice una fuente de la Comandancia. El pasado 4 de febrero, hombres y mujeres de la DGI hostigaron al ex ministro de

Bienestar Social, Patricio Acosta, cuando se dirigía a su casa, en Cumbayá. Dos policías lo indican en un informe.

El incidente se produjo luego de que Acosta, ex mano derecha del presidente Lucio Gutiérrez, reveló que es verdad que en el 2002, durante la campaña, se reunió en Quito con el “canciller” de las FARC, Rodrigo Granda. Y luego también señaló que se debía indagar los supuestos aportes del narcotráfico a la campaña.

Según un documento de la Policía Judicial de Pichincha, “efectivos policiales de la DGI” merodearon la casa de Acosta a inicios de febrero.

Acosta, quien a mediados del 2004 se distanció del Presidente y se convirtió en opositor, señaló que esos agentes intentaron secuestrarlo y que lo amenazaron de muerte, tras asegurar que eran enviados por Óscar Ayerve, secretario de la Administración y hombre de confianza de Gutiérrez.

Ayerve, delegado presidencial a la Junta Nacional de Acreedores de Filanbanco, niega esa posibilidad e increpa duramente a Acosta. “Eso solo existe en su mente, en su versión fantasmagórica”. Una fuente oficial reconoció que agentes de la DGI lo seguían a por “una tarea de seguridad”.

El término casi coincide con el concepto definido por Édgar Vaca en su manual de Inteligencia policial. “Vigilancia de seguridad: es otro tipo de vigilancia, que tiene como finalidad la preservación de la seguridad de una institución pública o privada, nacional o intelectual. Esta vigilancia se la realiza a los miembros que la conforman, para conocer sus movimientos y, de ser éstos sospechosos, dar el aviso inmediato a los superiores para que se tomen las medidas correspondientes”.

La cita es textual de la página 50, donde también se definen seis tipos de seguimiento a una persona: a pie, en vehículo, combinado, realizado por dos personas, realizado por tres personas, por más de tres personas o en equipos.

Las tareas de la DGI tienen un responsable visible, su Director. Actualmente, el cargo es ocupado por Carlos Calahorrano, general de Distrito. Públicamente es conocido como el creador de la Policía Comunitaria en Quito: el involucramiento de los agentes en los barrios. En la capital hay 214 barrios con unidades de Policía Comunitaria; sus agentes colaboran en mingas y ayudan en la solución de problemas, pero también tienen las nóminas de todos los habitantes de su zona, teléfonos y detalles de la actividad que realizan.

En la Policía hay documentos que destacan que, durante el 2002, Calahorrano se especializó fuera del país para elaborar el proyecto de Policía Comunitaria. Se capacitó en Israel y EE.UU. En esos cursos no participó solo, viajó con el ahora mayor Ángel Zapata.

A mediados del 2003, Calahorrano dejó la Policía en Quito y se convirtió en jefe máximo de la DGI. Zapata ahora es su mano derecha. Este último es, además, delegado por el Instituto de Seguridad de la Policía (Isspol) a la Junta de Acreedores de Filanbanco. Además Zapata tiene una amistad con Ayerve.

El dato

Algunos agentes de la DGI también han acudido a Israel, en donde se han educado decenas de militares del país en Inteligencia.

El trabajo contra la delincuencia

En cada Jefatura provincial de la Policía Judicial, hay un equipo que se encarga de la labor de Inteligencia. Ellos se mezclan en los sitios de peligro para obtener información. Además, trabajan con personajes infiltrados, quienes les informan sobre hechos delincuenciales.

Tras un seguimiento, tienen la obligación de entregar un informe diario a los jefes de cada unidad, quienes son los encargados de realizar la operación de captura.

“En caso de que aprese a delincuentes se les deja un tiempo fuera del juego, como una medida de protección', señala un alto oficial. Los agentes de Inteligencia asignados a la Policía Judicial son seleccionados dentro de los cursos; son los que tienen las mejores calificaciones.

Para la delincuencia transnacional se aplican otros sistemas: seguimientos en vídeo, fotografías y audio. Los agentes de Antinarcóticos hacen trabajo encubierto, es decir ingresan dentro de las bandas delictivas.


Compra de equipos de espionaje

La tarde del sábado y ayer la Inspectoría General de la Policía trabajó arduamente en la investigación de la denuncia de seguimiento a Patricio Acosta. La Inspectoría es la encargada de indagar los asuntos internos de la Policía, su propósito es comprobar de dónde y cómo salió la información de que agentes de la Dirección General de Inteligencia seguían al ex Ministro de Bienestar Social.

Hasta la tarde de ayer, no fue confirmada la fecha de reunión de la cúpula policial con el Ministro de Gobierno, Xavier Ledesma, para discutir esta denuncia. El pasado jueves Ledesma conversó con los generales Marco Cuvero y Marcelo Vega. En esa charla decidieron esperar la llegada del comandante de la Fuerza, Jorge Poveda, para discutir el tema.

Mientras tanto, ayer diario Hoy publicó que el presidente de la Comisión de Fiscalización del Congreso, Vicente Taiano, envió un oficio al secretario de la Administración Óscar Ayerve, por una supuesta compra irregular de equipos electrónicos de Inteligencia y contra Inteligencia. Estos aparatos, aparentemente, fueron adquiridos por el asesor de la Secretaría particular de la Presidencia , coronel Diego Soria.


Su capacitación

Agentes con privilegios Cuando un uniformado opta por el trabajo de Inteligencia y es aceptado tiene acceso a privilegios: información de primera mano, capacitación, utilización de recursos económicos y logísticos, entre otros.

Ayuda del exterior Los agentes de la Policía Nacional tienen apoyo económico y capacitación de los Estados Unidos, España y Alemania, entre los principales colaboradores.


El manual de Vaca Uno de los iniciadores del trabajo de seguimiento, intervenciones telefónicas y recopilación de información es el ex jefe de la Policía, Édgar Vaca.


Punto de vista
Freddy Rivera
Sociólogo y catedrático

El uso indebido de los servicios de Inteligencia para acceder a información de grupos de oposición o que pretenden intentar desestabilizar al Régimen no es nuevo.

Casi todos los gobiernos lo han utilizado; pero una cosa es pedir que me tengan bien informado y otra es usar esos datos para aplicar
operaciones psicológicas a la clase política.

Lo que existe es una cooptación de los servicios de Inteligencia para operar en un Régimen de apariencia democrática. Y se asocia a un problema: la debilidad institucional para controlar la Fuerza Pública.

Comentarios

Liberación de responsabilidad y términos de uso:

El espacio de comentarios ofrecidos por EcuadorInmediato, tiene como objetivo compartir y conocer sus opiniones, por favor considere que:

  • El contenido de cada comentario es responsabilidad de su autor, no representa ninguna relación con EcuadorInmediato.
  • Usamos la plataforma Disqus para identificar los autores de cada comentario, de tal forma que podamos crear una comunidad.
  • Todo comentario que atente contra la moral, buenas costumbres, insulte o difame será eliminado sin previo aviso.

Este espacio es suyo por favor utilícelo de la mejor manera.